Qué son los fondos indexados

Fondos indexados: ¿Qué son y cómo funcionan los fondos indexados?

Hoy en día existen muchas maneras de invertir tu dinero, y una de ellas son los fondos indexados. Los fondos indexados son populares entre los inversores pasivos por tres razones básicamente: son independientes, son diversificados y también son asequibles.

Además, este tipo de inversión también brinda una gran cantidad de otros beneficios. Pero antes de aventurarte e invertir en fondos indexados, averigüemos en qué consisten, y cómo funcionan.

¿Qué son los fondos indexados?

Los fondos indexados son una colección de acciones, cuyo objetivo es rastrear el rendimiento de un índice específico, como el S&P 500. Debido a que se administran de forma pasiva, los fondos indexados tienen tarifas más bajas. Además, de esto, generalmente brindan rendimientos más altos que los fondos administrados activamente.

Algunos de los fondos indexados más populares son:

  • Vanguard S&P 500 ETF
  • Schwab S&P 500 ETF
  • SPRD S&P 500 ETF Trust

¿Cómo funcionan los fondos indexados?

Para saber si los fondos indexados son tu mejor opción para invertir y ganar dinero, primero es fundamental que comprendas cómo funcionan. En este sentido, el beneficio de un fondo indexado es que te “inscribes” de inmediato en una cartera diversificada que tiene el potencial de lograr fuertes rendimientos.

Es importante hacer hincapié en que los fondos indexados no intentan superar al mercado, ni ganar más que el promedio del mercado. En lugar de esto, lo que se busca es intentar replicar el desempeño del mercado de valores más amplio.

Es decir, un mercado de valores que como sabemos, tiene una tendencia natural a aumentar con el tiempo. Por ejemplo, el S&P 500 tiene un rendimiento anual promedio a largo plazo de aproximadamente el 10%.

Además, y debido a que los fondos indexados son vehículos de inversión pasivos, sus administradores no eligen activamente valores. La ventaja de ello es que se eliminan a los intermediarios, incluyendo a los analistas de investigación, y otros que contribuyen a seleccionar las acciones apropiadas para un fondo indexado determinado.

Otro beneficio de los fondos indexados,es que se diversifican automáticamente porque están compuestos por cientos o miles de acciones subyacentes. No solo eso, gracias a que son menos volátiles que las acciones individuales, la cartera de inversión puede gestionar mejor las oscilaciones del mercado.

Los dividendos, que son una parte de las ganancias de una empresa, se pagan cuando inviertes en los fondos indexados. Sin embargo, la cantidad de dividendos que recibas estará determinada por los tipos de valores de los fondos que poseas.

Algunos de estos fondos, por ejemplo, pagan semanalmente, otros trimestralmente, aunque la mayoría lo hacen cada año.

¿Por qué son una opción popular de inversión?

Los fondos indexados son de no intervención, por lo que podrás conservar tu dinero durante mucho tiempo. Tampoco es necesario que los vigiles regularmente.

Si bien los fondos indexados no son inmunes a las fluctuaciones del mercado a corto plazo, se sabe que tienen una tendencia alcista a largo plazo. Algo para destacar es que durante un mercado bajista, aunque es posible que no obtengas rendimientos significativos, es raro que pierdas todo tu dinero en un día.

Finalmente, los fondos indexados tienen costes más bajos que los fondos de gestión activa. Esto se debe a que el coste de las comisiones y la gestión de cuentas, suele ser más bajos. Esto significa que podrías quedarte con una mayor parte de tus ganancias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *