El Euríbor y su camino en negativo

 

Si existe un interés que siempre aparece cuando hablamos de productos financieros como los préstamos hipotecarios es el Euríbor. Aunque existen algunas dudas sobre él, no es más que el interés que pagan todas aquellas entidades financieras que pertenecen a la Zona Euro por todo aquel capital monetario que se “prestan” entre ellos.

Este tipo de interés, el Euríbor, se calcula de forma diaria a través de la media entre los tipos de interés que tienen en ese momento los bancos más activos que están actuando dentro de la Eurozona.

Es cierto que, desde que tuvo lugar la crisis económica, el Euríbor ha sufrido una gran caída que, aunque se ha parado, no se consigue que aumente su valor a positivo sino que siga estando en negativo, convirtiéndose en un problema para todas las entidades financieras que tienen productos bancarios ligados al Euríbor como son las hipotecas.Las hipotecas en España son de las más baratas en el mundo

Por ejemplo, las hipotecas variables son un producto bancario que reportaba grandes beneficios a las entidades financieras ya que, en función del valor del Euríbor, variaba la cuota que tenía que pagar el titular del préstamo hipotecario. Al estar en negativo, los bancos no consiguen recuperar tantos beneficios como necesitan o esperan.

¿Volverá a estar en positivo el Euríbor?

 

Aunque el valor del Euríbor depende directamente de los intereses de los bancos, como hemos comentado con anterioridad, existen otros factores que afectan de manera directa al comportamiento del mercado monetario y a cómo afecta esto a los bancos y a sus intereses.

En estos momentos, el BCE ha sufrido cambios en su dirección lo que ha hecho que se aplacen ciertas decisiones como la subida de los diferentes tipos para los inicios del nuevo año. Además, existen diferentes escenarios dentro del territorio europeo y mundial que afectan de manera indirecta o directa a nuestros bancos y, por lo tanto, al valor del Euríbor.

Ahora mismo, la situación del Brexit sin terminar de solucionar y la incertidumbre de cómo y en qué condiciones se terminará de realizar, afecta a las intenciones de los bancos que trabajan en la Eurozona y a sus intereses.

Por otro lado, se avecina una desaceleración económica que está empezando a afectar a bancos centrales de zonas importantes como USA o Australia, lo que tiene una respuesta directa en la bajada de tipos de intereses en nuestros bancos europeos, lo que hace imposible que el valor del Euríbor pueda subir y se coloque en positivo

¿Mejor momento para una hipoteca?

 

Si tuviésemos en cuenta la situación actual del Euríbor, es un momento ideal para contratar una hipoteca variable. Pero no podemos perder de vista que la tendencia del Euríbor va a ser aumentar de manera paulatina.

Por lo que la mejor decisión es optar por una hipoteca de tipo fijo o mixta ya que, según las previsiones del BCE, el Euríbor tardará unos 5 años mínimo en dejar atrás los valores negativos. Lo que quiere decir que podemos optar por una hipoteca mixta en la que los primeros años sean variables y después a tipo fijjo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *