Los riesgos que implica el nuevo Euribor

Euribor es un tipo de interés que es publicado diariamente en el Banco Central Europeo, en donde los bancos se conceden préstamos a corto plazo entre ellos con el fin de prestarlo a otras empresas, por lo tanto es un tipo de interés del mercado interbancario del euro. Este tipo de interés se calcula mediante encuestas entre los principales bancos que operan en Europa, tomando como referencia créditos o préstamos bancarios, entre ellos algunos préstamos hipotecarios.

El nuevo Euribor, se basa principalmente en la contribución de un panel de bancos, en la cual, si existe un número significativo de entidades decide dejar de participar esto podría suponer un riesgo a su continuidad. El Euribor a 12 meses es un tipo de interés en el cual se prestan dinero diferentes bancos europeos, con un vencimiento a 12 meses, utilizado en hipotecas. Aunque existen Euribor a diferentes periodos de tiempo, 1 semana, 1 mes, 3 meses, 6 meses, etc.hipotea

Se prevé que gracias al nuevo Euribor, este podría ser usado para contratos de préstamos existentes como para nuevos, aunque ello traería ciertos riesgos para el sistema, las cuales se tomarán en cuenta por las entidades bancarias. El Banco de España ha notificado el Informe de Estabilidad Financiera sobre los riesgos que conlleva la continuidad del índice y ciertos riesgos legales.

El Euribor nuevo será implementado el 1 de enero del 2020, retrasando su aplicación completa. El presidente Pablo Hernández de Cos, ha explicado que el nuevo índice está basado principalmente en la contribución voluntaria de los bancos, asegura que si existe la posibilidad de poner en riesgo su continuidad si existe un número significativo de entidades que decidieron dejar de participar.

RIESGO LEGAL.

Uno de los principales peligros que presenta en nuevo Euribor es sobre todo su riesgo legal, como bien informa el banco de España, si existe un cambio en la metodología de los índices, estos podrían provocar este riesgo, pero se prevé un plan de acción legal con el objetivo de lograr una transición ordenada y posible hacia el nuevo Euribor.

Por lo tanto, asegura, las entidades que se vean afectadas deberán entender los riesgos asociados a esta reforma, valorarlos y precede medidas necesarias para contrarrestarlos y garantizar una transacción ordenada a los nuevos índices.

EURIBOR NEGATIVO.

Existe un riesgo de un Euribor negativo, en donde los bancos europeos no necesitan pedir prestadas reservas, debió a las monetizaciones extraordinarias de activos acometidas por el Banco Central Europeo, si los bancos no necesitan pedir prestadas reservas, esto provocará que los tipos de intereses entre bancos se derrumben hasta niveles muy bajas, por otro lado el Banco Central Europeo genera intereses sobre la banca del 0.4% anual, por lo tanto los bancos presentan incentivos para prestar a otros bancos sus reservas para evitar pagar ese presupuesto.

Si los bancos absorben las pérdidas de los impuestos, sus beneficios se verán afectados, al mismo tiempo que sus créditos. Esto afectará a nuevos prestatarios y la demanda de crédito reducirá generando una escasa inversión en la economía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *