Solicitud de préstamo

Solicitud de préstamo: 4 aspectos que los prestamistas analizan

Un historial crediticio saludable es importante, pero no es el único factor a considerar en una solicitud de préstamo. Cuando pides una hipoteca, un préstamo para un vehículo, o un préstamo personal, quieres dar lo mejor de ti, pero saber lo que tu prestamista está buscando puede ser difícil.

Es posible que sepas que los bancos y otras instituciones financieras, analizan tu historial de crédito. Sin embargo, no es el único criterio que evalúan al decidir si te conceden o no el préstamo.

Aspectos que los prestamistas analizan en tu solicitud de préstamo

Aquí hay cuatro factores que los prestamistas tienen en cuenta al revisar una solicitud de préstamo.

1. Ficheros de morosos

La mayoría de los bancos y empresas financieras que ofrecen préstamos personales, consultan las bases de datos de los ficheros de morosos, como Asnef. En dichos ficheros aparecen listadas las personas que han incurrido en el impago de un préstamo.

Por obvias razones, los individuos que aparecen en Asnef o cualquier otro fichero de morosos, difícilmente pueden acceder a un préstamo de cualquier índole. Los bancos sencillamente no quieren arriesgarse a conceder un préstamo a alguien con un historial previo de impago.

2. Tus ingresos e historial laboral

Al presentar tu solicitud de préstamo, los prestamistas necesitan comprobar que puedes pagar el dinero que pides prestado. Por ello querrán asegurarse de que tengas un flujo constante de ingresos.

Los criterios de ingresos varían según la cantidad prestada, pero en general, si estás pidiendo prestado más dinero, los prestamistas exigirán prueba de un ingreso mayor para estar satisfechos de que podrá hacer los pagos.

También deberás demostrar que has tenido un trabajo constante. Aquellos que trabajan a tiempo parcial, o que trabajan por cuenta propia y recién comienzan sus carreras, pueden tener más dificultades para obtener un préstamo que aquellos que trabajan a tiempo completo para una corporación bien establecida.

3. Tu relación deuda-ingresos

Tu relación deuda-ingreso es otro factor a considerar en la solicitud de préstamo. En este caso, tus obligaciones de deuda mensuales se calculan como un porcentaje de tus ingresos mensuales.

Evidentemente, los prestamistas prefieren ver una relación deuda-ingreso baja, por lo que la mayoría rechazará tu solicitud si dicha relación es superior al 43%. Esto significa que los pagos de tu préstamo no representan más del 43% de sus ingresos.

Si tu salario es razonablemente alto y tu crédito es sólido, es posible que puedas obtener un préstamo con una relación deuda-ingreso más alta que 43%. No obstante, algunos prestamistas te rechazarán en lugar de correr el riesgo.

Por lo tanto, antes de solicitar un préstamo para una hipoteca, asegúrate de pagar cualquier deuda pendiente que puedas tener, y reduce tu relación deuda-ingreso a menos del 43%.

4. El valor de tu garantía

Otro aspecto que se analiza en una solicitud de préstamo es el valor de la garantía. Debido a que el banco tiene un mecanismo para recuperar su dinero en caso de que incurras en impago, los préstamos con garantía normalmente ofrecen tasas de interés más bajas que los préstamos sin garantía.

A pesar de ello, la cantidad de dinero que puedes pedir prestado está determinada por el valor de tu garantía. Al comprar una propiedad, por ejemplo, no puedes pedir prestado más del valor actual de la casa en garantía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *