Qué ocurrirá con el precio de las viviendas en España los próximos años

A pesar de que en meses recientes se estuvo manejando mucho la manifestación de una nueva burbuja inmobiliaria en España y la crisis que esto podría volver a causar en el país, recientemente se acaba de comprobar que dicha burbuja está muy lejos de aparecerse.

A pesar de que expertos en la materia recientemente desmintieran que existiera una posible burbuja fue la agencia de calificación crediticia Standard&Poor’s quien vino a confirmarlo la teoría, gracias a un informe presentado por ellos.

Que ocurre con el preccio de la vivenda en el futuro

De acuerdo con la firma estadounidense se cree que el precio de la vivienda seguirá con se recorrido en el mercado doméstico a pesar de que su ritmo de crecimiento ira a menos.

De manera concreta se estima que el precio medio de los inmuebles aumentara respectivamente en 5.6% en el año en curso, en el 2019 4.3%, en el 2020 3.5% y en el 2021 un 3%.

De acuerdo con el Ministerio de fomento en su precio medio y con la agencia de rating, el metro cuadrado para la siguiente década se situara alrededor de los 1800 euros, una cifra que por cierto, está muy lejos de alcanzar la de la crisis de la burbuja inmobiliaria.

Con el motivo de esclarecer más esto utilizaremos los años 2007 y 2008 donde el precio medio de los inmuebles en España superaba los 2000 euros por el metro cuadrado.

Actualmente se encuentra debajo de un 24% del nivel del 2007 y de acuerdo con la agencia estadounidense esto seguirá bajando hasta 2021 después de siete años consecutivos de repuntes.

Las razones de que no existe tal burbuja.

Expertos del sector inmobiliario han tenido meses recientes donde han intentado explicar las razones de la no burbuja en el mercado del día hoy, porque a pesar de las evidentes tensiones en los precios de las viviendas especialmente en puntos capitales como Madrid o Barcelona, la idea es totalmente falsa ya que a pesar de las tensiones no se detectan los excesos que se llegaron a producir ante la crisis.

A todo esto se suman las razones concretas que brinda el Banco de España a menos de un año, donde afirma como aspectos positivos al mercado inmobiliario lo siguiente:

El mercado es muy heterogéneo, el peso de la compraventa de viviendas es cada vez mayor por parte de los extranjeros y los desbalances en el mercado siguen siendo muy inferiores a los de aquel entonces.

Además, ya no existe la ayuda fiscal a la compra de vivienda, que anteriormente sirvo de incentivo para la compra de casas.

Como punto principal a apoyar la teoría de que no existe una nueva burbuja ces necesario tener en cuenta que en el mercado global se está comenzando a desacelerar el precio de la vivienda, cuya tendencia es vislumbrada por el Economista y Standard&Poor’s, que recientemente han publicado en sus comunicados oficiales que el precio del mercado residencial se ha comportado moderado en al menos la mitad de las principales ciudades del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *