hipoteca-titulada

Hipoteca titulada: ¿Qué es? Ventajas y desventajas

Es verdad que existen diferentes tipos de préstamos hipotecarios. Todo mundo sabe qué es una hipoteca fija, y una hipoteca variable. Sin embargo, quizás no todos sepan qué es una hipoteca titulizada.

A continuación te decimos todo lo que necesitas saber sobre el préstamo hipotecario titulado. Además, también te compartimos las principales ventajas y desventajas de una hipoteca titulada.

¿Qué es una hipoteca titulada?

La hipoteca titulada o titulación de un préstamo hipotecario, es el término que se utiliza para describir la venta de una hipoteca a un tercero, a cambio de un determinado precio. En consecuencia, los bancos utilizan este tipo de hipotecas para vender todo o una parte de sus riesgos, y con ello obtener una nueva financiación que les permite continuar ofreciendo su negocio.

Cabe mencionar que el cliente tiene una relación habitual con su préstamo hipotecario, en el sentido de que solo tiene que hacer el pago de su cuota mes a mes. Si no se ha presentado una situación de impago, el titular del préstamo desconoce si el banco ha vendido su deuda.

De hecho, las entidades no están obligadas a informar al deudor acerca del procedimiento de hipoteca titulada. A pesar de ello, el cliente tiene derecho a saber si su préstamo hipotecario ha sido vendido o no por el banco.

Ventajas y desventajas de la hipoteca titulada

La principal consecuencia de una hipoteca titulada, es que la entidad deja de ser la acreedora de la deuda. Lo anterior debido a que ha vendido el préstamo hipotecario a un tercero, y en consecuencia, ya ha cobrado dicho préstamo.

Y de acuerdo a lo que menciona el Banco de España, cuando existe una hipoteca titulada, la entidad ya no es la acreedora, no obstante que siga manteniendo por ley la titularidad registral. Lo anterior sin embargo, no significa que ya no se deba pagar el préstamo, debido a que la deuda se mantiene.

Dicho lo anterior, el hipotecado esta obligado a pagar la deuda hasta cancelarla completamente. Por lo tanto, la entidad ya no tiene derecho a reclamar el pago de la hipoteca, debido a que ya no es la acreedora.

A pesar de ello, cuando se presenta una situación de impago por parte del titular de la hipoteca, la entidad recurre a los tribunales, como una forma de exigir el pago de las cuotas pendientes. No obstante, la mayoría de las veces, el juicio sencillamente no procede.

Lo que sucede es que en la actualidad, un gran número de tribunales han dado fallos a favor del cliente, al comprobarse que se trata de una hipoteca titulada. Y si te preguntas lo que sucede con la ejecución hipotecaria, en realidad es posible detenerla, aunque solo cuando la titulización del préstamo hipotecario ha sido del 100%.

¿Es posible vender una casa con hipoteca titulada?

Si una persona que es dueña de una vivienda con hipoteca titulada, decide vender su propiedad, puede hacerlo sin ningún inconveniente. Esto se debe a que todo se mantiene igual, con excepción del acreedor, por lo que sus obligaciones son las mismas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *