Mitad de enero de 2.021: Euribor al -0,505%

Euribor La tendencia del euribor en enero es a bajar. Esto es así comparando su valor mensual medio actual que es de -0,505% respecto al valor del mes pasado.

Si el euribor cerrara el mes así sería la octava bajada mensual consecutiva.

El año pasado cerró con un valor de -0,253% en enero, lo cual supondría, de cerrar así, una diferencia de -0,252 puntos menos

Revisión de la hipoteca:Si el euribor terminara con este valor de -0,505, y tuvieramos un préstamo hipotecario por un importe medio de 200.000 euros, un diferencial del 1,5% y un plazo de amortización de 30 años, que hasta ahora soportaba una cuota mensual de 667 euros, que al revisarse con el euríbor conocido hoy obtendrá una reducción de casi -24 euros al mes, lo que supone -288 al año.

¿Como cerrará el euribor en enero?

Cargando ... Cargando ...

¿Qué pasa al dejar de pagar la hipoteca?

Dejar de pagar la hipoteca: El embargo, la subasta y la dación de pago

Dejar de pagar la hipoteca no es algo que todos quieran hacer, pero lamentablemente sucede. Para muchas personas resulta imposible hacer frente al pago de la hipoteca, principalmente cuando se atraviesa una crisis económica, y encima se pierde el trabajo.

Tanto el embargo, como la subasta y la dación de pago, son procesos que se presentan al dejar de pagar el préstamo hipotecario. Por ello es importante que antes de surjan las dificultades, el titular de la hipoteca intente renegociar el préstamo con el banco.

¿Qué sucede al dejar de pagar la hipoteca?

Si la crisis económica afecta gravemente la situación financiera del titular de la hipoteca, y no se consigue llegar a un acuerdo con el banco, lo más común es dejar de pagar la hipoteca. No hay muchas opciones a considerar, sobre todo porque en este punto es muy complicado obtener una financiación.

Como se mencionaba anteriormente, dejar de pagar un préstamo hipotecario, se traduce en un proceso de embargo y subasta de la propiedad.

El embargo

Al paso de un mes de haber dejado de pagar la hipoteca, la entidad se pone en contacto con el titular. Esto lo hace para determinar si el impacto ha sido un error, ofreciendo la opción de pagar la cuota impagada, por supuesto con intereses de demora.

Cuando el impago transcurre por más tiempo, la entidad continuará insistiendo en cobrar la cuota de los meses que no se han pagado. Es posible que el banco ofrezca alargar el plazo de devolución.

Una vez que se cumplen 6 meses de cuotas impagadas, la entidad debe reflejarlo en la cuenta de resultados. En este punto, el banco ya habrá emprendido acciones legales para hacer valer la garantía de préstamo.

El deudor entonces es inscrito en un fichero de morosos y su propiedad es embargada. Además, en caso de que la cantidad que se obtiene por la venta del piso, sea inferior a la deuda hipotecaria, la entidad puede seguir reclamando el pago de la deuda restante.

El proceso del embargo también afecta el resto de las posiciones del titular de la hipoteca, tanto las presentes como las futuras.

La subasta

Al transcurrir un año aproximadamente, se lleva a cabo la subasta de la vivienda. Cuando esto sucede, un juez determina la fecha límite en la que todavía es posible liquidar las deudas, más los intereses de demora. Esto si se desea evitar la subasta de la propiedad.

En caso de que se obtenga una cantidad inferior a la deuda hipotecaria, el deudor deberá hacer frente a la diferencia entre la cantidad obtenida en la subasta, y la deuda de la hipoteca.

La dación de pago

La dación de pago por dejar de pagar la hipoteca, significa que la deuda del préstamo se cancela al entregar la vivienda. En otras palabras, si se presenta el impago, la deuda hipotecaria queda saldada al entregar la vivienda.

Por lo tanto, el titular de la hipoteca no tiene que pagar la deuda con otros activos. Sin embargo, en la actualidad son muy pocas las entidades que permiten la dación de pago en por impago de hipoteca.

¿Qué es la gestoría en el préstamo hipotecario?'

Gestoría en el préstamo hipotecario: ¿Cuáles son sus funciones?

La gestoría en el préstamo hipotecario tiene varias funciones importantes que es necesario conocer. En primer lugar, comprar una vivienda es algo que no se limita únicamente a la firma ante el notario.

De hecho, es necesario realizar diferentes trámites, de los que usualmente se hace cargo una gestoría. Básicamente, la gestoría se encarga de la inscripción de la vivienda en el Registro. También se asegura de liquidar los impuestos que correspondan.

¿Cuáles son las funciones de la gestoría en el préstamo hipotecario?

La gestoría en el préstamo hipotecario no solamente brinda servicios de gestión. También se hace cargo de proporcionar asesoramiento y consultoría. A continuación detallamos algunas de las funciones más importantes de la gestoría.

Registrar escrituras y liquidar impuestos

Al realizar el trámite de las escrituras de la vivienda hipotecada, la gestoría se asegura de registrar las escrituras, así como de liquidar los impuestos. A menudo, la gestoría desempeña funciones adicionales como lo son, el asesoramiento fiscal y jurídico antes de realizar la compra de la vivienda.

No solo eso, la gestoría también puede realizar el cambio de titularidad en el Catastro, así como liquidar el impuesto de Plusvalía municipal. Incluso es común que la gestoría se involucre directamente en el proceso de compra de vivienda entre los particulares.

Tramitar la venta de la vivienda

Otra de las funciones de la gestoría involucra realizar el trámite de la venta de la vivienda. Esto sucede principalmente si sobre la vivienda existe alguna carga, o si se requiere financiación para la compra, aunque en ningún caso es algo obligatorio.

Cuando lo anterior sucede, es normal que el banco condicione la financiación a la certeza de que dicha carga ha sido cancelada en el Registro. Por lo tanto, la gestoría se encarga de cancelar el registro para que el banco pueda garantizar que esa carga no aparecerá más en el registro.

La firma del préstamo hipotecario

Cuando se lleva a cabo la firma del préstamo hipotecario, la entidad exige que todos los trámites se realizan a través de una gestoría. Por obvias razones, son empresas de gestoría que colaboran con el banco. Sin embargo, no es obligatorio que el comprador realice estas gestiones a través de la gestoría del banco.

Si la entidad acepta que el cliente realice dichas gestiones por su cuenta, es casi seguro que impondrá una condición suspensiva, por lo que solo desembolsa el préstamo cuando verifica que se ha inscrito correctamente la hipoteca.

Cancelación de la hipoteca

Una vez que se paga por completo la hipoteca, se requiere cancelar el préstamo hipotecario en el Registro de la propiedad. Esta es la única manera en que la propiedad quedará libre de cualquier carga.

No obstante, es un trámite que a menudo dura mucho tiempo en completarse. Esto se debe a que normalmente se desconoce que debe realizarse, y también porque supone un gasto adicional.

De hecho, los propietarios suelen encargarse de este trámite para ahorrarse ese dinero. Sin embargo, se recomienda que lo lleve a cabo una gestoría ya que es necesario recoger la escritura, asegurarse de liquidar y sellarla. También es necesario tener cierto nivel de conocimientos, y por supuesto disponer de tiempo suficiente.

¿Qué es el certificado de deuda cero?

Certificado de deuda cero: ¿Qué es, cuánto cuesta y cómo se obtiene?

El certificado de deuda cero es uno de los documentos más esperados por quienes están pagando un préstamo hipotecario. Se trata de un documento en el que se acredita que una persona ya no tiene la deuda hipotecaria contraída con la entidad bancaria.

Su importancia se hace evidente al momento de pagar un préstamo hipotecario. Esto se debe a que dicho documento es indispensable para la cancelación de la hipoteca en el Registro de Propiedades.

A continuación te decimos todo lo que debes saber sobre el certificado de deuda cero, su costo, y dónde puedes obtenerlo.

¿En qué consiste el certificado de deuda cero?

Cuando se cancela un préstamo hipotecario, el titular de la hipoteca debe asegurarse de obtener el certificado de deuda cero. Como se mencionaba, este es un documento en el que consta que la hipoteca ha sido cancelado, y que ya no se le debe dinero al banco.

Es indispensable conseguir este certificado, ya que esto significa ahorrar tiempo y dinero al llevar a cabo todos los trámites a través de la entidad bancaria. En muchos casos estos trámites alcanzan los 200€. Para evitar pagar esas cantidades de dinero, quienes cancelan su hipoteca deciden realizar estos trámites por cuenta propia.

¿Cuánto cuesta el certificado de deuda cero?

En realidad el certificado de deuda cero no tiene ningún costo, por lo que las entidades no pueden cobrar por realizar dicho trámite. El Banco de España claramente establece que ningún banco tiene permitido cobrar por expedir el certificado de deuda cero.

A pesar de ello, existen muchas entidades abusivas que pretenden cobrar a los clientes por la emisión de dicho certificado. En muchos casos, las personas han tenido que pagar hasta 120€ por conseguir este documento, que como reiteramos, es gratuito.

Para convencer a los clientes, las entidades advierten que se trata de un trámite muy complejo, el cual requiere una declaración ante notario para que la cancelación de la hipoteca sea definitiva.

¿Cómo se obtiene el certificado de deuda cero?

En caso de que ya hayas cancelado tu hipoteca y necesites un documento que certifique el que no tienes ninguna deuda, debes acudir al banco a solicitarlo. Por supuesto, debe ser la entidad donde contrataste el préstamo hipotecario.

Una vez ahí debes hacer la solicitud del certificado de deuda cero. Después, cuando ya tienes el documento, debes llevarlo ante un notario, y después un representante de la entidad debe encargarse de hacer la declaración de extinción de la hipoteca. Todos estos trámites los debe hacer el banco sin costo alguno.

Decir también que para que el banco realice todos estos trámites, debe contar con la autorización del cliente. Este consentimiento del cliente deba hacerse con anterioridad y mediante la firma del cliente.

¿Es necesario cancelar la hipoteca del registro?

Muchas personas se preguntan si es obligatorio cancelar la hipoteca del registro. Lo cierto es que no es algo obligatorio cancelar la hipoteca del registro, aunque si es algo recomendable.

Es decir, conviene realizar este trámite para evitar las gestiones más adelante, en caso de que se requiera hacer una transmisión de vivienda. Incluso también puede ahorrar trámites futuros si se tiene la intención de solicitar un nuevo préstamo hipotecario.

En qué consisten los avales

¿Qué son los avales? ¿Cuántos tipos de aval existen?

Con frecuencia, al solicitar un préstamo al banco, y particularmente si se trata de una financiación elevada, es normal que la entidad nos pida un aval. Sin embargo, ¿sabes bien qué son los avales, y cuántos tipos de aval existen?

Si en la actualidad estas interesado en comprar un nuevo coche, o incluso solicitar un préstamo hipotecario, es muy probable que dicho préstamo no lo consigas a menos que tengas un aval que te respalde.

¿Qué son los avales?

Los avales son básicamente una garantía, que puede ser en dinero, o en bienes, de cara al cumplimiento de una obligación contractual, usualmente de carácter económico. En consecuencia, significa que un avalista se compromete a afrontar las obligaciones económicas del deudor principal o la persona avalada.

Por su parte, el acreedor, normalmente una entidad bancaria, puede requerir el pago no solo al deudor principal, sino también al avalista. Esto sucede en caso de que se presente un incumplimiento por parte del deudor principal. Además, la entidad puede hacer el requerimiento de pago sin orden de preferencia.

Por lo tanto, ante el incumplimiento del deudor principal, el aval debe responder con sus propios bienes, tanto presentes, como futuros, hasta que se cubra la totalidad de la deuda. En los préstamos hipotecarios por ejemplo, la vivienda adquiere la figura del aval. Significa que si no se paga la casa, el banco se queda con ella.

¿Cuáles son los tipos de avales que existen?

En realidad existen dos tipos de avales que se clasifican en función del producto financiero y del emisor. A continuación detallamos cada uno de estos avales para entender cómo funcionan.

Avales económicos

Se trata de un tipo de avales donde las personas se comprometen a cubrir un pago aplazado. Esto puede ser desde el pago de alquiler, hasta el pago de un impuesto. Un aval económico significa que se garantiza el pago de una cosa en el futuro.

El aval técnico

Los avales técnicos son los que garantizan el cumplimiento del pago de una obligación que tiene una naturaleza no económica. Esto puede ser la realización de un servicio o una obra. Evidentemente, este tipo de avales son requeridos para contratos de suministro, concursos de obras públicas, o también para procedimientos administrativos.

Avales comerciales

También se les conoce como avales crediticios documentarios, los cuales se solicitan cuando se realizan operaciones de importación y exportación. En este caso el bando se encarga de pagar una determinada cantidad, en caso de que no se cumplan las condiciones que exige el exportador.

Avales personales

Este es un tipo de avales emitidos por personas físicas o jurídicas, las cuales se comprometen a pagar la deuda en caso de que el deudor principal incurra en impago. Se trata de una garantía adicional muy común en la concesión de créditos al consumo. Cabe mencionar, que en estos casos la persona avalada no percibe ningún importe por otorgar el aval.

El aval por su parte, debe responder con todos sus bienes presentes y futuros.

Los avales bancarios

Un aval bancario significa que es el banco o una entidad financiera, la que respalda al cliente cuando se realiza una operación con un tercero. Sin embargo, y a diferencia del aval personal, el aval bancario a menudo conlleva comisiones que impone el propio banco, las cuales se basa en función del riesgo.

Cuáles son las coberturas del Seguro Multirriesgo de Hogar

Coberturas del Seguro Multirriesgo de Hogar más importantes

El Seguro Multirriesgo de Hogar si bien no es obligatorio contratarlo cuando se compra una vivienda, si es recomendable hacerlo para protegerse ante cualquier siniestro. Sin embargo, cuando se ha obtenido un préstamo hipotecario para hacer frente al pago de la vivienda, la situación es diferente.

Es decir, la ley establece que se debe suscribir como mínimo, un seguro de daños que proporcione coberturas básicas. Cabe destacar que entre los diferentes tipos de seguros disponibles, el seguro multirriesgo de hogar es uno de los más populares. Esta es una póliza que brinda protección a tu hogar en caso de que se presente cualquier accidente.

¿Cuáles son las coberturas del Seguro Multirriesgo de Hogar?

También cabe mencionar que este seguro responde mediante la Responsabilidad Civil, en situaciones en los que los daños sean producidos a terceros, mientras que la Responsabilidad Civil corresponde al asegurado. Recibe el nombre de Multirriesgo debido a que brinda cobertura antes los múltiples riesgos a los que potencialmente se expone una vivienda.

Evidentemente este tipo de seguro incluye coberturas básicas, a las que además se pueden agregar otras coberturas adicionales. No obstante, las coberturas del Seguro Multirriesgo de Hogar más importantes son las siguientes:

Daños en el continente

Es una de las coberturas del Seguro Multirriesgo de Hogar indispensables. Cubre la estructura del hogar entre la que destacan elementos como los suelos, paredes, techos, ventanas, etc. También puede cubrir la pintura, moqueda, escayola, rodapiés, entre otros.

Cobertura por daños al contenido

Es otra de las coberturas del Seguro Multirriesgo de Hogar, la cual cubre todos los objetos que se encuentran dentro de la vivienda. Es decir, los muebles, electrodomésticos, cuadros, e incluso la ropa. Básicamente da cobertura a todos los objetos no fijos a la estructura y que son propiedad del asegurado, o de las personas que habitan la casa.

Responsabilidad Civil a Terceros

También es una de las más importantes coberturas del Seguro Multirriesgo de Hogar. En este caso protege al tomador cuando sea responsable de ocasionar un accidente en el que se vean involucradas terceras personas. Por lo tanto, el asegurado se mantiene protegido ante cualquier reclamación por daño potencial a terceros.

Defensa jurídica

Esta es una de las coberturas del Seguro Multirriesgo de Hogar más recomendables. Una vez que se contrata, la compañía aseguradora se encarga de reclamar cualquier daño ocasionado a la vivienda por parte de un tercero. Los servicios que se incluyen son la defensa jurídica y penal, además de la defensa de todos los derechos que el asegurado tiene, ya sea como inquilino o como propietario.

Cobertura de asistencia en el hogar

Esta cobertura permite acceder a un servicio que cubre los gastos de reparación, o en su caso, la aseguradora conecta al asegurado con una red de profesionales. Entre los servicios de asistencia en el hogar que se ofrecen se incluyen la asistencia informática, asistencia familiar, e incluso asistencia para las mascotas, en caso de tenerlas en el hogar.

¿Qué coberturas de Seguro Multirriesgo de Hogar elegir?

Debido a que al contratar un Seguro Multirriesgo de Hogar hay diferentes tipos de cobertura, es importante asegurarse de elegir únicamente las que mejor se ajusten a nuestras necesidades.

Lo ideal es partir de un conjunto de garantías básicas y que en realidad sean indispensables para mantener protegido tu hogar.

¿Qué es la referencia catastral?

Referencia catastral: ¿Qué es, para qué sirve y cómo conocerla?

Aunque ya hemos hablado en otras ocasiones sobre el Valor Catastral, esta vez queremos enfocarnos en la referencia catastral. Muchos no saben en qué consiste, no obstante que se trata de un dato muy importante que todos los inmuebles deben tener.

Por eso, en este artículo queremos brindarte la información correcta sobre la referencia catastral. Conocerás qué es este dato, para qué sirve, y también cómo puedes obtener dicha información.

¿Qué es la referencia catastral?

La referencia catastral es un identificador oficial de los inmuebles, el cual es de carácter obligatorio. Se trata básicamente de un código alfanumérico que esta compuesto por un total de 20 caracteres. Dicho código es asignado por el Catastro, por lo que toda propiedad o inmueble debe contar con una referencia catastral única.

En una referencia catastral, los primeros 7 caracteres identifican la parcela o la finca. Luego, los 7 caracteres siguientes corresponden a la hoja de plano donde se ubica la propiedad, mientras que los 4 caracteres que siguen son los que identifican el inmueble dentro de la finca.

Para terminar, los últimos 2 caracteres corresponden a los caracteres de control, con los cuales se puede determinar si los caracteres anteriores son correctos.

¿Para qué sirve la referencia catastral?

La importancia de la referencia catastral radica en que permite localizar todas las propiedades o bienes inmuebles en la cartografía catastral. De esta manera, los interesados pueden conocer con precisión de qué tipo de inmueble se trata respecto a temas de negocios jurídicos.

Gracias a esta referencia catastral se evita la confusión con otras propiedades. No solo eso, al obtener una constancia de referencia catastral se brinda mayor certeza jurídica a quienes llevan a cabo contratos relacionados a bienes inmuebles. En consecuencia, este dato representa una herramienta de gran utilidad para combatir el fraude en el sector inmobiliario.

¿En qué documentos debe aparecer?

En base a lo anterior, la referencia catastral debe aparecer en cualquier documentación que indique relaciones de carácter económico, o que tengan una trascendencia tributaria para el inmueble.

En otras palabras, la referencia catastral debe figurar en instrumentos públicos, resoluciones y mandamientos judiciales, resoluciones administrativas, y expedientes. De hecho, debe aparecer en todos los documentos donde se describan los hechos, negocios o actos de trascendencia real y que se relacionen con el dominio, así como otros derechos reales.

Además de esto, la referencia catastral debe constar en el Registro de la propiedad.

¿Cómo se puede conocer la referencia catastral?

Hay varias maneras de conocer la referencia catastral de una propiedad o inmueble. La primera de ellas es mediante la consulta o certificación catastral electrónica, la cual se obtiene a través de la Sede Electrónica del Catastro.

También se puede conocer mediante el Certificado del Catastro, el cual es emitido por las Gerencias del Catastro. Adicionalmente, se puede conocer a través del último recibo justificativo que corresponde al pago del Impuesto sobre Bienes Inmuebles.

Otra forma de conocer la referencia catastral es mediante la obtención del Certificado que emite el Ayuntamiento, así como a través de las escrituras públicas en las que quede de manifiesto dicha información.

¿Qué es el régimen de propiedad horizontal?

Régimen de propiedad horizontal: ¿Qué es y cuál es su objetivo?

En esta ocasión queremos hablarte un poco más afondo sobre el Régimen de propiedad horizontal, conocido también como división horizontal. Este tipo de régimen sucede dentro de una Comunidad de Propietarios, que a su vez es una figura pública compuesta por los propietarios de viviendas, establecimientos, locales, incluso plazas de aparcamiento, entre otros, dentro de un mismo edificio.

Para que la relación entre los vecinos en una Comunidad de Propietarios transcurra sin problemas, se establecen diferentes legislaciones y normas. Esto también tiene como objetivo regular la utilización de cada uno de los servicios y bienes que son comunes en el edificio.

¿En qué consiste el Régimen de propiedad horizontal?

De acuerdo a lo establecido en el Artículo 396 del Código Civil, el Régimen de propiedad horizontal son los distintos pisos o locales, dentro de un edificio, o incluso parte de ellos, que son susceptibles de aprovechamiento independiente.

Lo anterior debido a que cuentan con una salida propia hacia un elemento común del edificio, o a la vía pública. Dichos pisos o locales, pueden ser objeto de propiedad separada, lo cual conduce a un derecho inherente de copropiedad sobre los elementos comunes del edificio.

En otras palabras, el Régimen de propiedad horizontal no es más que una manera de copropiedad, o propiedad compartida, entre los distintos vecinos que son propietarios de una vivienda dividida en pisos.

¿Cuál es el objetivo del Régimen de propiedad horizontal?

Este Régimen de propiedad horizontal tiene como objetivo primario, regular cada uno de los aspectos relacionados con el nombramiento de los distintos cargos, celebración de juntas de propietarios, convocatorias, así como el disfrute de las áreas comunes, entre otros.

Cabe mencionar que dicho régimen se constituye a través de una escritura pública que los propietarios del edificio presentan ante un notario. Opcionalmente, es posible realizar y aprobar los Estatutos de la Comunidad de vecinos, así como la inscripción en el Registro de la Propiedad. Después de todo esto, se da paso al Libro de Actas de la Comunidad de Propietarios.

¿Cuáles son los principales elementos del Régimen de propiedad horizontal?

Los elementos de un régimen de propiedad horizontal son todos los servicios de la vivienda, que debido a su naturaleza, se destinan al uso y disfrute común para todos los vecinos. Estos elementos, como el caso de las escaleras de acceso, pasillos, o el portal, se consideran indispensables para el uso particular o privativo.

También hay que decir que los elementos comunes pueden ser componentes de la propiedad, como los techos, tuberías, paredes, así como los objetos muebles, incluyendo adornos y lámparas. Por lo que respecta a los servicios, estos pueden ser desde la conserjería, hasta el mantenimiento y la limpieza.

¿Cómo se realiza el reparto de los elementos comunes?

En cuanto a la distribución, o división de los elementos comunes en el régimen de propiedad horizontal, a cada piso se le asigna una cuota de participación. Es decir, un porcentaje de los elementos comunes en el inmueble, que se establece en base a los metros útiles de cada piso que corresponde a cada uno de los propietarios.

A partir de esta distribución, se determinan las contribuciones para todos los propietarios en relación con los gastos comunes de la Comunidad.

Cómo obtener una nota simple registral

¿Cómo obtener una Nota Simple Registral y quién puede solicitarla?

Uno de los documentos más importantes que expide el Registro de Propiedad es la Nota Simple Registral. Su importancia radica en que nos permite conocer la situación actual de cargas en una vivienda que nos interesa comprar.

Por ello, a continuación te decimos cómo se pide la nota simple de registro de propiedad. También conocerás quiénes pueden solicitar dicho documento, así como los motivos por los que se solicita.

¿Cómo obtener una Nota Simple Registral?

Si deseas saber cómo obtener una Nota Simple Registral, aquí te diremos el procedimiento que debes seguir. Este documento es el que más información te aportará sobre la vivienda que deseas comprar.

No solo eso, la Nota Simple del Registro de Propiedad, es indispensable en todo proceso de compraventa. Su solicitud se realiza en el Registro de la Propiedad, con el objetivo de conocer la situación actual en la que se encuentra una vivienda, inmueble o finca.

Te permitirá conocer información sobre la ubicación de la vivienda, además de su descripción. También te permitirá conocer el nombre de los propietarios, o si actualmente existe alguna carga sobre la propiedad.

Pedir una Nota Simple Registral

No todo el mundo sabe exactamente cómo obtener una Nota Simple Registral. Sin embargo, es un procedimiento muy sencillo que incluso se puede realizar sin salir de casa. La primera opción es acudir al Registro de la Propiedad y realizar la solicitud de Nota Simple aportando la documentación requerida.

La otra manera de pedir la Nota Simple Registral es a través de Internet. Para ello tienes que acceder a la Sede Electrónica del Registro de la Propiedad. Luego, en el apartado Solicitudes y trámites frecuentes, hacer clic en Solicitar dentro de la sección Nota Simple.

En la siguiente página deberás aportar el CRU/IDUFIR, para encontrar la vivienda de la que se requiere la nota simple. También puedes buscar la vivienda por el nombre del titular actual, por datos registrales, o por otros datos.

El precio de la Nota Simple Registral

Una vez que obtienes la información que necesitas, deberás pagar por la Nota Simple. El coste de la Nota Simple Registral depende de dónde y la forma en que la obtienes. Es decir, si la solicitas de forma presencial, el costo es de 3,64€.

En caso de que hagas el procedimiento de la Nota Simple Registral Online, el precio usualmente es de 9,02€.

¿Quién puede solicitar una Nota Simple Registral?

Cualquier persona que se encuentre interesada en conocer la situación legal de una vivienda, puede solicitar una Nota Simple Registral. No obstante, al realizar la solicitud es requisito obligatorio, indicar los motivos por los que se desea obtener dicho documento.

Estos son los motivos por los que se puede solicitar una Nota Simple del Registro de Propiedad:

  • Quien solicita la Nota Simple es el titular de algún derecho sobre la vivienda.
  • Se requiere hacer una investigación jurídica sobre el objeto, su titularidad o limitaciones.
  • Es necesario realizar una investigación para la contratación, o la interposición de acciones.
  • También puede solicitarse por una investigación jurídico económica acerca del crédito, la solvencia, o la responsabilidad.

¿Qué es el Semáforo de riesgoo?

Semáforo de riesgo: ¿Qué es y cuáles productos financieros regula?

El semáforo de riesgo es un método que determina el riesgo de los productos financieros. Su función es la de advertir a los consumidores, acerca del riesgo de un producto financiero, no solo en cuanto a su liquidez, sino también en cuanto a su complejidad.

Actualmente, todos los bancos en España deben indicar en sus productos financieros, el nivel de riesgo que representan, ya que es un requisito obligatorio establecido por el Ministerio de Economía.

¿Qué es el semáforo de riesgo?

El semáforo de riesgo es básicamente, un indicador de riesgo que clasifica los productos financieros en 6 distintos niveles de riesgo. Cada nivel de riesgo se representa de forma gráfica mediante un indicador número dependiendo del nivel al que pertenezca.

En la zona del numerador, el número hace referencia al nivel del producto financiero. Por su parte, el número que aparece en el denominador, representa el máximo nivel de riesgo de dicho producto financiero.

En consecuencia, un producto financiero clasificado 1/6, indica menor riesgo, en tanto que un producto financiero clasificado 6/6, indica un riesgo más alto. Este último también le dice al cliente que no es un producto financiero sencillo, y que puede ser muy complicado de comprender.

¿Qué significa cada nivel en el semáforo de riesgo?

Es importante saber que los diferentes niveles de riesgo se diferencian en base a un rango de colores que van desde el color verde al rojo.

  • Nivel 1/6. Corresponde a los depósitos y planes de previsión asegurados.
  • Nivel 2/6. Incluye a los instrumentos, donde se comprometen a devolver el 100%.,
  • Nivel 3/6. El compromiso de devolver el 100% en 3 a 5 años.
  • Nivel 4/6. En este caso, el compromiso de devolver el 100% en 5 a 10 años.
  • Nivel 5/6. Corresponde al compromiso de devolver el 100% a más de 10 años o el 90%.
  • Nivel 6/6. Corresponde a las acciones, la renta fija, y las cédulas.

Advertencias en el semáforo de riesgo

El semáforo de riesgo también muestra advertencias sobre la complejidad de los productos que no son sencillos de entender por los clientes. Por ejemplo:

  • Cuando aparece el compromiso de devolución del capital, indica que esto es solo a vencimiento, y que la venta anticipada puede ocasionar pérdidas.
  • Además, la venta o cancelación anticipada no es posible, o de hacerlo se pueden presentar pérdidas.
  • También puede aparecer la advertencia de que el capital garantizado únicamente es a vencimiento, y la movilización es el ejercicio del derecho de rescate, el cual involucra una penalización que conlleva pérdidas.
  • Otra advertencia tiene que ver con el reembolso, el rescate, o la devolución anticipada de parte o todo el principal invertido, que están sujetos a comisiones y penalizaciones.
  • Adicionalmente, el capital garantizado es únicamente a vencimiento y la movilización, también involucra pérdidas.

En definitiva, es importante conocer cómo funciona el semáforo en riesgo antes de contratar un producto financiero. Muchas veces las personas abren una cuenta de banco o cualquier otro producto, sin considerar los riesgos asociados.

Por lo tanto, antes de contratar cualquier producto financiero, es vital averiguar cuál es su nivel de riesgo.

El perfil de riesgo hipotecario

Perfil de riesgo hipotecario: ¿Qué significa y cuál es su objetivo?

El perfil de riesgo hipotecario es uno de los principales factores que toman en cuenta los bancos, para decidir si conceden o no un préstamo hipotecario. A grandes rasgos es el resultado de una evaluación que se hace respecto a la situación financiera actual de quien solicita una hipoteca.

Para establecer un perfil de riesgo hipotecario, las entidades considerando no solamente el nivel de ingresos del solicitante. También toman en cuenta los gastos, así como otros préstamos y deudas que puede tener al momento de hacer la solicitud. Incluso se le da mucha importancia a la estabilidad laboral, así como a las garantías adicionales que se aportan.

¿Cómo determinan los bancos el perfil de riesgo hipotecario?

Quienes están planeando solicitar un préstamo hipotecario, a menudo se preguntan: ¿qué aspectos consideran los bancos para conceder una hipoteca? La respuesta corta es simplemente la capacidad que tiene el individuo para pagar sus deudas. En otras palabras, su solvencia económica.

Solvencia económica

Cuando se trata de una hipoteca, las entidades bancarias deben valorar si la persona podrá solventar el pago de una cuota hipoteca, durante todo el ciclo de vida del préstamo. Para determinar el grado de solvencia del solicitante, el banco necesita conocer determinada información del cliente.

Estos datos incluyen:

  • La situación laboral actual
  • Los activos que el individuo tiene en propiedad, que pueden ser inmuebles o bienes muebles.
  • Los ingresos que actualmente percibe
  • Las deudas actuales y la situación de morosidad
  • La situación familiar y personal

Comprobación de deudas y morosidad

Para comprobar si el solicitante de la hipoteca tiene deudas, o si de hecho se encuentra incluido en un fichero de morosos, los bancos consultan la CIRBE. Esta es la Central de Información de Riesgos del Banco de España. Aquí las entidades pueden conocer de inmediato, el historial crediticio de una persona que solicita un préstamo hipotecario, o cualquier otro tipo de financiación.

La CIRBE opera como una base de datos que recoge todos los créditos, préstamos, avales, así como los riesgos que tienen los bancos con los clientes. Cabe aclarar que la CIRBE no es un fichero de morosos, como si lo es ASNEF, ya que la primera únicamente recopila las deudas por pagar de cada persona con historial crediticio.

Declaración del IRPF y la vida laboral

Pero los bancos no solo consultan la CIRBE, también solicitan al cliente información adicional que les permitirá completar el perfil de riesgo hipotecario. Uno de los documentos más importantes que requieren las entidades bancarias es la más reciente declaración del IRPF, además de la vida laboral actual.

Eso no es todo, también se solicitan los recibos de las cuotas de otros préstamos, la nómina actual, junto con los justificantes que demuestren que se tienen ingresos adicionales.

Además, si el solicitante es un autónomo o trabajador por cuenta ajena, es posible que se requiera documentación adicional.

Perfil de riesgo hipotecario: resultado de la evaluación

En base a la valoración de todos los aspectos antes mencionados, si el resultado de la evaluación es positivo, el banco aprobará el préstamo hipotecario. De lo contrario, la entidad esta obligada a notificar por escrito al cliente detallando los motivos por los que ni fue aprobada la hipoteca.

¿Qué es el ratio de endeudamiento?

¿Qué es el ratio de endeudamiento y cómo se calcula?

El ratio de endeudamiento es un coeficiente que utilizan los bancos y otras entidades crediticias, para calcular la parte de tus ingresos con la que se cubren tus deudas. Realizar el cálculo de este coeficiente es de gran utilidad, no sólo en términos de un préstamo hipotecario, sino también para cualquier otro tipo de financiación.

Cabe señalar que cuando deseas solicitar un préstamo hipotecario, a menudo debes cumplir con un ratio de endeudamiento, por debajo del 35%, aunque en ocasiones este porcentaje se establece en 45%. Por lo tanto, hay que considerar este aspecto, ya que de lo contrario el banco difícilmente nos concederá la hipoteca.

¿En qué consiste el ratio de endeudamiento?

Como se mencionaba al inicio, el ratio de endeudamiento es el coeficiente que utilizan los bancos para el cálculo de los ingresos que deberán ser destinados al pago de las deudas. Dicho cálculo se realiza mediante una fórmula que se compone de la cuota del préstamo hipotecario, más la cuota de los préstamos que se tengan actualmente. El resultado de esta sumatoria se divide entre los ingresos que se perciben.

Básicamente es el porcentaje de las deudas actuales respecto a los ingresos en un período determinado de tiempo. Por lo general este cálculo se lleva a cabo de forma mensual. Por ejemplo, si tus ingresos ascienden a 1,200€, y tienes un préstamo personal con cuota de 120€ por mes, además de un crédito personal con cuota de 100€ por mes. El ratio de endeudamiento es de 18.3%.

No obstante, cuando se realiza este cálculo con el objetivo de solicitar un préstamo hipotecario, es necesario agregar un factor adicional.

Calcular el ratio de endeudamiento de una hipotecar

La fórmula que se mencionaba anteriormente, también debe incluir la cuota estimada de la hipoteca, siempre que se este solicitando un préstamo hipotecario. Para conocer la cuota estimada de la hipoteca se puede utilizar una calculadora hipotecaria, o directamente a través de un gestor hipotecario.

Considerando el ejemplo anterior, el ratio de endeudamiento de un préstamo hipotecario se calcula de la siguiente manera: si quieres adquirir una vivienda de 100,000€, y tu cuota estimada de la hipoteca es de 350€ por mes. Tu ratio de endeudamiento hipotecario es de 47.5% . Esto es porque se suman: 120 + 100 + 350, después se divide ese resultado entre 1200, y al final se multiplica el resultado por 100.

Como se puede ver, este ratio de endeudamiento supera el ratio de endeudamiento que usualmente pide el banco, que es entre 35 a 45%. Por lo tanto, al ser un ratio de deuda demasiado alto, difícilmente el préstamo hipotecario será aprobado.

Las opciones entonces serían, incrementar nuestros ingresos, ya sea mediante la adición de titulares, o avalistas, o en su caso disminuir los gastos. Es decir, cancelar todas las cuotas de los préstamos.

¿Cuál es el mejor ratio de endeudamiento?

El mejor ratio de endeudamiento es de 35%, o menos. Esto de acuerdo a lo recomendado por el Banco de España. En consecuencia, los pagos fijos que se tengan actualmente, no deben superar el 35% de la totalidad de los ingresos que se perciben.

En última instancia, lograr un ratio de endeudamiento por debajo del 35%, permitirá hacer frente al pago de las cuotas mensuales, y conseguir el préstamo hipotecario.