¿En qué consisten los activos financieros?

¿Qué son los activos financieros y cuáles son los más populares?

Los activos financieros son activos intangibles, porque no se pueden tocar físicamente. Sin embargo, son activos líquidos cuyos valores se derivan de reclamaciones contractuales. Esto significa que se realiza un contrato entre dos partes en el que una entidad invierte su dinero y recibe derechos contractuales para obtener dividendos, intereses, etc. de otra entidad en la que la primera invierte su dinero.

Dichos activos financieros se pueden cambiar fácilmente por dinero real. Bonos, derivados, depósitos fijos, valores de renta variable y contratos de seguro son todos ejemplos de activos financieros.

Tipos de activos financieros en los que puedes invertir

Efectivo y equivalentes de efectivo

Se trata de activos financieros que son activos circulantes de alta liquidez de la empresa, tales como saldos de caja, saldos de cuentas bancarias, cheques emitidos por partes que aún no han sido compensados por el banco y papel comercial, entre otros.

Los depósitos fijos

Los depósitos fijos son sumas de dinero que una empresa deposita con otra persona con la esperanza de ganar intereses sobre el dinero depositado. Por ejemplo, una empresa X deposita $ 50,000 en un banco como depósito fijo durante un año. A cambio el banco acuerda pagar el interés a la empresa X a una tasa del 10% anual.

Entonces, el banco emite un certificado de depósito fijo al inversionista, que sirve como prueba del depósito fijo y sirve como un acuerdo contractual entre la empresa X y la entidad. En dicho acuerdo el banco pagará $ 55,000, es decir, la suma depositada más 5,000 intereses, al final del plazo de un año.

Fondos mutuos

Un fondo mutuo es un fondo administrado por una empresa de gestión de activos que pide a los pequeños inversores que aporten dinero a cambio de unidades de fondos mutuos. Como resultado, luego de recibir capital de estos inversionistas, el fondo mutuo lo invierte en el mercado de valores. Con ello crea una cartera diversificada de acciones. Los fondos mutuos ofrecen una revalorización del capital, así como dividendos o intereses a los inversores.

Acciones de capital

Se trata de otro tipo de activos financieros. En este caso, cuando una empresa compra acciones de otra empresa, las acciones son los activos financieros de la empresa. Este sería el activo financiero de la corporación que compró las acciones de capital, así como el capital social del propietario de la compañía que las emitió.

Este activo financiero establece el derecho del inversor a cobrar dividendos de la empresa emisora. La empresa X, por ejemplo, invierte $ 500 en acciones de capital de la empresa Y. La empresa X ahora tiene el derecho de cobrar dividendos de la empresa Y, así como de votar sobre cuestiones de la empresa X como resultado de esta inversión.

Contratos de seguro

También es otro de los activos financieros más populares. Los contratos de seguro son una forma de activo financiero en el que una parte, denominada titular de la póliza, paga a una compañía de seguros una tarifa a cambio del derecho a recibir cobertura en caso de un evento futuro imprevisto en el negocio que resulte en la pérdida del negocio.

Por ejemplo, si un asegurado ha comprado una póliza que le otorga el derecho a recibir una compensación en caso de incendio, el proveedor de seguros puede pagar a la empresa por los daños incurridos como resultado del incendio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *