ciclo de vida empresarial

Ciclo de vida empresarial: las 5 fases que atraviesa un negocio

El ciclo de vida empresarial es la evolución de un negocio a través de varias etapas a lo largo del tiempo. Por lo general, el ciclo de vida de una empresa se clasifica en cinco etapas: lanzamiento, crecimiento, reorganización, madurez y declive.

Dicho ciclo se representa en un gráfico con el tiempo en el eje horizontal y los ingresos, u otros parámetros financieros en el eje vertical. Usaremos tres medidas financieras en este artículo para representar el estado de cada fase del ciclo de vida empresarial: ventas, ganancias y flujo de caja.

¿Cuáles son las fases del ciclo de vida empresarial?

A continuación detallamos cada una de las cinco etapas del ciclo de vida empresarial.

1. Lanzamiento

Cada empresa comienza como un negocio, generalmente con el lanzamiento de nuevos productos o servicios. Las ventas son bajas durante esta fase, pero aumentan gradualmente.

Las empresas anuncian sus ventajas competitivas y propuestas de valor a su público objetivo para comercializarlos. Son propensas a sufrir pérdidas durante esta fase, ya que los ingresos son bajos y los costos iniciales de lanzamiento son considerables.

Durante la fase de lanzamiento, el flujo de caja también es negativo, pero cae mucho más bajo que las ganancias. Esto se debe a la capitalización de los costos iniciales de la puesta en marcha.

2. Crecimiento

Otra fase del ciclo de vida empresarial es el crecimiento. Las empresas en la fase de crecimiento ven un rápido crecimiento de las ventas. Comienzan a obtener ganancias al alcanzar el umbral de equilibrio a medida que las ventas aumentan significativamente.

Sin embargo, debido a que el ciclo de ganancias todavía está por detrás del ciclo de ventas, las ganancias son menores que las ventas. Finalmente, durante la fase de expansión, el flujo de efectivo se vuelve positivo, lo que indica una entrada de dinero adicional.

3. Reorganización

La reorganización en el ciclo de vida empresarial implica que las ventas continúan aumentando, aunque a un ritmo más lento, ya sea debido a la saturación del mercado que se aproxima, o a la introducción de nuevos competidores.

Durante esta fase, las ventas están en su punto más alto. Pero si bien continúan aumentando, las ganancias comienzan a disminuir. Este aumento de los costes se refleja en el aumento de las ventas y la disminución de los beneficios. Finalmente, el flujo de efectivo aumenta y supera las ganancias.

4. Madurez

A medida que una empresa envejece, las ventas comienzan a disminuir gradualmente. Es otra fase del ciclo empresarial, donde los márgenes de beneficio se están reduciendo, mientras que el flujo de caja se mantiene estable.

A medida que la empresa madura, los gastos de capital sustanciales generalmente están detrás de ellos, lo que resulta en una creación de efectivo mayor que la ganancia en el estado de resultados.

Muchas organizaciones extienden su ciclo de vida empresarial durante esta etapa reinventándose e invirtiendo en nuevas tecnologías y mercados en expansión. Como resultado, se vuelven a posicionar en su industria a un ritmo acelerado y revitalizan el crecimiento de su mercado.

5. Declive

Las ventas, las ganancias y el flujo de efectivo disminuyen al final del ciclo de vida empresarial. Las empresas admiten que no lograron extender su ciclo de vida comercial al adaptarse a los nuevos entornos comerciales en esta fase. Finalmente pierden su ventaja competitiva y abandonan el mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *