El aumento del traspaso de hipotecas entre entidades bancarias

 

Desde que entró en vigor la aprobación de la nueva ley de crédito inmobiliario, que se utiliza principalmente para llevar a cabo la redacción de todos aquellos préstamos hipotecarios nuevos, han disparado las ofertas entre las entidades financieras para atraer a nuevos clientes.

Existen muchas personas que ya cuentan con un préstamo hipotecario del que les quedan bastantes años para liberarse, pero eso no va a ser un problema para beneficiarse de las nuevas condiciones y promociones que los bancos tienen previstas para aquellas personas que decidan trasladar sus hipotecas de una entidad bancaria a otra.

¿Cómo podemos conseguir cambiar nuestra hipoteca de banco?

 

Como hemos comentado, gracias a la aprobación de la nueva ley de préstamos inmobiliario, las entidades bancarias han encontrado dos maneras diferentes para ofrecer a sus clientes el traspaso de una hipoteca del banco en el que tengamos nuestro préstamo hipotecario hacia aquella en la que nos den mejores condiciones.gastos compraventa

Podemos escoger entre:

 

  • Pedir a un banco la cancelación de nuestra hipoteca: si elegimos esta opción, tendremos que solicitar al que será nuestro nuevo banco una nueva hipoteca con el valor suficiente como para poder cancelar la hipoteca que ya tenemos y poder solicitar una nueva con todas las condiciones y garantías.
  • Utilizar la subrogación: en este caso, una vez hayamos elegido la entidad bancaria que será nuestra nueva entidad financiera e informarnos sobre todas las condiciones, ventajas y beneficios que tendría para nosotros realizar la transferencia de nuestra hipoteca y, en el caso de que nos compense, sólo tendremos que solicitarlo y comenzaremos una relación hipotecaria en nuestro nuevo banco.

¿Qué pasa con el dinero que todavía queda pendiente de la hipoteca?

 

El procedimiento que se lleva a cabo para que la transferencia de nuestra hipoteca de un banco a otro sea legal y sin ningún problema para los titulares de la misma, es el siguiente:

  1. El nuevo banco tiene la obligación de solicitar un certificado del importe adeudado al banco titular hasta ese momento de la hipoteca, información que no puede negarse a dar.
  2. Durante los siguientes 15 días, la subrogación quedará suspendida hasta que el nuevo banco realice la nueva escritura de la nueva hipoteca ante notario con el anterior banco.
  3. Esta escritura no se podrá llevar a cabo a no ser que, el nuevo banco, haya pagado todo el capital adeudado por los titulares de la hipoteca, más las comisiones y/o intereses que no se hayan satisfecho.
  4. También tendrá que estar presente en la notaría el/los titulares de la hipoteca, donde se le explicará de manera gratuita y certificada todos los cambios, condiciones, comisiones, etc., de su nueva hipoteca.
  5. Por último, antes de realizar la firma de la nueva hipoteca con la nueva entidad financiera que hayamos elegido ante notario, se nos realizará un pequeño test para comprobar que hayamos entendido efectivamente todo lo que allí se nos ha explicado relacionado con nuestro compromiso monetario con la hipoteca y la entidad financiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *