Llegan las hipotecas hechas a la medida

Dentro de cualquier mercado es necesario conocer el tipo de demanda y la oferta, debe haber un equilibrio entre ambas y lo que queremos es tener un balance armonioso entre el consumidor y el proveedor de servicios o productos. 

En este caso es el turno de las hipotecas, uno de los productos financieros más consumidos a nivel mundial porque corresponde a la capacidad de adquirir un bien inmueble, un patrimonio o invertir dentro de el largo plazo.

Sobre las hipotecas.

Las hipotecas son un tipo de préstamo que nos facilita la adquisición o la rentabilidad de algún bien inmueble que queramos conseguir, tomemos por ejemplo la vivienda de nuestros sueños la cual cuesta alrededor de medio millón de euros lo cual significaría que necesitaríamos un préstamo de alrededor de esa cantidad para poder hacernos con ella.

Las entidades financieras lucran con la capacidad de pago y la confianza que depositan en los clientes, consideramos que con cada año que pasa a la grasa interés puede variar a favor de las entidades financieras o prestadoras lo cual sería muy conveniente para su bolsillo y normal al nuestro como consumidores o controladores de un servicio financiero.Desvincula tu seguro de vida de la hipoteca.

En estos casos es necesario revisar todas las cualidades que tienen los préstamos hipotecarios para nosotros, desde factores muy simples como la tasa de interés o el tipo de interés variable o fijo que vamos a pagar durante los próximos veinte o treinta años.

Las entidades bancarias premian.

Si usted se considera una de las personas que ahorran de manera meticulosa y desde hace mucho tiempo, le va a satisfacer saber que las entidades financieras premian este tipo de comportamiento y también la contratación de productos adicionales a la hipoteca.

Dónde puedo productos que podemos llegar a contratar son el seguro para la vivienda, un seguro de auto, un seguro de vida, etc.

Porque al contratar distintos productos financieros estamos dándole un mensaje a la entidad financiera que es “estoy dispuesto a darte una gran cantidad de dinero dentro de lo que es mi salario para garantizar cierta tranquilidad financiera”.

La flexibilidad.

Anteriormente consiguieron hipoteca era muy difícil debido a que había muy pocas personas que se dieron en la capacidad realizar un pago a largo plazo lo cual las entidades financieras ya cuentan con ello, para las entidades financieras o bancarias sería muy sencillo únicamente dejar que el cliente cayera en una situación de impago.

No obstante, una problemática muy grande sería la situación de no poder pagar ni siquiera una fracción de hipoteca, es ocasionaría no sólo desconfianza por parte de los inversores hacia las entidades financieras sino también bajo rendimiento dentro de los productos financieros que se ofertan. 

Es por eso que ahora con la estabilización financiera se vive un proceso de cambio en la que los consumidores son capaces de adquirir productos financieros mucho más ostentosos como lo es una hipoteca a largo plazo con un tipo de interés variable en el cual muchos confían. 

Aunque las malas noticias para muchos es que esto es una trampa, el tipo de interés variable únicamente es una buena opción si nosotros contamos con un aumento inminente dentro de esta tasa, esto no quiere decir que necesariamente debemos recurrir al tipo de tasa fijo, sólo debemos tener en cuenta los posibles riesgos de depositar nuestra confianza únicamente en un tipo de interés.

Conclusión sobre las hipotecas a la medida.

El tipo de interés de tasa fija o variable depende de cada consumidor, si usted ahora mismo cuenta con la capacidad de realizar pagos bastante altos en lo que respecta a intereses entonces puede ir por la opción de tipo fijo, teniendo en cuenta que en un futuro tendrá muchas más ventajas que aquellos de tipo variable debido a que el tipo variable está en un auge.

Normalmente el aumento en el tipo variable se debe a la capacidad de los indicadores de predecir los sucesos políticos y sociales que afectan el valor del dinero en el tiempo. 

Ahora es su turno, ¿Qué tipo de paso escogería usted si ahora mismo tuviera que escoger una hipoteca? ¿Escogería el tipo variable con un auge próximamente o el tipo fijo que le asegura una ventaja por sobre aquellos que eligieron el tipo variable en un futuro?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *