Ventajas y desventajas de declararse en bancarrota

Declararse en bancarrota: ventajas y desventajas de la bancarrota

Declararse en bancarrota o presentar una propuesta de consumidor para salir de tus deudas tiene sus ventajas y desventajas. Es un hecho que esta no es la mejor opción para todo el mundo, aunque en situaciones especiales puede ser la única alternativa.

En cualquier caso, el objetivo de este artículo es ayudarte a sopesar los beneficios y las desventajas de declararse en quiebra. De esta manera podrás tomar una decisión basada en información.

¿Es buena idea declarase en bancarrota?

Como se mencionaba anteriormente, la quiebra no es para todos, pero hay ocasiones en las que es la mejor opción. Las siguientes son algunas de las ventajas más importantes de declararse en bancarrota:

Ventajas:

  • La “suspensión automática” que ofrece la Ley de bancarrota e insolvencia es la ventaja más significativa de la quiebra sobre muchas otras opciones informales de alivio de la deuda. Esto significa que no habrá más embargos salariales, no más tratos con agencias de cobranza y no más amenazas de demandas.
  • Otra de las ventajas de declararse en bancarrota es que se trata de un proceso rápido y sencillo. Se puede completar un cuestionario personal en poco tiempo. En la gran mayoría de los casos, se otorgará un descargo automático después de 9 meses.
  • Además de lo anterior, la bancarrota es también la opción más barata. Si no tienes activos no exentos y no tienes que pagar ingresos excedentes, declararse en bancarrota puede ser menos costoso que las opciones alternativas.

Desventajas

También existen algunas desventajas de declararse en bancarrota, incluyendo las siguientes:

  • Una de las principales desventajas de declararse en bancarrota es que no todas las deudas se eliminan. La pensión alimenticia, la manutención de los hijos, las multas y algunos préstamos universitarios no están cubiertos por la quiebra. Tampoco se toman en cuenta las deudas garantizadas como las hipotecas.
  • Otra desventaja es que se pierden activos no esenciales. En otras palabras, la quiebra tiene un impacto en los activos que conservas o pierdes. Si eres dueño de una casa, tienes inversiones o tienes otros activos no exentos, el Fiduciario deberá venderlos y distribuir el dinero a los acreedores. Durante el proceso de quiebra, también perderás cualquier declaración de impuestos.
  • Declararse en bancarrota también tiene un efecto negativo sobre el crédito. Una vez que te declaras en quiebra, aparecerá un registro de este proceso en tu informe crediticio durante 6 años. También te quitarán todas tus tarjetas de crédito.
  • Si tienes el control del dinero o de los fondos fiduciarios, declararse en quiebra puede tener un impacto en tu trabajo. Además, en muchos lugares está prohibido ser director de una empresa en situación de quiebra.

¿Deberías declararte en bancarrota?

Si bien declararse en bancarrota tiene un costo, si recibes llamadas de acoso de los acreedores, enfrentas un embargo de salario o no puedes pagar tus obligaciones en su totalidad, la bancarrota puede ser una buena opción para ti.

¿Cuándo declararse en bancarrota?

  • El gobierno está embargando tus salarios.
  • No puedes solventar tus obligaciones financieras
  • Tus deudas impagas son objeto de juicios.
  • Las llamadas de cobranza no se detienen
  • Debes más dinero del que puedes pagar.

Si tienes problemas para pagar tus facturas, es buena idea buscar asesoramiento sobre cómo declararse en quiebra y si esta es la mejor opción para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *