prevenir daños de propiedad

¿Cómo prevenir daños de propiedad en tu local y lesiones al cliente?

Prevenir daños de propiedad en tu local y lesiones al cliente, debe ser una de tus prioridades. De hecho, es tu responsabilidad como propietario de un negocio, mantener seguros a tu personal y clientes.

Los accidentes ocurren en el lugar de trabajo, no importa cuánto intentes evitarlos. Pero si eres el responsable, el costo de las facturas médicas, las reparaciones y otros gastos pueden aumentar rápidamente.

Consejos para prevenir daños de propiedad en tu local

Los accidentes por resbalones y caídas representan una parte considerable de las lesiones en el lugar de trabajo, pero esto es solo parte del problema. Los derrames de productos químicos, el mal funcionamiento del equipo y un empleado que hiere a otra persona, son ejemplos de situaciones que pueden caer bajo la responsabilidad de tu local.

La clave para evitar y prevenir daños de propiedad en tu negocio y lesiones al cliente, es identificar y minimizar los peligros. También es buena idea auditar tu lugar de trabajo con regularidad.

Para proteger a tus empleados, clientes y tu propio negocio, te recomendamos lo siguiente:

Inspecciona e identifica riesgos en tu local

Debes inspeccionar regularmente tu local para determinar los riesgos potenciales. Este es el mejor enfoque para evitar daños de propiedad en tu local y lesiones corporales.

Te recomendamos programar las inspecciones con regularidad, ya sea por semana, o cada mes. También se deben realizar inspecciones sin previo aviso para examinar cómo se ve el lugar de trabajo cuando no ha sido ordenado con anticipación.

Mantén tu equipo y herramientas en buen estado

Las herramientas y el equipo de tu negocio no están exentas de fallos, por lo podrían averiarse si no reciben el mantenimiento adecuado. Esto pone en riesgo a los empleados y consumidores.

En consecuencia, asegúrate de limpiar las herramientas y los equipos con regularidad. No olvides probarlos con frecuencia para verificar que sean seguros y funcionen correctamente.

Coloca señales de advertencia si hay algún riesgo

Es fundamental indicar a los empleados que si se encuentran con una situación potencialmente peligrosa, deben informarla de inmediato. Si existe una condición peligrosa en tu local que no se puede corregir de inmediato, debes colocar carteles de advertencia para alertar a los empleados y clientes.

Si los suelos de tu negocio han sido pulidos recientemente, un letrero de “Precaución: suelo resbaloso” podría evitar accidentes.

Mantén un registro de los mantenimientos y reparaciones

Cada vez que lleves a cabo una inspección, reparación, o investigación, en tu local, debes asegurarte de documentar todo esto con detalle. Hacer un seguimiento de dicha información podría ayudarte a identificar los incidentes repetidos, y las regiones que presentan el mayor riesgo.

Consigue una cobertura de seguro para tu local

Las reclamaciones que se originan por accidentes que involucran responsabilidad comercial pueden ser muy costosas. No obstante, los gastos médicos de un cliente lesionado en las instalaciones de tu local, o en tu lugar de trabajo, pueden estar cubiertos por un seguro de responsabilidad civil.

Esto también puede servir como defensa legal, en caso de que el cliente lesionado decide presentar una demanda. Además, esta cobertura puede pagar la reparación o el reemplazo de la propiedad del cliente que hayas dañado por error.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *