¿Qué es la Cláusula de compensación por riesgo de tipo de interés?

Cláusula de compensación por riesgo de tipo de interés, ¿En qué consiste?

La cláusula de compensación por riesgo de tipo de interés puede hacer que tu hipoteca a tipo fijo resulte más costosa. Si bien contratar una hipoteca variable suele ser lo más común, en los últimos meses los préstamos hipotecarios a tipo fijo se han incrementado.

Esto se debe principalmente a la disminución en los tipos de interés. También a toda la incertidumbre generada en la economía. Por supuesto, también ha influido la feroz competencia entre entidades.

¿Qué es la cláusula de compensación por riesgo de tipo de interés?

La cláusula de compensación por riesgo de tipo de interés se aplica a todos los clientes que han firmado una hipoteca a tipo de interés fijo. Específicamente a todos aquellos que desean realizar una amortización anticipada de su préstamo, sea esta parcial o total.

Además, esta cláusula se encuentra estipulada en el Artículo 9 de la Ley 41/2007. Su objetivo es el de validar que en todos los contratos de hipotecas a tipo fijo, se cobre una comisión extraordinaria.

Esto cuando el cliente desee hacer una amortización anticipada, total o parcial de su hipoteca. Sin embargo, esta cláusula esta sujeta a que el banco haya experimentado una pérdida financiera.

¿Cuáles son las implicaciones de dicha cláusula?

Lo anterior se traduce en lo siguiente. Por ejemplo, si un banco te presta 4% al momento de contratar tu hipoteca. Pero los tipos de interés fijos son más bajos comparados con la amortización anticipada. El banco entonces experimenta una pérdida.

Como resultado puede aplicar dicha cláusula como una forma de “compensar” lo perdido. El problema con ello es que el cálculo de esta comisión resulta por demás complejo. Es decir, puede tratarse de un porcentaje, o puede calcularse en base a la pérdida del banco.

Afortunadamente la Ley de Contratos de Crédito Hipotecario ha establecido límites en cuanto al importe de dichas comisiones. Si en el préstamo hipotecario se establecía una comisión por encima de los límites fijados, en la legislación actual ya no tiene validez.

En cualquier caso, la comisión que se aplique no puede superar la pérdida del banco como resultado de la amortización anticipada.

¿Cómo pueden protegerse los clientes?

Para las personas con una hipoteca a tipo fijo que desean amortizar el préstamo. La cláusula de compensación de riesgo de tipo de interés supone un grave problema. Ya sea que se amortice la hipoteca de forma anticipada, parcial o totalmente, no hay manera de eludir el pago de esta comisión.

Por ello es fundamental que se valore con cuidado qué tipo de hipoteca conviene más contratar: a tipo fijo o a tipo variable. Cuando se trata de una hipoteca a tipo de interés fijo, la compensación que establece la ley es mayor.

Esto se debe a que el banco asume una pérdida financiera mucho más grande debido al coste que representa reinvertir los fondos en otros activos. Principalmente cuando los tipos de intereses están por debajo del tipo de interés que se acuerda en el contrato.

Idealmente conviene que ambas partes establezcan una comisión que favorezca al prestamistas. Esto teniendo en cuenta que no puede superar el 2% del préstamo hipotecario amortizado anticipado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *