Tipos de inversiones para ganar más dinero

Tipos de inversiones: 4 tipos de inversiones para invertir tu dinero

Debido a que existen muchos tipos de inversiones diferentes, puede ser difícil decidir qué activos son los mejores para tu cartera. En este artículo te hablaremos sobre cuatro tipos de inversiones más comunes para invertir tu dinero.

4 tipos de inversiones para invertir tu dinero

En un artículo anterior hablamos sobre los tipos de inversiones que puedes realizar en España. Sin embargo, en este caso el enfoque es global, por lo que son inversiones que puedes realizar en prácticamente cualquier parte del mundo.

Inversiones en acciones

La inversión en acciones es quizás la opción de inversión más conocida y sencilla. Cuando compras acciones, estás comprando una parte de la propiedad de una empresa que cotiza en bolsa. Muchas de las corporaciones más grandes de un país cotizan en bolsa de valores, lo que significa que puedes comprar acciones en ellas.

Para ganar dinero comprando acciones, esperas que el precio suba para poder venderlas y obtener una ganancia más adelante. El riesgo, por supuesto, es que el precio de las acciones caiga, lo que te hará perder dinero.

Los inversores compran acciones a través de brókers. Tienes la opción de utilizar una firma de corretaje de Internet, o trabajar con un corredor en persona.

Inversiones en bonos

Básicamente, estás prestando dinero a una entidad cuando compras un bono. Suele ser una empresa o una agencia gubernamental. Los bonos municipales por ejemplo, son emitidos por los gobiernos locales, mientras que los bonos corporativos son emitidos por empresas.

Para ganar dinero invirtiendo en bonos, el prestamista recibe pagos de intereses mientras se presta el dinero. Recuperas tu capital una vez que vence el bono. Es decir, después de haberlo retenido durante el período de tiempo especificado en el contrato.

Inversiones en Fondos mutuos

Un fondo mutuo es una colección de dinero de varias personas que se invierte ampliamente en una variedad de empresas. Los fondos mutuos se pueden administrar de forma activa o pasiva.

Un fondo gestionado activamente tiene un administrador de fondos que se encarga de seleccionar valores para invertir en nombre de los inversores. Los administradores de fondos frecuentemente intentan superar un índice de mercado específico seleccionando inversiones que superarán el índice.

Cuando el valor de las acciones, bonos y otros valores en un fondo mutuo aumenta, los inversores obtienen ganancias. Se pueden comprar directamente de la empresa administradora o a través de brókers.

Inversiones en EFTs

Los ETF son similares a los fondos mutuos en que son un paquete de inversiones que siguen un índice de mercado. Pero a diferencia de los fondos mutuos, que deben comprarse a través de un proveedor de fondos, las acciones de ETF se negocian en las bolsas de valores.

En consecuencia, su valor es simplemente el valor al que se liquida la inversión, que se calcula al final de cada sesión de negociación, mientras que el valor de los fondos mutuos fluctúa durante el día de negociación.

Debido a que los ETF están más diversificados que las acciones individuales, con frecuencia se recomiendan a los inversores principiantes. Puedes reducir aún más el riesgo invirtiendo en un ETF que rastrea un índice amplio. Además, también puedes beneficiarte de un ETF vendiéndolo a medida que aumenta su valor.