¿Llegarán a no pagar intereses las hipotecas?

43 meses dentro del terreno de los porcentajes negativos, esta es la historia de lo que ha ocurrido con el Euribor, un indicador que desde el mes de febrero del año 2016, tan sólo un mes antes de que el BCE, o Banco Central Europeo, estableciera que el precio oficial del dinero bajará hasta un 0%.

Ahora el Euribor se encuentra en un punto mínimo histórico con un -0,35 %.

A pesar de los números repetitivos que el Euribor arroja, estos permanecen de suma importancia para muchas de las hipotecas de tipo variable que se ofrecen al sector privado, mismas que se revisan de manera anual y que tienen un diferencial con respecto al indicador del Euribor.hipotea

Esta misma situación es la que está permitiendo que los ciudadanos en España, miles de ellos, no se vean obligados a pagar ni un solo euro por los intereses generados por la deuda del préstamo hipotecario que ha solicitado, de manera que únicamente tiene que pagar la deuda principal ya establecida.

Y contrario a lo que podría llegar a pensar, ya que la suma de este diferencial más el euribor resulta negativa, o entendiéndose de otra manera, a favor del deudor, ciudadano, agente privado, esta persona física no podrá exigir la compensación por los intereses negativos a la entidad bancaria, esto por la simple lógica de que si una entidad bancaria hiciera esto se convertiría en ambos sujetos en una sola operación tanto acreedor como deudor y esto no podría suceder.

Así es como el usuario del crédito hipotecario sólo puede conformarse con no tener que pagar los intereses generados por el préstamo.

A pesar de la noticia se contratan hipotecas a tipo fijo, ¿Porque?

A pesar de esas interesantes noticias con respecto a las hipotecas de tipo variable que responden directamente a lo que devenga con respecto al Euribor, el público en general se ve más asiduo a la contratación de préstamos hipotecarios de tipo fijo y esto lo demuestra de manera tajante algunos de los datos que son proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística, mismos que representan una realidad bastante difícil para los créditos hipotecarios de tipo variable.

Tan sólo en el mes de junio del año en curso se arrojó un porcentaje de 44,5 %, a pesar de que el tipo de interés de inicio representa una cantidad más alta.

Otro dato interesante con respecto a las hipotecas de tipo variable es que debido a su dependencia al Euribor han tenido distintas bajas, incluso en la contratación de las mismas, siendo que en 2018 se ha registrado que hasta 346,639 fueron firmadas todas sobre el tipo de inmueble de vivienda generando así un capital de hasta 42,945 millones de euros.

Al contrastar lo anterior con cifras actuales, según el Instituto Nacional de Estadística, se registraron 29,900 viviendas hipotecadas firmadas, generando así un valor en capital de 3,587 millones de euros.

Lo anterior significa que los números actuales son un 2,5 % y un 6,1 % menos respectivamente tan sólo en el mes de junio del año 2018.

Las diferencias entre el valor del euribor actual y el de hace algunos años nos da la certeza de que los cambios son reales y el declive que este indicador está teniendo repercute en el consumo, las preferencias y decisiones que los consumidores tienen hacia los préstamos hipotecarios de tipo variable en toda España.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *