Mayores beneficios durante 2020 para la banca

 

Si algo están aprendiendo las entidades financieras tradicionales es a manejarse dentro de los tipos negativos, tanto el Euríbor como los intereses dentro de los depósitos. Es por ello que están comenzando a preparar distintas hojas de ruta para aprovechar a su favor el que estos índices o tipos estén en negativo durante tanto tiempo.

Todo lo que necesitan es que la política monetaria europea así como los tipos negativos se estabilicen dentro de su negatividad. Es decir, aprender a moverse con números en negativo pero sin tantos vaivenes e incertidumbre para poder establecer metas y rutas de trabajo donde los bancos también salgan beneficiados de esta situación.Contratar una hipoteca online ya es posible con Hippo

Quienes más claro lo tienen son los que pertenecen al BBVA, ya que son conscientes del valor tan bajo que tienen sus acciones en bolsa y que pueden reconvertir esa situación en un gran potencial de crecimiento y convertirse en un gran índice bancario de referencia dentro de la Eurozona.

Cambiar la perspectiva negativa de los tipos negativos

 

Siempre que se ha hablado del Euríbor en negativo, por ejemplo, se habla de ello con mucha negatividad y como algo que va a impedir crecer a un banco en sus beneficios y que se va a convertir en un lastre imposible de salvar.

Sin embargo, lo que proponen desde el BBVA es que se cambie la perspectiva y, de esta manera, aprovecharlo a favor de cada entidad financiera de la mejor manera posible para aumentar beneficios y productividad.

Por ejemplo, se sabe que el Euríbor aunque seguirá en negativo, no va a pasar del -0,4%, lo que es un gran margen con el que poder trabajar y que influirá de una manera espectacular en el Euríbor a 12 meses para todas aquellas hipotecas que se firmen durante el 2020. Consiguiendo de esta manera que no se reste tanta rentabilidad a aquellos bancos que sigan apostando por hipotecas variables o mixtas.

Por otro lado, existen los tipos negativos dentro de los depósitos, los cuales se prevé que puedan establecerse alrededor del -0,5%. Esto se puede convertir en algo a favor de las entidades financieras si sólo se les cobra a las grandes cuentas dentro de toda la banca nacional.

Tomando esta medida, se hará que aquellos clientes que entran dentro del perfil “retail” puedan evitar pagar por la custodia que hacen las entidades financieras tradicionales de sus ahorros.

¿Qué se necesita para normalizar los tipos negativos?

 

El mercado de valores está en un punto en el que, por fin, ha asumido que puede estabilizar los tipos de intereses, aunque estén en negativo, durante un período de tiempo más prolongado. Esto afecta directamente al control que el BCE hacía de los tipos de interés y, por lo tanto, no existe una influencia política en este tipo de acciones.

Teniendo este campo cubierto, los bancos pueden crear condiciones en sus productos financieros y aumentar sus beneficios incluso con los intereses en negativo o atendiendo a diferentes escenarios, adaptándose de manera diferente a la que podían anteriormente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *