¿En qué consisten los titulares de la hipoteca?

Titulares de la hipoteca: ¿Cuántos son y en qué consisten?

Una de las preguntas más frecuentes en los préstamos hipotecarios se relaciona con los titulares de la hipoteca. Sin embargo, lo primero que hay que entender es en qué consiste el titular de la hipoteca.

¿Qué son los titulares de la hipoteca?

El titular o titulares de un préstamo hipotecario es quien se compromete a devolver la hipoteca junto con los intereses. Puede ser una persona física o jurídica, y en la mayoría de los casos coincide con la persona que compra la vivienda, aunque no siempre es de ese modo.

¿Cuántos titulares de la hipoteca puede haber?

No existe un límite establecido respecto a la cantidad de titulares en una hipoteca. El motivo de ello se relaciona con que para el banco es más conveniente que varias personas se comprometan a devolver el préstamo.

Lo interesante en todo caso es que no siempre, el titular o los titulares de la hipoteca, son los propietarios de la vivienda.

¿Cuáles son los tipos de titulares de la hipoteca?

En términos de los titulares de una hipoteca, existen diferentes tipos que vale la pena conocer.

Titular de la hipoteca sin propiedad

Corresponde a un tipo de titular en la hipoteca que busca convertirse en el titular del préstamo, sin que figure como tal en la escritura de la vivienda que se va a comprar.

Por lo tanto, si se presenta una situación de impago, deberá responder con su patrimonio presente y futuro. Esto sin importar que no sea el propietario del inmueble.

El usufructuario

En este caso se trata de un tipo de titular de la hipoteca que tiene la posesión de la vivienda. Sin embargo, no tiene la propiedad de dicha vivienda. Como resultado, es imposible para este titular vender, hipotecar o llevar a cabo ningún acto sin que el propietario lo autorice.

El hipotecante no deudor

A diferencia del avalista, el hipotecante no deudor es un titular de la hipoteca que no compromete todo su patrimonio presente y futuro si se presenta el impago. Este tipo de titulares solamente hipoteca su vivienda en caso de que el hipotecado principal no cumpla con sus obligaciones de pago.

Adicionalmente tiene el derecho de pedir al banco que consuma la totalidad del patrimonio del hipotecado principal, antes de que se le reclame el impago.

Otros aspectos importantes a considerar

Cabe mencionar que la deuda de cualquier hipoteca, ya sea que se trate de una hipoteca variable o una hipoteca fija, siempre puede conocerse a través de la Central de Información de Riesgos del Banco de España.

Mediante el CIBER, como también se le conoce, es posible comprobar si la deuda hipotecaria se considera riesgo directo o indirecto. En última instancia, las personas que figuren como titulares de la hipoteca deben conocer a fondo las condiciones del contrato.

Esto es porque a menudo los titulares simplemente firman lo que el notario estipula, asumiendo que todo esta perfecto. Sin embargo, actualmente es obligatorio que se le brinden a los titulares toda la información respecto a las cláusulas.

También es importante consultar el apartado oferta vinculante, ya que aquí se muestra todo lo relacionado con el contrato del préstamo hipotecario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *