Crédito al consumo en España

Crédito al consumo en España: ¿Qué es? Beneficios e inconvenientes

En esta ocasión te hablaremos sobre el crédito al consumo en España. Se trata básicamente, de un préstamo de carácter personal, destinado a la compra de productos y servicios, incluyendo desde electrodomésticos, hasta incluso un coche.

¿En qué consiste el crédito al consumo en España?

El crédito al consumo en España es considerado como un contrato de naturaleza voluntaria, en el que un prestamista concede un determinado crédito a un consumidor. Dicho préstamo se realiza bajo el régimen de pago aplazado.

Su objetivo es el de satisfacer las necesidades de cada persona, independientemente de la actividad económica y profesional que desempeñe. Además, el crédito que se otorga goza de tasas de interés reguladas. Usualmente los bancos e instituciones financieras son las encargadas de conceder este tipo de créditos.

¿Cuáles son sus beneficios e inconvenientes?

Si hablamos de beneficios, el crédito al consumo en España se distingue por permitir al individuo, comprar un producto o servicio, sin necesidad de que tenga dinero ahorrado para poder solventar dicho gasto.

Además, es común que se utilicen las tarjetas de crédito como un tipo de financiación para el consumidor. No solo eso, los solicitantes acceden a préstamos de forma sencilla, incluso sin que sea necesario presentar una garantía.

Finalmente, con el crédito al consumo en España, se pueden comprar cualquier tipo de producto para el hogar, y de uso personal. Por supuesto, también hay algunos inconvenientes, siendo el principal, que el costo final del producto se incrementa notablemente.

Además, la tasa de interés del préstamo puede ser mucho más elevada en comparación con otro tipo de préstamos. Eso no es todo, este tipo de financiación también se distingue por el pago de cargos y comisiones.

Por otra parte, los pagos en un crédito al consumo se prolongan a medida que pasa el tiempo. Adicionalmente, si no pagas las cuotas, muy probablemente tengas que pagar recargos.

Regulación del crédito al consumo en España

En la Ley 16/2011 de 24 de junio, están regulados los contratos de crédito al consumo en España. De acuerdo a la normativa, son una categoría dentro de los préstamos personales.

Pero a diferencia de los préstamos hipotecarios, es que la operación no queda garantizada con ninguna propiedad. Es decir, en este caso la garantía son los bienes personales de quien solicita el préstamo.

Además, estos préstamos del crédito al consumo, se encuentran vinculados a la compra de un producto o servicio, y su importe mínimo es de 200€.

Otros aspectos del crédito al consumo en España

Además de lo ya mencionado, el crédito al consumo en España también se caracteriza porque es una financiación destinada a los productos, como un ordenador, muebles, un coche, etc.

Por otro lado, el importe del crédito al consumo no suele ser muy elevado, en comparación con un préstamo hipotecario. Además, el solicitante del préstamo es quien responde con sus bienes personales, tanto actuales, como futuros, debido a que se lleva a cabo una evaluación para conocer sus ingresos.

Por otro lado, el trámite de los créditos al consumo no presenta mayores inconvenientes. A pesar de ello, los tipos de interés que se aplican a menudo son elevados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *