Mantener tu crédito saludable

Mantener tu crédito saludable: ¿Cómo tener un buen historial crediticio?

Para muchas personas, la única manera de conseguir un mueble, electrodomésticos, o incluso solventar unas vacaciones, es a través del crédito. Sin embargo, cuando las deudas se acumulan, mantener tu crédito saludable se convierte en algo casi imposible.

Evidentemente es algo que puede afectar tu historial crediticio, e impedir que puedas aprovechar los beneficios del crédito. ¿Qué puedes hacer para conservar tu crédito? Aquí hay algunas sugerencias a seguir si tienes un buen crédito y deseas retenerlo.

¿Cómo mantener tu crédito saludable?

Hay varias cosas importantes que puedes hacer para mantener tu crédito saludable. Si sigues nuestras recomendaciones, te asegurarás de conservar tu crédito con las mejores condiciones.

Lo primero que debes hacer es utilizar el sentido común y la gestión financiera sensata. Asegúrate de pagar tus pagos a tiempo, y no contraigas más deudas de las que puedas pagar en un período de tiempo considerable. Únicamente solicita financiamiento cuando sea absolutamente necesario.

También es buena idea crear un fondo de emergencia. Esto te ayudará a evitar depender del crédito cuando surjan tiempos difíciles o se produzcan eventos imprevistos. Por otro lado, si sucede algo terrible, comunicate con tus acreedores lo antes posible.

Resuelve todos los problemas de crédito lo antes posible. Incluso si crees que tienes razón, si la disputa se prolonga y no pagas tus facturas, tu puntaje crediticio se verá afectado, incluso si el problema no fue tu culpa.

Una vez al año, verifica tu historial crediticio para asegurarte de que nadie más haya solicitado crédito a tu nombre.

¿Qué hacer si tu crédito está disminuyendo?

Si has cargado de más a tus tarjetas de crédito, estás pagando menos de lo que deberías por tu deuda, o tienes dificultades para administrar tu crédito por otras razones, hay algunas cosas que puedes hacer para mejorar tu posición y volver al carril correcto.

Comienza por controlar tu deuda. Haz un presupuesto que ilustre cuánto dinero ganas y cuánto dinero tienes disponible. Cuando estás endeudado, la mayoría de la gente no piensa en ahorrar, pero la única salida es dejar de usar el crédito y utilizar el dinero que ahorras para pagar lo que solías poner en tus tarjetas de crédito.

Puedes saldar tus deudas y ahorrar dinero para tus prioridades creando y respetando un presupuesto realista.

Otra cosa que puedes hacer para mantener tu crédito saludable es recurrir a los cursos o talleres que te enseñan a presupuestar. Este también puede ser un buen método para descubrir cómo retomar el rumbo. Considera inscribirse en un seminario web u otro taller en línea gratuito para comenzar.

También es muy importante que te pongas en contacto con tus acreedores. Es decir, asegúrate de informar a tus acreedores de tus problemas financieros y comprueba si están dispuestos a trabajar contigo para conservar tu crédito.

Si lo consideras necesario, no dudes en buscar asesoramiento sobre crédito. Muchas organizaciones de asesoría crediticia sin fines de lucro brindan asesoría crediticia gratuita con un asesor crediticio acreditado.

El consejero puede ayudarte a desarrollar un presupuesto y determinar tus opciones de manejo de deuda. Al hacerlo, contribuyes a mantener tu crédito saludable y evitar el endeudamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *