Hipotecas tipo variable

Hipotecas tipo variable: Cosas que debes saber antes de contratar

Es verdad que las entidades han reducido los préstamos hipotecarios a tipo fijo, sin embargo, las hipotecas tipo variable continúan siendo baratas. No debemos olvidar que el índice de referencia con el que se calcula el interés de estas hipotecas, se mantienen en mínimos históricos. De hecho, el Euríbor cerró abril en -0,484%.

A pesar de ello conviene preguntarse si dicho índice de referencia seguirá estando a la baja durante los próximos años. En todo caso es fundamental valorar la conveniencia de contratar una hipoteca a tipo variable, o en su lugar optar por una hipoteca a tipo fijo.

Lo que debes saber antes de contratar hipotecas tipo variable

Lo primero a tener en mente es que contratar un préstamo hipotecario a tipo de interés variable, es algo conveniente siempre que la economía se mantenga estancada. Bajo dicho escenario, el Banco Central Europeo mantendrá las tasas de interés bajas.

Esto lo hace con el objetivo de estimular la economía europea. Como resultado, el Euríbor se mantendrá a la baja, y con ello el tipo de interés en las hipotecas variables será más atractivo.

De acuerdo con varios especialistas, el Euríbor terminará el 2021 en -0,50%, cotizando en alrededor del -0,49% durante el próximo año. Hay quienes van más allá y predicen que el Euríbor se mantendrá a la baja hasta el año 2030.

Por otro lado, si la economía europea se recupera y experimenta un crecimiento significativo, las hipotecas tipo variable referenciadas al Euríbor dejan de ser atractivas. Es un aspecto a considerar ya que muchos expertos consideran que la economía de la zona euro crecerá una vez que la pandemia termine.

Si algo así sucede, se incrementará la inflamación, y como resultado, el Banco Central Europeo podría subir las tasas de interés para combatirla. Un efecto de ello sería que el Euríbor comience a subir.

En consecuencia, tener una hipoteca variable referenciada al Euríbor no sería algo muy conveniente. Esto se debe a que el tipo de interés se incrementaría, y con ello también subirán las cuotas de pago.

Por el contrario, quienes contrataron una hipoteca a tipo fijo, se mantendrían pagando la misma mensualidad. Incluso, estas cuotas podrían ser más bajas en función del aumento del Euríbor.

¿Qué es lo más conveniente? Hipoteca fija o Variable

Debido a que no conocemos lo que sucederá realmente en los próximos años, lo más conveniente es contratar una hipoteca considerando nuestra tolerancia al riesgo y el plazo para devolver el préstamo.

Por ejemplo, si nuestra intención es cancelar la hipoteca en un plazo corto, las hipotecas tipo variable tienden a ser una mejor alternativa. Debido a que gran parte de los intereses se pagan durante los primeros años, una posible subida del Euríbor no afectaría demasiado.

En caso de que consideres amortizar un préstamo hipotecario en el largo plazo, debes considerar tu tolerancia al riesgo. Si optas por pagar lo mismo, una hipoteca a tipo fijo puede ser la mejor opción.

Si por el contrario lo que quieres es pagar cuotas baratas en el corto plazo, las hipotecas variables se convierten en una alternativa interesante. En cualquier caso, lo más importante es asegurarse de obtener una hipoteca con las mejores condiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *