pedir un préstamo personal

Pedir un préstamo personal: ¿Cuándo es buena idea solicitarlo?

Un préstamo personal es una cantidad de dinero prestada para una variedad de propósitos, que incluyen compras importantes, consolidación de deudas, necesidades de emergencia, etc. En este artículo te diremos cuándo es buena idea pedir un préstamo personal.

Normalmente estos préstamos se pagan en cuotas mensuales durante un período de algunos meses a hasta algunos años. Dependiendo de tus circunstancias y cuán puntual seas con los pagos, puedes demorar más en liquidar el préstamo.

¿Cuándo es buena idea pedir un préstamo personal?

Antes de pedir un préstamo personal, es posible que desees probar otra cosa, como hacer una pequeña compra, negociar un precio o costo más bajo. Descubre a continuación, cuándo es buena idea solicitar un préstamo personal.

Consolidar deudas

Una de las razones más comunes para pedir un préstamo personal es consolidar deudas. Esto involucra consolidar todos tus pasivos pendientes en un pago mensual, solicitando un préstamo y usarlo para pagar varios otros préstamos o tarjetas de crédito.

Las tasas de interés más bajas son uno de los aspectos más atractivos de obtener un préstamo personal para pagar sus tarjetas de crédito. Las tasas de interés más bajas reducen la cantidad de dinero que gastas en intereses, así como la cantidad de tiempo que lleva pagar tu préstamo.

Reforma del hogar

También puedes pedir un préstamo personal para mejorar tu casa o hacer las reparaciones necesarias, como reparar la plomería o actualizar el cableado eléctrico. Los préstamos personales, a diferencia de los préstamos con garantía hipotecaria, generalmente no necesitan que uses tu casa como garantía porque no están garantizados.

Por lo tanto, este tipo de financiación es perfecta para quienes deseen financiar un proyecto de remodelación o actualización de una casa de tamaño moderado a mediano.

Solventar los costos de una mudanza

Una mudanza local en España cuesta en promedio entre 700 y 900€, aunque eso depende del volumen y la distancia. Si no tienes tanto efectivo disponible, es posible que tu mejor opción sea pedir un préstamo personal para cubrir los costos de la mudanza.

El efectivo de un préstamo personal se puede usar para trasladar tus cosas de un lugar a otro, comprar muebles nuevos, transportar tu automóvil por todo el país y cubrir cualquier otro costo.

Gastos de emergencia

Pedir un préstamo personal podría ser una opción de bajo costo si tienes una emergencia inesperada, como pagar el entierro de un ser querido. Otra razón para solicitar un préstamo personal son los gastos médicos inesperados. Es posible que necesites un préstamo para pagar gastos médicos imprevistos después de haber negociado con el hospital, el médico y la compañía de seguros.

Comprar electrodomésticos

Otra razón por la que puede ser buena idea pedir un préstamo personal, es la compra de electrodomésticos. Por ejemplo, si necesitas una lavadora y una secadora nuevas pero no tienes los recursos económicos, un préstamo personal puede ayudarte.

Los préstamos personales te permiten comprar electrodomésticos y dispositivos para el hogar al instante, lo cual es muy útil si los utilizas con frecuencia. Aunque tendrás que pagar intereses y tal vez cargos por adelantado, un préstamo personal puede ahorrarte tiempo y dinero a largo plazo, al permitirte evitar las lavanderías y otras opciones costosas a corto plazo.