Flujo de caja en tu negocio

Flujo de caja en tu negocio: Consejos para gestionar el flujo de caja

Hay algo que muchos propietarios de empresas pasan por alto, y es que si no administras bien el flujo de caja en tu negocio, corres el riesgo de fracasar. Se sabe que la gestión inadecuada del efectivo, es la culpable de que una gran cantidad de empresas se vayan a bancarrota.

Tu negocio aún es susceptible de experimentar un flujo de efectivo negativo, incluso si ahora es rentable. Un ejemplo de ello es cuando tienes responsabilidades para los próximos pagos que no puedes cumplir debido a una gestión inadecuada de los fondos entrantes.

¿Cómo gestionar correctamente el flujo de caja en tu negocio?

Puedes hacer que tu empresa obtenga ingresos más rápido, alcance sus objetivos más rápido, y reducir los costos operativos, al aprovechar al máximo el flujo de caja en tu negocio.

Para ello, aquí te compartimos un par de sugerencias que te ayudarán a gestionar mejor el flujo de efectivo.

Planifica y anticipa tus necesidades de efectivo

Puedes crear un plan para tu negocio basado en el desempeño anterior si mantienes registros contables precisos, y oportunos. De hecho, debes como mínimo, evaluar el flujo de caja en tu negocio mensualmente.

Ser proactivo con el flujo de efectivo de tu empresa, te permitirá anticipar el dinero que esperas tener. Esto también te ayuda a planificar para tiempos más difíciles o tendencias estacionales.

Gestiona tus cuentas por pagar

Gestionar eficientemente el flujo de caja en tu negocio requerirá configurar y administrar tu procedimiento de cuentas por pagar. Por lo tanto, es buena idea invertir en un software de gestión de contabilidad si todavía no lo has hecho.

A continuación, indica a tu personal qué facturas deben pagarse primero para que puedan ser priorizadas. Además, nunca olvides estar atento a las facturas vencidas.

Optimiza tus cuentas por cobrar

Para gestionar mejor el flujo de caja en tu negocio, puedes realizar un seguimiento de las facturas impagas. Además, puedes acortar el tiempo que tardan los pagos, si gestionas activamente tus cuentas por cobrar.

Te recomendamos motivar a tus clientes a realizar pagos anticipados como un enfoque para mejorar tus cuentas por cobrar. También es buena idea ofrecer un pequeño descuento a los clientes que pagan dentro de los 10 días, si tus condiciones de pago son de 30 días.

Haz que el efectivo inactivo trabaje

Hacer que fluya el efecto inactivo es otra estrategia para mejorar el flujo de caja en tu negocio. Por si no lo sabes, los fondos inactivos son aquellos que no producen ningún ingreso a tu empresa.

Por ejemplo, si tienes cantidades de dinero considerables en cuentas que no pagan intereses, probablemente puedas encontrar un lugar mejor para ese efectivo.

Una buena opción es transferir ese dinero a una cuenta que pague intereses. 1 o 5% de rendimiento porcentual anual, por ejemplo. Otra alternativa es utilizar esos fondos para expandir tu negocio, pagar deudas, o en su caso, para la reducción de la tasa de interés.

Controla el acceso a tus cuentas de banco

Proteger tus activos es otra manera de gestionar eficazmente el flujo de caja en tu negocio. Por lo tanto, asegúrate de que se implementen las medidas de seguridad adecuadas para prevenir el fraude y el uso ilegal de tus cuentas de banco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *