Contratar una hipoteca, cosas que debes saber

La compra de una vivienda es una decisión muy importante en nuestras vidas no solo en términos financieros, sino también en cuanto a que se adquiere una deuda continuada durante un largo periodo de tiempo. Es por ello, que antes de contratar una hipoteca, es fundamental informarse acerca de todas las características, condiciones y otros aspectos que intervienen en este préstamo.

Una de las primeras cosas a considerar tiene que ver con tener bien clara la situación financiera actual, para de esa manera escoger el producto hipotecario que mejor se adapte a nuestras circunstancias.

Contratar una hipoteca

Durante el pago de las cuotas, también se pagan intereses, que básicamente es el precio que los bancos cobran por prestar el dinero. Esto lo hacen mediante la aplicación de un porcentaje o tipo de interés sobre la cantidad que reste por devolver en cada situación.Contratar una hipoteca

Por lo tanto, las entidades bancarias pueden prestar dinero a interés fijo, interés variable o interés mixto. Cuando es un interés fijo, significa que el tipo de interés se mantiene fijo, al igual que la cuota a pagar durante todo el préstamo. En caso de que se trate de un tipo de interés variable, entonces hablamos de un tipo de interés que se revisa de forma periódica en base a la evolución de un índice especifico que se toma como referencia.

En cualquier caso, una vez que se haya escogido el tipo de préstamo que se ajuste más a las necesidades, es importante que se comparen múltiples ofertas de diferentes bancos, de tal manera que se pueda escoger la oferta más adecuada. Antes de firmar un contrato de hipoteca, es importante conocer las condiciones del préstamo hipotecario.

Una de las cosas que más se deben prestar atención son las comisiones. En este sentido las más comunes suelen ser la comisión de estudio, así como la comisión por apertura. En la primera de ellas se cobra por la gestión que se lleva a cabo para determinar la solvencia del cliente.

Por lo que respecta a la comisión por apertura en una hipoteca, esta se encuentra relacionada con los gastos que tienen que ver con la formalización y la disposición del dinero que se prestará al solicitante. Suele cobrarse un porcentaje del préstamo hipotecario.

También hay que decir que existen otras comisiones en las hipotecas que es posible que se apliquen en caso de que se produzca una modificación durante todo el tiempo que dure el préstamo, incluyendo la comisión por subrogación, la comisión por novación, comisión por amortización anticipada de capital, la comisión por compensación de desistimiento, así como la compensación por riesgo de tipo de interés.

Debido a que son muchos aspectos a considerar, es recomendable que antes de contratar una hipoteca, busques asesoramiento y que leas con cuidado todo el contrato antes de firmarlo. Adicionalmente a la contratación de la hipoteca, también hay otros gastos que se deben considerar, incluyendo la comprobación de la situación registral de la vivienda, la tasación del inmueble, así como la gestión administrativa de la operación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *