calcular la cuota de la hipoteca

La cuota de la hipoteca: ¿Cuánto debes pagar cada mes?

Comprar una casa es una de las inversiones más importantes que harás en tu vida. Y uno de los aspectos más relevantes tiene que ver con la cuota de la hipoteca. Te has preguntado, ¿cuánto dinero de tus ingresos debo destinar al pago de la hipoteca?

En este artículo te ayudaremos a calcular la cuota de la hipoteca más adecuada, de manera que tus finanzas personales no se vean comprometidas.

Calcular la cuota de la hipoteca

Cuando solicitas una hipoteca, el banco usualmente revisa tu relación deuda-ingreso. Esto se calcula como la suma de los pagos mensuales totales de tu préstamo, dividida por tu ingreso mensual bruto expresado como un porcentaje.

La regla 28/36 establece que no debes gastar más del 28% de tu ingreso mensual bruto en pagos de hipoteca, y no más del 36% en pagos de deuda total. Dicha regla es ampliamente utilizada por los prestamistas como un indicador de una buena relación deuda-ingreso.

No obstante, algunos prestamistas aprobarán tu hipoteca si tu relación deuda-ingreso es superior a la regla 28/36. El problema con esto es que te cobrarán tasas de interés más altas y agregarán gastos adicionales, para protegerse a sí mismos, en caso de que te endeudes y no puedas pagar la cuota de la hipoteca.

¿Cuánto debes destinar al pago de la cuota de la hipoteca?

Como ya se indicaba, la hipoteca es una inversión muy importante, pues representa el gasto más elevado para una familia. En este sentido, si no deseas afectar tu economía familiar, la cuota de la hipoteca no debe superar el 30% de tus ingresos mensuales.

No obstante, la mayoría de los expertos recomiendan que destines entre el 20 a 25% de tus ingresos al pago de la cuota de la hipoteca. Por ejemplo, si tus ingresos netos mensuales son de 3.000€, tu cuota de la hipoteca nunca debe superar los 900€ al mes para un préstamo, de máximo, 30 años.

Ahora bien, también es indispensable considerar el valor de la vivienda. Por lo tanto, bajo ninguna circunstancia debes destinar más de cuatro años de tus ingresos para comprar una casa.

En consecuencia, si tus ingresos brutos anuales alcanzan los 50.000€, puedes permitirte una vivienda con un valor de tasación, de máximo, 200.000€.

Considera tus gastos mensuales

Al calcular la cuota de la hipoteca, debes tener en cuenta tus gastos mensuales. Para ello, puedes rastrear tus gastos mensuales para determinar cuánto dinero gastas mensualmente.

En todos los casos, tus gastos mensuales no deben superar tus ingresos, ya que de lo contrario puedes empeorar tu situación financiera. De hecho, podría ser imposible que realices el pago de la cuota de la hipoteca si tus gastos superan tus ingresos.

El hábito del ahorro

Otro consejo para que la cuota de la hipoteca no sea un problema, es intentar ahorrar, por lo menos, el 10% de tu salario cada mes. El porcentaje restante lo debes gestionar de tal manera que te permita solventar los gastos de fin de mes sin mayor inconveniente.

Para esto es buena idea que dividas cada partida de gasto en base a su relevancia, y determinando si puedes o no, prescindir de dichos gastos.