El Euribor se toma un respiro en el mes de noviembre

 

Euribor es un tipo de interés del mercado interbancario del euro, se dice que es un interés promedio al que algunos bancos europeos dicen concederse préstamos a corto plazo entre ellos para a su vez, prestarlo a terceros.

Mediante encuestas se indican los principales bancos de Europa, se utiliza como referencia para los créditos o préstamos bancarios, y a los préstamos hipotecarios.

Euribor tiene aplicaciones a corto, mediano y largo plazo basándose en los distintos periodos, dependiendo 9 meses, 6 meses, 3 meses, 1 mes, 3 semanas, 2 semanas y una semana diario.

ANTECEDENTES.

Durante el 19 de octubre del 2011 la Comisión Europea lanzó una investigación de los bancos por manipulación del Euribor, y dio a conocer a finales de febrero de 2012 que la Comisión del Mercado de Valores de Canadá había demandado a seis grandes bancos por el cargo de manipular el libor.

El fracaso del Euríbor llevó al Banco Central Europeo junto al Sistema Europeo de Supervisión Financiera, la Autoridad Europea de Valores y Mercados y la Comisión Europea a lanzar un nuevo índice de referencia diario a partir del 2020.

En España se actualiza diariamente y publicado por el Banco de España y el BOE. Considerándose un índice importante en el mercado financiero, ya que es el tipo oficial de referencia más utilizado para préstamos en España desde el 1 de enero de 2000

EL EURIBOR DURANTE EL MES DE OCTUBRE.

Euribor cerró el mes de octubre en el -0,304%, iniciando noviembre sin ganas de recuperar el terreno perdido. Durante el mes de agosto, hubo una recuperación del -0,356%, lo cual está ligada a las decisiones de Mario Draghi al frente del banco central europeo.

El ex presidente de la institución comunicó que se realizaron acciones de corrección para mitigar el impacto de sus medidas extraordinarias en la banca. Es conocido como tiering, un regulador que provoca una parte de las reservas obligatorias de liquidez se mantenga extenso de abonar intereses al banco central.

EURIBOR, LIGADO A BCE.

La evolución del índice hipotecario fue marcada durante estos últimos meses por el ajuste al cambio, mientras que ahora deberían ligarse, con las expectativas económicas. En relación con el Brexit, aún no existe una solución, eso demostró la presidenta del BCE Christine Lagarde, donde no parece que vaya a enfocarse con rapidez hacia un cambio de tendencia.

El ex banquero central ha sido muy crítico en referencia a la falta de colaboración de los gobiernos, donde ha advertido que la política monetaria no podrá tener un efecto perdurable si no se llegan a tener medidas fiscales, mientras que Draghi ha dejado el terreno para mantener los tipos negativos todo el tiempo que sea necesario, con el fin de incentivar a la economía. Por lo tanto, Pablo Hernández de Cos, el cual es el gobernador del banco de España, ha ido un poco más sugiriendo que una solución es que Bruselas marque indicaciones fiscales a los países miembros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *