El IVA en la hipoteca: todo lo que debes saber

El IVA en la hipoteca y otros gastos al comprar una vivienda

El IVA en la hipoteca es uno de los aspectos más importantes a considerar cuando se quiere comprar una vivienda nueva. Sin embargo, no es el único factor a tener en cuenta, ya que existen otros gastos que igualmente debe asumir el comprador.

¿En qué consiste una vivienda de obra nueva?

Antes de hablar sobre el IVA en la hipoteca, conviene dejar en claro lo que significa una vivienda u obra nueva. Básicamente se trata de la primera entrega de un inmueble que se produce al momento que la construcción o rehabilitación ha finalizado.

Esta es la circunstancia que le da validez al certificado de fin de obra. Dicho certificado debe ser firmado tanto por el aparejador, como por el arquitecto de la obra nueva. Todo ello se adhiere al promotor.

Sin embargo, es posible que el promotor decida alquilar la vivienda nueva durante al menos 2 años. Después, si la vivienda es vendida a una tercera persona, dicho comprador no se verá obligado a pagar el IVA.

En este caso lo que deberá tributar es el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales Onerosas. Es decir, se considera que esto corresponde a una segunda transmisión.

¿Cuánto hay que pagar por el IVA en la hipoteca?

Al comprar una vivienda nueva, el comprador de la misma esta obligado a pagar el IVA en la hipoteca. Este pago debe hacerse al vendedor, el cual posteriormente debe ingresar en Hacienda.

En la actualidad el IVA en la hipoteca para una vivienda nueva es del 10% del importe escriturado. No obstante, si se trata de una vivienda de protección oficial, el impuesto a tributar es de solo el 4%.

Esto se debe a que las viviendas de protección oficial se acogen al régimen especial o de promoción pública. El 4% también es la tributación que se aplica a las plazas de garaje y los trasteros.

Para los locales comerciales y el resto de los casos, el IVA corresponde al 21%.

¿Qué otros gastos al comprar una vivienda se deben cubrir?

Como se mencionaba al inicio, el IVA no es el único gasto que se debe solventar al comprar una nueva vivienda. Los gastos asociados a la compra de una vivienda son los siguientes:

  • Notaría. Son los gastos que se tienen cuando se da fe de la compraventa, lo cual realiza un notorio. Dichas tarifas son oficiales e iguales para cualquier notario en España.

  • Tasación. La tasación hipotecaria es otro de los gastos al comprar una vivienda. Este procedimiento es obligatorio para determinar el valor real del inmueble. El coste estará en función de la sociedad tasadora y del tasador.

  • Gestoría. Aunque no son ciertamente gastos obligatorios, si suelen ser muy recurrentes. A menudo la gestoría la realiza un gestor profesional, quien se encarga de todos los trámites administrativos durante la compraventa. Dependen completamente de la gestoría y por lo tanto son muy variables.

  • Registro. Los gastos de registro son los que surgen de la inscripción en el Registro de la Propiedad, de la inscripción de la compraventa. Aunque el coste es fijo, en realidad depende del precio de la compraventa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *