El nuevo Euribor y todo lo que hay que saber

Es una realidad que el Euribor es un indicador que puede traernos muchas sorpresas. Debido a su fluctuación y valores que difícilmente podemos predecir con total certeza, desde 2016 las autoridades actuales se encuentran trabajando en un nuevo método para definirlo.

De acuerdo con el experto Pau A. Monserrat, un economista Futur Fiances y profesor asociado en la Universidad de Islas Baleares (UIB), ya se esperaba que el nuevo indicador Euribor estuviera presente en 2020, señalando también que, para poder el cálculo con un valor correcto, era urgente un cambio de su metodología.

Ya en 2005 y 2009 se dieron casos de entidades que manipularon en su beneficio, y a pesar de que se aplicaron multas, urgía tomar medidas para evitar que esto pudiera volver a suceder. Por otro lado, solo 18 bancos aportaban información, haciendo muy pequeña la muestra que se tomaba.

Ahora se busca que el proceso sea mucho más transparente para evitar modificaciones que perjudiquen a los involucrados en la firma de una hipoteca.

Metodología hibrida

A la actualización en la metodología para el cálculo del Euribor se le nombró como Euribor Plus, y fue el Instituto Europeo de los Mercados Monetarios o EMMI, el encargado de delinear los nuevos parámetros para este cálculo, el cual entró en vigor desde noviembre del 2019.

Como sabrás, el Euribor es un indicador que muchos bancos utilizan para medir los intereses de los préstamos del tipo variable en Europa. Si bien esta actualización no supone un cambio en su nombre, es importante que lo conozcamos para prevenir las cuotas que tendremos que pagar en caso de contar con una hipoteca del tipo variable.

De igual manera, la actualización en el Euribor pretende también resolver las diferentes debilidades que solían presentarse al momento de calcular las hipotecas, de acuerdo con Pau A. Monserrat

Uno de estos casos era las hipotecas con plazo de 12 meses. Bajo este escenario, se ha optado por una metodología híbrida, donde además de las estimaciones del Euribor, se contemplan también diferentes entidades que no son bancos, (como aseguradores, multinacionales, financieras institucionales y fondos de pensiones) Esto permite un cálculo mucho más apegado a la realidad.

¿Se verán afectadas las hipotecas antiguas?

Hay que tener en mente que el nuevo cálculo del Euribor no es un nuevo indicador, si no solamente una actualización al mismo. Por lo tanto, las hipotecas que actualmente estén ligadas al indicador Euribor se calcularán con la nueva metodología.

Bajo este esquema, si este nuevo Euribor es un poco más alto, las cuotas se harán más, pero si este valor es más bajo, serán más dóciles de pagar. Ambos escenarios son posibles, por lo que debemos estar preparados para poder afrontarnos a cualquier fluctuación en el mercado.

El experto Pau A. Monserrat, economista de la empresa Futur Finances, comenta que el método hibrido puede ser positivo para las personas que tienen hipotecas variables, debido a que

actualmente el Euribor está en mínimos, y las posibilidades de que la tendencia cambie abruptamente son muy pequeñas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *