Comprar una vivienda en España en 2018

Este 2018 el sector inmobiliario se ve optimista: se espera alrededor de medio millón de inversiones, un aumento de costos en casi un 5%, mayor adaptabilidad en la asignación de hipotecas y el sostenimiento de intereses bajos. Este 2018 será, predeciblemente el cuarto año sucesivo de restablecimiento económico, con montos positivos en la obtención de empleo y el resultante incremento de la certeza y confianza por parte de las familias.Comprar una vivienda

Los modelos de interés continuarán muy inferiores a los que se consideraban en años pasados, asimismo la banca tiene una predisposición significativamente mayor a otorgar créditos. En el año de 2015 se tomaban en cuenta únicamente hogares con ingresos superiores a los 3000 euros mensuales y este año se prevé tomar en cuenta a las familias con sueldos de 1800 euros. Además de que tras muchos años de reconstitución económica e instauración de empleo, las familias tienen una confianza más elevada y  actualmente existen más individuos con menos incertidumbre  al adquirir una propiedad o vivienda.

Propiedades de segunda mano, una inversión para alquilar

El mercado de propiedades de segunda mano apunta a que es el más grande de los sectores de la gran compraventa inmobiliaria ya que tuvo el mayor número de transacciones realizadas en el último año. No obstante, para 2018 se espera un aumento considerable en el peso de la vivienda nueva, lo que figurará un encarecimiento de la media de costos de vivienda. Por otro lado, en cima del auge de adquisiciones de propiedades por parte de las familias como residencia común, se identifica también un repunte perceptible de la compra de vivienda como financiación para su oferta inminente en el mercado de alquiler.

Hay que considerar y tener presente que además de lo que se entiende como el “efecto precios”, esto quiere decir que es cuando los costos están bajos, lo cual en consecuencia suspende en su mayoría los casos de compra de viviendas como inversión, esto ocurre por periodos en los cuales parece que seguirán bajando los costos. Por el contrario, cuando los costos se elevan, las compras suben igualmente. Por lo cual, aunque aparente ser incongruente e incluso contrario a lo que  debería ser coherente, este año 2018 se verá que más población comprará vivienda como inversión.

Posibles riesgos en el sector inmobiliario en el 2018

Esta perspectiva tan motivante para el sector inmobiliario este año puede verse opacado u obstaculizado por algunos puntos de riesgo, según múltiples estudios de prevención. Aparte de la pretendida entrada en vigor de la Ley Inmobiliaria, habrá que tomar en cuenta de igual forma el desarrollo de las clases de interés y de los costos del suelo. En relación al entorno político, los especialistas están atentos ante situación actual en la que se encuentra Cataluña, pese a que los probables resultados perjudicarían más al mercado de alquiler que al de compraventa de propiedades.

Pese a los buenos pronósticos para este año 2018 y el predecible e imaginable incremento de actividad en el sector inmobiliario, es incansable la necesidad de mayor profesionalismo del sector para optimizar su actividad en este nuevo entorno económico. En la medición de conflictos de carácter inmobiliario es necesario brindar mejores servicios y más completos: como informes de percepción tras la visita a una propiedad al asesoramiento fiscal y económico para inversionistas o para gestión del patrimonio para importantes titulares.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *