Cambios en la hipoteca

Cambios en la hipoteca: Modificaciones a la hipoteca

Cuando se trata de un préstamo hipotecario, hay muchos factores involucrados a considerar. Si bien inicialmente podemos estar contentos con determinadas condiciones, posteriormente es posible que queramos realizar cambios en la hipoteca.

En este artículo analizaremos los aspectos relacionados a los casos en los que concertamos un préstamo hipotecario, y en un momento posterior deseamos modificar sus condiciones. Esto puede ser desde el tipo de interés, hasta el plazo de devolución.

¿Se pueden hacer cambios en la hipoteca?

Si deseamos reducir el importe de nuestra hipoteca anticipando parte del préstamo, o incluso cancelar anticipadamente, necesitaremos hacer modificaciones a la hipoteca. Dependiendo de lo que queramos modificar, el procedimiento varía significativamente.

Novación

Cuando hablamos de hacer cambios en la hipoteca, la novación es una de las modificaciones más solicitadas. Básicamente significa renegociar con el banco el préstamo hipotecario, con la intención de modificar las condiciones del tipo de interés, o cambiar el plazo.

Inicialmente, el banco no está obligado a conceder los cambios en la hipoteca, con excepción de que se hubiera acordado otra cosa en el contrato. En consecuencia, el prestatario tiene que negociar con el banco las nuevas condiciones.

En caso de llegar a un nuevo acuerdo, se procede a realizar los cambios en el contrato hipotecario. En estos casos conviene elevar a escritura pública el contrato, no obstante el coste que debe asumir el cliente. Es común que el banco cobre una comisión por este cambio.

Subrogación por cambio de acreedor

En caso de que el banco no acepte nuestra propuesta de hacer cambios en la hipoteca, podemos recurrir a la subrogación por cambio de acreedor. Consiste en acudir a otro banco para buscar mejores condiciones para la actual hipoteca.

Esta modificación nos permitirá cambiar el banco con el que originalmente contratamos el préstamo, por otro que nos ofrezca mejores condiciones. Sin embargo, esta modificación no será posible si el banco con el que se tiene contratado el préstamo, iguala o mejora las condiciones que ofrece el nuevo banco.

Podremos subrogar nuestra hipoteca con otro banco, si hemos contratado un préstamo con una entidad crediticia, ya sea de interés variable o fijo. No importa la fecha de formalización, e incluso que no conste la opción de la amortización anticipada.

Hay que tener en cuenta, que el banco con el que teníamos el préstamo, puede cobrar una compensación por la cancelación anticipada, si se hubiese pactado en su momento.

Amortización parcial anticipada

Cuando nuestra intención es la de disminuir nuestra deuda, tenemos la opción de hacer cambios en la hipoteca mediante lo que se conoce como amortización parcial anticipada. Esta modificación podría afectar directamente al plazo del préstamo, a la cuota del mismo, o incluso a ambos.

Por lo que respecta a la modalidad, dependerá de las condiciones que hayamos pactado en el contrato. En caso de que se haya acordado una modalidad en específico, inicialmente se deberá respetar la opción que hayamos escogido.

Cabe mencionar que si en el contrato no figura con claridad la opción de la amortización parcial anticipada, será necesario el consentimiento del banco. En caso de que figure en el contrato, el banco podría cobrarnos las compensaciones acordadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *