lo que debes saber al cancelar una hipoteca

Cuidado al cancelar una hipoteca, te pueden cargar las fusiones

En el segmento de los préstamos hipotecarios. Es importante tener cuidado al cancelar una hipoteca. Esto se debe a que en ocasiones, los registradores te querrán cargar gastos que en realidad no te corresponden.

Es decir, a menudo sucede que cuando has terminado de pagar tu préstamo hipotecario, y lo deseas cancelar. Se te cargan estos gastos y la mayoría de las veces no te das cuenta.

¿Por qué debes tener cuidado al cancelar una hipoteca?

Es verdad que el Tribunal Supremo anula cualquier acción que quieran llevar a cabo los registradores en cuanto a los gastos de fusión. Sin embargo, también es un hecho que el propio sistema fomenta las injusticias.

Incluso se vuelve prácticamente imposible para el hipotecado, llevar a cabo un reclamo para que le devuelvan su dinero. Por lo tanto, aunque se reconoce que este tipo de gastos son injustos.

Lo ideal sería sentar las bases para que los clientes recuperen el dinero que injustamente les han obligado a pagar. Todas aquellas personas que han terminado de pagar su hipoteca, y desea cancelarla ante el Registro de Propiedad.

Deben prestar atención a determinados conceptos que aparecen en la minuta del registrador. Muchos de estos son gastos injustificados que no tendría por qué asumir el hipotecado.

Específicamente hay que prestar atención al cobro de una cantidad que corresponde a algo que los registradores denominan “fusión de banco” o término similar. Este tipo de cobros tomó más relevancia después de la reestructuración de los bancos.

Evidentemente se trata de una operación en la que el hipotecado no tiene inferencia. Aún así, los registradores cobran este gasto a los clientes.

El Tribunal Supremo apoya a los hipotecados

Era de esperar que las personas que desean cancelar una hipoteca y se encuentran con este problema. Llevarán su caso ante los tribunales. Gracias a ello, el Tribunal Supremo emitió la sentencia del 13 de mayo de 2020.

En dicha sentencia se ha determinado que los hipotecados solo están obligados a pagar los gastos que se derivan de cancelar una hipoteca. Sin embargo, no están obligados a cubrir las restantes inscripciones previas y que no le corresponden.

Por otra parte, las fusiones de los bancos y lo que estas representan. Es decir, los traspasos de los activos, y los traspasos de su titularidad. Es un tema que únicamente compete a las entidades bancarias. En otras palabras, los clientes no deben pagar estos gastos.

Realizar la reclamación de inmediato

Si una persona desea cancelar una hipoteca y se encuentra con que los registradores quieren cargar los gastos de fusión. Lo primero que se debe hacer es comprobar que la minuta sea correcta.

En caso de que en dicha minuta aparezcan términos como “fusión de bancos” o “escisión de bancos”. Se recomienda presentar inmediatamente una reclamación por escrito ante la Junta Directiva del Colegio de Registradores de la Propiedad.

Para ello es importante tener en cuenta que se tienen 15 días hábiles para llevar a cabo dicha reclamación. Si no se obtiene una respuesta favorable, se puede recurrir nuevamente en un plazo de 10 días.

En este caso la reclamación debe hacerse ante la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *