Archivo del Autor: Susa

Consejos para evitar el robo de identidad

Consejos para evitar el robo de identidad y las estafas financieras

En un artículo anterior les hablamos sobre el fraude financiero y cómo evitarlo para proteger su dinero. En esta ocasión les queremos compartir algunos consejos para evitar el robo de identidad y su información personal.

Debes hacer que sea difícil para otras personas obtener acceso a tu cuenta, y tus activos. El robo de identidad y el fraude se han generalizado demasiado en nuestras vidas. Sin embargo, hay ciertas cosas que podemos hacer para evitar caer en estafas financieras.

Los mejores consejos para evitar el robo de identidad

Todos los años, una gran cantidad de personas son víctimas del robo de identidad. La buena noticia es que si tomas precauciones básicas, puedes protegerte a ti mismo y a tus seres queridos.

Estos son los mejores consejos para evitar el robo de identidad:

Protege tu número de Seguridad Social

Como parte de tu negocio habitual con instituciones bancarias, empleadores, propietarios y agencias gubernamentales, es posible que se te solicite que proporciones tu número de Seguridad Social.

Si llamas a una de estas empresas para obtener asistencia al cliente, es posible que se le solicite que verifique una parte de su número de Seguro Social, generalmente los últimos cuatro dígitos. Eso es típico; sin embargo, las empresas genuinas no te llamarán para solicitar tu número de Seguro Social.

Por lo tanto, si recibes una llamada de alguien que dice ser de una empresa con la que haces negocios, y te pide tu número de Seguridad Social, cuelga y llama a la empresa al número de teléfono que figura en la lista y que sepas que es auténtico.

Tritura tus recibos, y estados de cuenta

Permitir que tu información personal caiga en las manos equivocadas es un gran error. Para evitar que esto suceda, tritura las cartas, correos, estados de cuenta, y recibos, donde aparezcan los números de tus tarjetas de crédito, número de Seguridad Social y otra información confidencial.

Comprueba tus estados de cuenta

Para detectar cargos no autorizados en tus tarjetas de crédito o cuentas bancarias, revisa la factura mensual de tu tarjeta de crédito a detalle en busca de gastos inexplicables. Mejor aún, consulta el sitio web del emisor de tu tarjeta de crédito con frecuencia para asegurarte de identificar cualquier irregularidad en tu historial de transacciones y saldo.

El correo con tu nombre y dirección, fecha de nacimiento, números de cuenta o cualquier otra cosa que sea única para ti, debe ser triturado en lugar de tirarlo a la basura.

No compartas con extraños tu información personal

Parece algo muy obvio, pero a menudo la gente comparte información personal al intentar participar en concursos, sorteos, o encuestas. Esto puede ponerte en el radar de un ladrón como un objetivo fácil, o facilitarle la recopilación de información personal para su uso posterior.

Cuando envíes por correo una tarjeta de garantía, asegúrate de que no proporcionas demasiada información personal. Y no te conviertas en un objetivo al revelar por error información personal importante en sitios de redes sociales, como tu ubicación, al cargar imágenes o actualizaciones.

Los estafadores utilizan con frecuencia las redes sociales para obtener más información sobre sus objetivos, así que limita quién puede ver lo que publicas.

Si sigues estos consejos para evitar el robo de identidad, reducirás el riesgo de ser víctima de un fraude o estafa financiera.

¿Cuáles son las mejores ideas de negocios con poca inversión?

Ideas de negocios con poca inversión: 5 formas de emprender con poco dinero

Los enormes costos relacionados con la creación de una empresa, son la razón número uno por la que muchas personas con espíritu emprendedor no persiguen sus objetivos comerciales. Lo cierto es que existen muchas ideas de negocios con poca inversión que pueden generar muchas ganancias.

De hecho, si te mantienes motivado y dispuesto a hacer un buen trabajo arduo a la antigua, puedes iniciar numerosos negocios hoy con poco o casi ningún dinero. La mayoría de las veces solo debes enfocarte en ideas de negocios relacionadas con servicios, y no tanto en los productos.

¿Cuáles son las mejores ideas de negocios con poca inversión?

Si deseas poner en marcha una empresa con poco dinero, a continuación te compartimos algunas ideas de negocios con poca inversión, perfectas para todos aquellos con espíritu emprendedor.

1. Creación de contenido

La combinación de las redes sociales y el ciclo de noticias de 24 horas ha propiciado las condiciones perfectas para que los redactores y diseñadores gráficos aprovechen sus habilidades para crear contenido de alta calidad. El tipo de contenido que se pueda compartir para empresas y medios de comunicación.

Es más fácil que nunca presentarse como un proveedor de servicios profesionales, gracias a la economía de trabajos en auge de los empleados independientes y contratados. Sin duda es una de las mejores ideas de negocios con poca inversión.

2. Asistente virtual o personal

Si te destacas por tus habilidades organizativas tienes una gran demanda de otros emprendedores que están construyendo sus empresas y quieren enfocarse en tareas con un alto retorno de la inversión.

Muchas de esas responsabilidades de secretaría o de recepción pueden ser realizadas de forma remota por un asistente personal o virtual. Estos empleados operan con frecuencia desde casa para una variedad de clientes, realizando un seguimiento de los calendarios, reservando vuelos y realizando tareas administrativas.

3. Conserjería

La mayoría de los padres que trabajan tienen poco tiempo para actividades personales como ir de compras al supermercado, devoluciones al por menor, o enviar paquetes. El cuidado de sus hijos y el cumplimiento de sus compromisos profesionales no se los permite.

Por lo tanto, si eres una persona motivada puedes gestionar todas estas actividades que consumen mucho tiempo para los clientes, liberando sus días para cosas más vitales. No obstante, al calcular tus tarifas, que pueden ser por horas o por trabajo, incluye los gastos de transporte.

4. Planificador de eventos

Otra de las mejores ideas de negocios con poca inversión es el planificador de eventos. Puedes tener mucho éxito con este negocio, sobre todo si eres una persona altamente organizada y orientada a los detalles que disfruta organizando eventos.

Los planificadores de eventos facilitan que las personas realicen una celebración memorable trabajando en bodas, fiestas de cumpleaños y reuniones de clase.

5. Cursos o tutoría online

¿Tienes algún pasatiempo o actividad que te apasione? Tal vez eres un experto en fitness, conoces a fondo el segmento de la Banca, o tienes experiencia en el diseño web. Si es así, puedes ayudar a otros a enriquecer sus vidas impartiendo clases virtuales o cursos online.

Puedes crear paquetes formativos y videos para descargar, u organizar clases de Skype con los clientes en tiempo real. Iniciar un servicio de tutoría virtual o en el hogar es otra posibilidad para los educadores emprendedores.

gestionar tus finanzas después del divorcio

Consejos para gestionar tus finanzas después del divorcio

A continuación te compartimos varios consejos para gestionar tus finanzas después del divorcio. Estamos conscientes que después de una separación, tener un nuevo comienzo financiero plantea muchas interrogantes.

Cualquiera que haya pasado por un divorcio sabe lo estresante y perturbador que puede ser. Si bien cuidarse psicológica y emocionalmente es primordial, hay algunas cosas a tener en cuenta para que las consecuencias financieras del divorcio sean menos estresantes.

¿Cómo gestionar tus finanzas después del divorcio?

Debido a que el presupuesto de tu familia ha cambiado drásticamente, deberás revisar o desarrollar un nuevo presupuesto mensual. Aquí hay una pauta presupuestaria general: 10-15% para ahorros; 50% para necesidades básicas como vivienda, comida y transporte; y 35% para gastos extras (entretenimiento, facturas, vacaciones).

Planifica tus gastos inmediatos

Debes estar preparado para comprar cosas nuevas si no vas a llevarte los muebles u otros artículos del hogar que solías compartir: sofá, toallas, vajilla, etc. ¿Es necesario pagar un depósito de seguridad y el primer mes de alquiler de un apartamento nuevo? ¿necesitas hacer el pago inicial de una casa nueva? Asegúrate de tener en cuenta todos estos gastos también.

Cíñete a tu presupuesto

Sigue al pie de la letra tu nuevo presupuesto una vez que lo hayas hecho. La presión financiera es la principal fuente de estrés diario para muchas personas, y puede influir en tu salud y estado físico en general.

Por lo tanto, asegúrate de que eso no te suceda. Establece tus objetivos financieros, los cuales deben ser distintos, exigentes y alcanzables.

Crea un fondo de emergencias

Uno de tus objetivos puede ser establecer un fondo de emergencia. Según algunos expertos financieros, debes tener a mano un fondo de emergencia de tres a seis meses. Para la mayoría de las personas, esto puede convertirse en una cifra aterradora, desalentando incluso al ahorrador más bien intencionado.

Pero no renuncies antes de haber comenzado. Ahorrar dinero de forma regular, incluso en pequeñas cantidades, te ayudará a alcanzar tu objetivo. Simplemente necesitas perseverancia y tiempo.

Revisa las contribuciones a tu jubilación

Quizás sientas que no tienes tiempo para pensar o ahorrar para tu jubilación debido a tu apretada agenda. Es muy probable que tu situación financiera haya cambiado significativamente, y que ahora dependas únicamente de una fuente de ingresos y de tus fondos de jubilación personales.

Si aún no has comenzado a contribuir a un plan de jubilación, ahora es el momento de hacerlo. Este de hecho, es otra forma de gestionar tus finanzas después del divorcio. Posiblemente estés en la mitad de tu carrera y en la cima de tu escala salarial.

Para aprovechar las oportunidades financieras actuales, ahora es el momento de comenzar o ampliar tus ahorros. Al evaluar cuidadosamente tu presupuesto, es posible que puedas “descubrir” qué puedes ahorrar más dinero para la jubilación.

Asegúrate que estas protegido/a

Asegurarse de que estas debidamente protegido/a es uno de los aspectos más importantes que puedes hacer para mejorar tus perspectivas financieras después de un divorcio. En consecuencia, investiga y obtén más información sobre los beneficios de tu empleador, incluido el seguro de vida grupal.

Complementar estos beneficios con una póliza de seguro de vida permanente o a término individual puede ser una buena idea. Después de un divorcio, el seguro de vida se vuelve aún más crucial, ya que es probable que tengas menos ingresos que cuando estabas casado/a.

Consejos para crear un fondo de emergencia

¿Cómo crear un fondo de emergencia para gastos inesperados?

Tener algo de dinero extra a la mano para imprevistos es una parte importante de tu salud financiera general, siendo una pauta frecuente ahorrar de tres a seis meses. Aunque para algunos sea algo complicado, crear un fondo de emergencia para gastos inesperados tiene muchas ventajas.

El ahorro es principalmente un juego psicológico que puedes ganar. No importa si estás comenzando desde cero, ahorrar dinero de manera regular, incluso en cantidades modestas, te ayudará a alcanzar tu objetivo. Simplemente se necesita paciencia y un poco de autocontrol.

Consejos para crear un fondo de emergencia en el hogar

Si estás listo para comenzar, y especialmente si crees que no podrás hacerlo, aquí hay cinco consejos que te ayudarán a crear un fondo de emergencia.

Establece múltiples objetivos de ahorro

En lugar de apuntar inmediatamente a un gasto de tres meses, apunte a un mes. Alternativamente, puedes ahorrar por dos semanas. Lo que sea necesario para que tu primer objetivo parezca alcanzable.

Lograr ese primer objetivo puede darte el incentivo para seguir adelante. Establece el listón más alto para tu segundo objetivo, e incluso más alto para tu tercero. Ahorrar habrá sido un hábito para entonces, y la motivación positiva que tendrás al lograr objetivos menores te impulsará hacia los mayores.

Comienza ahorrando pequeñas cantidades de dinero

Establece la cantidad de tu ahorro inicial en una cantidad modesta. Esto asegurará que tu flujo de efectivo no se vea afectado. Encuentra cualquier cosa en tu vida de la que puedas prescindir. Por ejemplo, reduce tu hábito mensual de café, o no gastes tu dinero en un par de zapatos nuevos, o en una gran noche de fiesta.

Elige una cantidad (5€ o 100€), y asegúrate de ahorrar de forma regular, ya sea una vez al mes, una vez a la semana, o una vez como cheque de pago. El truco consiste en convertirlo en un hábito en lugar de una batalla recurrente.

Automatiza tus ahorros

El enfoque más sencillo para ahorrar dinero es nunca tocarlo en primer lugar. La mayoría de los empleadores ofrecen depósito directo y algunos incluso pueden depositar en varias cuentas.

Por lo tanto, es buena idea configurar una cuenta de ahorro separada para tu fondo de emergencia. Después solo tienes que pedir a tu empresa o tu banco, que depositen automáticamente la cantidad de contribución seleccionada.

Utiliza una cuenta de ahorros u otra a la que no tengas fácil acceso, en lugar de una cuenta corriente. Además, evita vigilar el saldo de la cuenta todo el tiempo; esto hará que el crecimiento parezca más pequeño y más lento. Simplemente deja que el tiempo siga su curso.

No aumentes tu gasto mensual ni contrates nuevas tarjetas de crédito

No te dejes llevar por una falsa sensación de seguridad financiera y permitas que el gasto vuelva a subir, una vez que el ahorro se haya convertido en algo natural. Si aún te quedan 50€ al final de cada mes, el monto de tu depósito de ahorros puede ser demasiado bajo.

Crear un fondo de emergencia con suficiente dinero es esencial para tu seguridad financiera. Debes ser realista, pero intenta alcanzar tu objetivo de ahorro a largo plazo lo antes posible. El simple hecho de alcanzar este objetivo hará tu vida más feliz.

Pagar el mínimo en la tarjeta de crédito

¿Por qué no debes pagar el mínimo en la tarjeta de crédito?

La deuda de la tarjeta de crédito es similar al peso corporal, ya que se acumula rápidamente si no se tiene cuidado, y es difícil de eliminar. Y una manera de incrementar esa deuda es pagar el mínimo en la tarjeta de crédito.

Tu presupuesto mensual puede parecer demasiado ajustado para pagar más que el pago mínimo mensual si la deuda de la tarjeta de crédito ha aumentado. Además, no existe una tasa de interés para toda la industria; ni siquiera un método para calcular el pago mínimo acordado.

Cada negocio de tarjetas de crédito establece su propia tasa de interés, por lo que puedes estar seguro de que los pagos mínimos están diseñados para ayudar a la empresa a incrementar sus ganancias.

¿Qué sucede al pagar el mínimo en la tarjeta de crédito?

Las empresas de tarjetas de crédito utilizan una variedad de tácticas para influir en la opinión pública a su favor, incluida la captura de clientes en un ciclo interminable de pagos de deudas con altos intereses.

La tasa de interés promedio de las tarjetas de crédito es del 16,13%, lo que dificulta mucho más el pago de la deuda. Los consumidores que realizan solo el pago mínimo en sus tarjetas de crédito generan dinero extra para los bancos y empresas.

Esto es lo que sucede si siempre realizas el pago mínimo con tarjeta de crédito cada mes:

Pagas más intereses

Por ejemplo, si utilizas con frecuencia una tarjeta de crédito con una tasa de interés del 16%, puedes comprar un televisor de 65 pulgadas que normalmente se vende por 3,500€ a 2,700€ en una tienda de electrónica. Recibes un gran descuento si pagas la deuda en su totalidad antes del siguiente ciclo de facturación: un precio de venta y sin intereses.

Si no deseas pagar la factura en su totalidad una vez, por lo que realizas un pago de 63€ cada mes hasta que se pague la tarjeta. Se necesitarán cinco años y cuatro meses para liquidar la tarjeta en su totalidad, incluidos 1,330€ en pagos de intereses, si nunca le agregas otro cargo a la tarjeta.

El televisor cuesta 4,030€ en total, y cuando lo hayas pagado, tendrá más de cinco años y se habrán introducido versiones más nuevas.

Pagar el mínimo en la tarjeta

Es difícil romper el hábito de pagar el mínimo en la tarjeta una vez que se ha desarrollado uno. Por un lado, los intereses de la deuda corroen el dinero que podrías haber guardado en tu cuenta bancaria y utilizado para pagar el préstamo en su totalidad.

Y si la deuda de tu tarjeta de crédito reduce tu puntaje crediticio, puede ser difícil persuadir a la compañía de tu tarjeta de crédito para que reduzca su tasa de interés o para calificar para otra tarjeta.

El mejor curso de acción es pagar las tarjetas de crédito tan pronto como sea posible. Utilicemos el ejemplo anterior y supongamos que pagas 50€ adicionales por mes además del pago mínimo de 63€, para un pago mensual total de 113€. Lo anterior significa que pagarías la tarjeta en dos años y cinco meses, en lugar de cinco años y cuatro meses. Al final ahorrarías 573€ en lugar de pagar 1,330€ en intereses.

Ventajas de invertir en acciones

Invertir en acciones: ¿Es la mejor forma de invertir tu dinero?

En este artículo veremos por qué invertir en acciones es una de las mejores formas de incrementar tu dinero. Las acciones deberían ser propiedad de casi todo el mundo. Esto se debe a que han demostrado continuamente ser la forma más eficaz para que una persona normal acumule dinero a lo largo del tiempo.

Durante las últimas cuatro décadas, las acciones en países como los Estados Unidos han superado a los bonos, los rendimientos de los ahorros y el oro. Casi en cada período de 10 años en el último siglo, las acciones superaron a la mayoría de los otros tipos de inversión.

¿Por qué invertir en acciones?

Hoy en día mucha gente se pregunta ¿Por qué es buena idea invertir en acciones? La respuesta es porque cuando compras acciones eres dueño de un negocio como accionista. Por lo tanto, a medida que esa empresa se expande y se vuelve más exitosa, y a medida que crece la economía global, eres dueño de una empresa que se aprecia en valor. Los dividendos se pagan a los accionistas en varias circunstancias.

Las acciones pueden ser una excelente adición a cualquier cartera financiera. Invertir en acciones de varias empresas incluso puede ayudarte a desarrollar tus ahorros, proteger tu dinero de la inflación y los impuestos, así como maximizar tus ingresos de inversión.

Pero cuando se trata de invertir en el mercado de valores, es fundamental comprender que existen peligros. Comprender la relación riesgo / rendimiento, así como tu propia tolerancia al riesgo, es beneficioso en cualquier inversión.

Veamos algunos beneficios de invertir en acciones:

Buen rendimiento a largo plazo

Los rendimientos de las acciones a largo plazo históricamente han superado a las inversiones en efectivo y de renta fija, como los bonos. Los precios de las acciones, por otro lado, tienden a crecer y disminuir con el tiempo.

Dado que las fluctuaciones del mercado de valores tienden a estabilizarse durante períodos de tiempo más prolongados, es posible que los inversores deseen adoptar una visión a largo plazo para su cartera de acciones.

Protección

Los impuestos y la inflación pueden afectar su patrimonio neto. Las inversiones de capital a largo plazo pueden proporcionar a los inversores un mejor tratamiento fiscal, reduciendo o eliminando los efectos negativos de los impuestos y la inflación.

Maximizar tu inversión

Algunas empresas pagan dividendos o distribuciones especiales a los accionistas. Estos pagos pueden complementar sus ingresos por inversiones y aumentar su rendimiento- al mismo tiempo, el tratamiento fiscal favorable de las acciones puede ayudarte a tener más dinero en tu bolsillo.

Acciones preferentes

Puedes optar por invertir en acciones preferentes que ofrecen beneficios adicionales como un flujo de ingresos confiable. Es decir, generalmente, las acciones preferentes vienen con una cantidad fija de dividendo que debe pagarse antes de que se liquide cualquier dividendo a los accionistas.

Además, este tipo de acciones te brindan un mayor ingreso. Si las comparamos con las acciones ordinarias, las acciones preferentes tienden a pagar dividendos más altos. A esto hay que agregar que existen muchos tipos de acciones preferentes, cada una con sus propias características.

Algunas permiten acumular dividendos impagos, y otras incluso se pueden convertir en acciones ordinarias.

¿Qué es y cómo funciona el capital de riesgo?

Capital de riesgo: ¿Qué es y cómo funciona?

El capital de riesgo hace referencia al dinero de los inversores que desean beneficiarse de la propiedad parcial, el crecimiento a largo plazo y del alto potencial de las nuevas empresas. Es básicamente, una de las múltiples formas en que los emprendedores superan sus obstáculos financieros al comenzar un negocio.

Debido a que el tamaño, los activos y la fase de desarrollo de una nueva empresa pueden impedir que crezca rápidamente, este dinero puede ser un instrumento vital para gestionar los costos iniciales.

¿Qué es el capital de riesgo?

Aunque los bancos pueden dudar en ofrecer préstamos a empresas con poco o ningún historial o garantía, los inversionistas ángeles y las empresas de capital de riesgo con frecuencia están preparadas para arriesgarse con un nuevo producto o servicio. No obstante, los inversores estarán más inclinados a asumir el riesgo si existe un plan completo para operar el negocio.

El capital de riesgo es un tipo de financiación para empresas. También funciona como un vehículo de inversión para personas e instituciones. En otras palabras, es un medio para que las empresas recauden efectivo a corto plazo, mientras los inversores amplían su riqueza con el tiempo.

Las empresas de capital riesgo recaudan dinero de los inversores para formar fondos de riesgo. Dichos fondos se utilizan para comprar acciones en empresas en etapa inicial o tardía, según el enfoque de la empresa.

Estas inversiones están bloqueadas hasta que la empresa se compra o se hace pública, momento en el que los capitalistas de riesgo se benefician de su inversión inicial.

¿Cómo funciona el capital de riesgo?

Como su nombre lo dice, el capital riesgo implica un alto nivel de riesgo, pero también un alto nivel de ganancia. Por un lado, los capitalistas de riesgo deben invertir en nuevas tecnologías y negocios que tienen muchas promesas de crecimiento pero que aún no son lucrativos.

El problema con esto es que más de dos tercios de las nuevas empresas respaldadas por capital de riesgo fracasan. Al mismo tiempo, dependiendo del éxito de la puesta en marcha de un nuevo negocio, las inversiones de capital riesgo pueden ser bastante rentables.

En un principio, los emprendedores buscan apoyo en familiares y amigos. Sin embargo, el nuevo negocio debe escalar en algún momento, posiblemente años antes de que sea rentable. Por lo tanto, se vuelve imprescindible encontrar fuentes de financiamiento más formales para impulsar su crecimiento. Es aquí donde entra en juego el capital de riesgo.

Otro rasgo distintivo de este tipo de financiación, es que la mayoría de las inversiones se realizan durante un largo período de tiempo. Las empresas emergentes suelen tardar de 5 a 10 años en crecer.

Por lo tanto, el dinero invertido no se puede recuperar sino hasta que la empresa sea lo suficientemente rentable como para atraer compradores en los mercados públicos, secundarios, de fusiones, o adquisiciones.

Debido a que los fondos de riesgo tienen una vida útil de 10 años, los inversores de capital de riesgo pueden llevar a cabo estas inversiones sin sentirse obligados a proporcionar retornos rápidos.

El aspecto clave del capital de riesgo, es que permite a los empresarios financiar sus operaciones sin endeudarse. Además, es una opción de financiación atractiva para las empresas que desean crecer rápidamente. Esto porque puede ayudarles a superar a la competencia al permitirles realizar más inversiones en cada etapa de crecimiento.

¿Qué es mejor, una tarjeta de débito o de crédito?

Tarjeta de débito o de crédito: ¿Cuál es mejor para ti?

Una pregunta recurrente en las finanzas personales es: ¿Qué es mejor, una tarjeta de débito o de crédito? Las tarjetas de débito y las tarjetas de crédito son métodos sencillos de pagar sin efectivo ni cheques, y además se aceptan en casi todas partes. Sin embargo, las similitudes entre ambas tarjetas terminan ahí.

Las principales diferencias entre una tarjeta de débito y una tarjeta de crédito, son de dónde se origina el dinero y cuánto puede costar. Las tarjetas de débito generalmente usan fondos de una cuenta corriente. Por su parte, las tarjetas de crédito usan una línea de crédito para cargar las compras.

Gastas dinero de tus propios fondos cuando usas una tarjeta de débito. Cuando usas una tarjeta de crédito, estás pidiendo prestado dinero que tendrás que devolver al emisor de la tarjeta, posiblemente con altos intereses.

¿Qué es mejor, una tarjeta de débito o de crédito?

La mayoría de las personas tienen algún tipo de plástico, ya sea una tarjeta de débito, una tarjeta de crédito, o una combinación de las dos, además de efectivo y una cuenta bancaria. Lo que hagas con estas herramientas tendrá un impacto significativo en su capacidad para generar crédito y evitará crear un hábito de pedir prestado.

Los gurús financieros conservadores aconsejan tener simplemente una tarjeta de débito o ambas, pero usar la tarjeta de crédito exclusivamente para compras importantes que se pagan rápidamente. Este consejo se recomienda con frecuencia a personas que han acumulado una cantidad significativa de deudas.

Tarjeta de débito

Comenzar con un tipo de cada tarjeta puede ayudarte a crear buenos hábitos de gasto y, al mismo tiempo, ser conveniente. Considera los beneficios de ambas tarjetas, especialmente si viajas con frecuencia o realizas compras importantes.

Por ejemplo, el mayor beneficio de usar una tarjeta de débito de manera regular es que solo estás gastando el dinero que tienes actualmente. Además, las tarjetas de débito se pueden vincular a una cuenta bancaria para el depósito automático de cheques de pago.

Las tarjetas de débito tienen otras ventajas como la ausencia de límites en las transacciones y las recompensas por el uso frecuente. Te permiten gastar sin llevar efectivo, ya que los fondos se deducen inmediatamente de tu cuenta.

Pero debido a que usar esta tarjeta es demasiado simple, resulta fundamental que no gastes de más y pierdas de vista la frecuencia con la que la usas. Los costos de sobregiro pueden agotar rápidamente tu cuenta si no tienes cuidado.

Tarjeta de crédito

Algunos hoteles, compañías de alquiler de coches y otras empresas, exigen una tarjeta de crédito. Obtener una cuenta especial para uso ocasional puede ser una buena idea. De hecho, puedes construir tu historial crediticio y utilizar el período entre la compra y el pago de tu factura para tu beneficio.

Otro beneficio de usar una tarjeta de crédito son las protecciones adicionales del emisor. Por ejemplo, una tarjeta de crédito es una opción más segura que una tarjeta de débito, al realizar compras en línea y mayores gastos.

Sin embargo, usar una tarjeta de crédito para pagar tus compras puede generar una deuda sustancial. Si decides utilizar una tarjeta de crédito, lo mejor es pagarla en su totalidad cada mes. Es casi seguro que ya estés pagando intereses sobre tus compras, por lo que cuanto más tiempo tengas un saldo de mes a mes, más intereses se acumularán.

Pasos para crear un presupuesto y ahorrar más dinero

Crear un presupuesto y adquirir el hábito de ahorro

Mucha gente se pregunta cuál es la mejor forma de crear un presupuesto y adquirir el hábito de ahorro. En realidad es muy simple, ya que solo tienes que examinar cómo estas gastando tu dinero, y determinar dónde están tus brechas financieras.

El proceso de presupuestar involucra la elaboración de una estrategia sobre cómo gastas tu dinero. Hacer un plan de gastos te permite saber de antemano si tendrás suficiente dinero para hacer las cosas que necesitas o quieres hacer.

¿Por qué es importante crear un presupuesto?

Si no tienes suficiente dinero para hacer todo lo que quieres hacer, necesitas utilizar un enfoque de planificación para priorizar tus gastos y destinar tu dinero a las cosas que más te importan.

Su importancia radica en el hecho de que te asegura que siempre tengas suficiente dinero para las cosas que necesitas y que son esenciales para ti. Básicamente, un presupuesto te ayuda a establecer un plan de gastos para tu dinero.

En consecuencia, seguir un presupuesto o un plan de gastos también puede ayudarte a no endeudarte, o en su caso, a salir de tus deudas si ya las tienes.

Pasos para crear un presupuesto

Crear un presupuesto eficaz requiere ser honesto consigo mismo y desarrollar una estrategia a la que puedas ceñirte. Cuanto más tiempo y esfuerzo dediques hoy a tu presupuesto, más probabilidades tendrás de desarrollar un hábito de ahorro a largo plazo.

Sigue estos pasos para crear un presupuesto y adquirir el hábito del ahorro:

1. Realiza un seguimiento de tus gastos mensuales

Esto significa que cada vez que gastes dinero, debes anotar en un bloc de notas, o en una aplicación móvil, el dinero que has gastado. Es fácil olvidarse de esto, así que mantente alerta, ya que esta será la base de tu plan financiero.

2. Identifica tus gastos fijos y variables

El alquiler, la hipoteca, el pago del automóvil, la factura de energía, la factura del agua y el pago de un préstamo estudiantil, son todos ejemplos de gastos fijos. Alimentos, suministros para mascotas, cortes de pelo, entradas para conciertos y otros gastos que fluctúan de un mes a otro, y que van y vienen, son ejemplos de gastos variables.

3. Suma los totales

Para crear un presupuesto efectivo, también necesitas calcular cuánto gastas en promedio cada mes después de tres meses. Además, debes echar un vistazo a las áreas donde estas gastando.

4. Analiza tus gastos variables

Aquí es donde la mayoría de la gente se excede con sus gastos. Es decir, debes analizar qué aspecto de estos gastos mensuales te proporciona la mayor alegría, y si estos costos valen la pena o no.

También debes averiguar cuáles son los gastos de los que puedes realmente prescindir. Comienza a recortar tus gastos y sé honesto contigo mismo, ya que este es el comienzo de las difíciles decisiones.

5. Considera los ahorros

Uno de los aspectos más importantes al crear un presupuesto es siempre pagarte a sí mismo primero. Es decir, debes reservar un porcentaje de tu salario para ahorrar. Si puedes convertir este ejercicio en un hábito, valdrá la pena a lo largo de tu vida.

6. Establece tu presupuesto

Comienza a recortar tus gastos fijos y variables lo antes posible. Debes decidir cuánto dinero quieres ahorrar cada semana o cada dos semanas. El dinero que te queda será la cantidad con la que puedas vivir.

¿Qué es la educación financiera?

Educación financiera: ¿Qué es y cuál es su importancia?

Para tener conocimientos financieros, es necesario que comprendas cómo administrar tus finanzas. Esto implica aprender a gestionar tu dinero, incluyendo pagar tus facturas, pedir prestado, ahorrar dinero de manera inteligente, invertir y prepararte para la jubilación. Todo esto involucra la educación financiera.

Debes comenzar con los fundamentos de la administración del dinero y avanzar hasta convertirte en un comprador inteligente. Para ello necesitas tomar la iniciativa de autoeducarte y expandir tu conocimiento financiero.

¿Qué es la educación financiera?

Invertir tiempo en tu educación financiera te ayudará a tomar mejores decisiones de ahorro e inversión. Puedes construir tu futuro a largo plazo utilizando factores como la edad, el talento, el dinero y la capacidad para desarrollar hábitos saludables.

La gestión del dinero es una habilidad personal que te beneficiará por el resto de tu vida, aunque no es algo que todos aprenden. Esto se debe a que es difícil realizar un seguimiento del dinero que entra y sale. Qué decir de las fechas de vencimiento, los cargos financieros y las tarifas vinculadas a las facturas.

Además, hay que lidiar con la carga general de tomar constantemente las decisiones adecuadas sobre compras e inversiones importantes. Debido a que hay mucho en juego, cualquiera pensaría que esta es una habilidad que se enseñó en la escuela secundaria, pero no lo es.

La educación financiera requiere una comprensión básica del crédito personal y la voluntad de aceptar las responsabilidades. Es decir, pagar tus facturas a tiempo y no endeudarte. También conlleva entender que para lograr objetivos a largo plazo, a veces debes sacrificar las necesidades y ambiciones inmediatas.

¿Cuál es la importancia de la educación financiera?

La educación financiera es importante porque te permite tener un plan de gastos; ahorrar y mantener seguro tu dinero. Como resultado, sabes gastar sabiamente, y cuando realizas compras importantes, te aseguras de que valgan la pena.

Eres consciente de la distinción entre deuda buena y deuda mala. También vigilas de cerca toda tu cartera, que incluye tus salarios, ahorros e inversiones. Incluso reconoces lo que no sabes, y buscas ayuda cuando es necesario.

Si quieres tener conocimientos financieros, debes ser capaz de evitar que el dinero, o la falta de él, se interponga en tu camino hacia la libertad financiera, al tiempo que trabajas duro para lograr tu objetivo de una jubilación larga y feliz.

En consecuencia, el cuidado de tus finanzas debe ser una preocupación primordial y debe guiar tus gastos diarios y tus decisiones de ahorro. Los expertos en finanzas personales recomiendan comenzar con lo básico. Por ejemplo, gestionar una cuenta corriente, o de débito, o también, aprender a pagar tus facturas a tiempo, y progresar.

Sin embargo, ten presente que gestionar tus finanzas exige una atención continua a tus gastos y cuentas, así como no vivir por encima de tus medios. Por lo tanto, abrir una cuenta bancaria es el primer paso para desarrollar una sólida educación financiera.

Solo tienes que configurar el depósito directo una vez que hayas recibido un cheque de pago. Esto protege tus fondos y evita que pagues intereses a los proveedores de anticipos en efectivo, que cobran un porcentaje de tu cheque como interés.

¿Cómo emprender un negocio con éxito?

Emprender un negocio con éxito: 5 claves que debes implementar

Emprender un negocio con éxito no es algo que suceda de la noche a la mañana. Es tu responsabilidad como propietario único, garantizar el buen funcionamiento de tu empresa. Ya sea que tu objetivo sea comprar una casa, o invertir en otros activos, el emprendimiento requiere compromiso y constancia.

A continuación te compartimos 5 claves para crear un negocio con éxito y alcanzar la libertad financiera. Asegúrate de leer cada punto para que puedas implementar cada aspecto a tu tipo de negocio.

5 claves para emprender un negocio con éxito

Recuerda que lo importante es tomar las acciones apropiadas, seguir adelante y hacer los ajustes necesarios al emprender un nuevo negocio. Todo ello es más crucial para el éxito a largo plazo, que perfeccionar un concepto único la primera vez.

1. Haz un plan

Dedica algún tiempo a definir la visión general de tu negocio. Es decir, ¿Qué esperas lograr con tu empresa? ¿Qué estilo de vida deseas? ¿Por qué estás trabajando para ti en primer lugar? Puedes establecer algunos objetivos concretos después de haber analizado el panorama general.

Quizás deseas ganar más dinero para comprar una casa, o para dejar tu trabajo a tiempo parcial. También es probable que ya tengas un negocio exitoso que deseas expandir. Cualesquiera que sean tus objetivos, debes anotarlos y tenerlos en algún lugar donde los veas a diario. Luego divide cada objetivo en pasos más pequeños.

2. Una sólida estrategia

La planificación empresarial y la estrategia van de la mano. Muchas empresas carecen de una estrategia sólida, a pesar de que una estrategia sólida es fundamental para aumentar sus posibilidades de éxito. Necesitarás respuestas persuasivas a preguntas como ¿A qué segmento del mercado apuntarás? y ¿Cómo competirás de forma diferente a la competencia? 

3. Debes ser consistente

Estar presente todos los días y hacer el trabajo es la mejor manera de avanzar hacia tus metas. Por lo tanto, si quieres emprender con éxito un negocio, te recomendamos crear un régimen diario, y cumplirlo durante algunas semanas.

El café, la meditación, el ejercicio, el tiempo al aire libre, etc., podrían incluirse en tu rutina matutina. Debes mostrarte con intención y concentrarte en la mañana, ya que marca la pauta para el resto del día.

La idea es crear una rutina diaria que te brinde constancia, disciplina y, al mismo tiempo, te permita tiempo para el autocuidado y la introspección.

4. No olvides buscar ayuda

No podemos hacer todo por nuestra cuenta, por lo tanto, si quieres emprender con éxito un negocio, debes pedir ayuda. Todos estamos conectados para la interacción, ya seamos introvertidos o extrovertidos.

Cuando te conectas con otros emprendedores puedes obtener información vital sobre lo que estás emprendiendo, discutir soluciones a los problemas, incluso desahogarte cuando estás teniendo un día terrible. También es bueno tener a alguien con quien celebrar tus triunfos.

5. Ponte a ti mismo en primer lugar

Si estás saturado, agotado, o estresado, no darás tu máximo rendimiento. Debes pensar en aquello que te energiza y te rejuvenece. Quizás eso sea leer un libro o ver una película, hacer ejercicio, o simplemente conversar. Cualquiera que esto sea, haz que se vuelva una prioridad.

Aspectos claves de los préstamos hipotecarios

Aspectos claves de los préstamos hipotecarios que debes conocer

Si eres nuevo en la contratación de hipotecas, hay varios aspectos claves de los préstamos hipotecarios que debes conocer. Por ello, en este artículo encontrarás la información más relevante sobre la compra de una vivienda en España.

Más allá de que hoy en día los bancos ofrecen muchas hipotecas con “excelentes” condiciones, es importante que conozcas en qué consiste cada término. Esto no solo te ayudará a elegir la hipoteca más adecuada para ti, sino también te ahorrará mucho dinero.

¿Cuáles son los aspectos claves de los préstamos hipotecarios?

Uno de los aspectos claves de los préstamos hipotecarios más importantes es entender en qué consiste un préstamo de esta naturaleza. Es decir, si deseas comprar una casa, puedes hacerlo mediante un préstamo hipotecario.

Estos préstamos los conceden los bancos y entidades crediticias, quienes te prestan una cierta cantidad de dinero, y a cambio tu debes devolverlo con intereses. Esto lo haces mediante cuotas mensuales.

Como garantía, el banco establece una hipoteca sobre la vivienda que adquieres. En consecuencia, si tu no pagas el préstamo, el banco puede vender tu casa para recuperar el dinero que te prestó.

TAE y Oferta vinculante

Una de las primeras cosas que debes hacer antes de solicitar un préstamo hipotecario es investigar acerca de las diferentes ofertas. Y no solo eso, también debes comparar las condiciones que ofrecen los bancos, teniendo en cuenta elementos como la TAE.

La TAE es la Tasa Anual Equivalente, que básicamente es el precio que los bancos te cobran por prestarte dinero. En dicha tasa se incluyen tanto los intereses, como las comisiones, así como otros gastos relacionados.

Para ello, los bancos deben proporcionarte lo que se conoce como Ficha de Información Precontractual, para saber más sobre los préstamos que ofrecen. Una vez que eliges el préstamo hipotecario, el banco también debe entregarte la Ficha de Información Personalizada, en la que se detallan las condiciones del préstamo hipotecario.

En cuanto a la oferta vinculante, puedes solicitarla al banco, a partir de que se lleva a cabo la tasación. Dicha oferta debe tener una validez máxima de 14 días, y su contenido debe ser el mismo que aparece en las condiciones de la escritura.

Los gastos de la hipoteca

Otro de los aspectos claves de los préstamos hipotecarios son los gastos de la hipoteca. En este caso el banco te requerirá una provisión de fondos para solventar tanto los gastos de preparación, como los gastos de estudio.

En este caso, los gastos más habituales incluyen el Registro de la vivienda, los gastos del notario, así como los gastos por la inscripción de la hipoteca en el Registro de la Propiedad. También se consideran gastos de la hipoteca el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

A tener en cuenta:

Dentro de los aspectos claves de los préstamos hipotecarios, es importante tener en cuenta lo siguiente:

  • Antes de pedir un préstamo hipotecario, debes asegurarte que cuentas con ingresos estables que te permitirán hacer frente a las cuotas mensuales.
  • Normalmente el tipo de interés es variable, por lo que debes tener en cuenta el plazo de la hipoteca, así como la divisa del préstamo, y valorar el riesgo que supone el tipo de cambio.
  • Otros aspectos a tener en cuenta incluyen el cuadro de amortización, la carencia, y los productos vinculados.