¿Cómo evitar el fraude financiero?

Fraude financiero: ¿Cómo evitarlo y proteger tu dinero?

Podrías perder los ahorros que tanto te costó ganar si eres víctima de un fraude financiero. Comprender cómo proteger tus ahorros y activos es un aspecto importante de una buena gestión financiera.

Desafortunadamente el riesgo de un fraude financiero existe en prácticamente cualquier tipo de negocio. Ya sea que quieras invertir en el sector inmobiliario, o comprar viviendas como inversión.

¿Cómo evitar el fraude financiero y proteger tus ahorros?

A continuación te compartimos una serie de recomendaciones de seguridad financiera para evitar ser víctima de un fraude financiero.

Protege tu información personal

Tus datos de usuario, contraseñas y números PIN tienen una alta prioridad de seguridad. Puedes utilizar esta información para obtener dinero y activos de tus bancos e inversiones. Por lo tanto, debes asegurarte de mantener toda esa información privada y segura. También debes cambiar tus contraseñas y números PIN de forma regular.

Además, nunca debes revelar tu información personal a extraños. Los bancos y las firmas de corretaje, así como la policía, nunca te llamarían para pedirte tus contraseñas y códigos PIN. Tampoco te enviarán correos electrónicos con enlaces sospechosos.

Seguridad en línea

Con el advenimiento de la banca, el comercio y las transacciones en línea, Internet se ha convertido en un terreno de caza favorito para los estafadores. Las tácticas comunes que se utilizan para obtener tu información de banca online incluyen sitios web fraudulentos y correos electrónicos falsos.

Tus propios hábitos en línea pueden ayudarte a evitar ser víctima de un fraude financiero. Solo tienes que asegurarte de tener instalado un sistema operativo y navegador web recientes. También debes utilizar un software antivirus más actualizado para proteger tu ordenador y dispositivos móviles.

Mantente atento a las estafas

Ten cuidado con las artimañas y los engaños en los que ya han caído muchos. Presta atención a los mensajes de prevención de estafas y comparte esa información con las personas que no leen periódicos ni ven televisión, especialmente con los ancianos, que son un objetivo común de los estafadores.

Ten cuidado con las transferencias de dinero

El tipo de fraude financiero más común es la suplantación de identidad. Alguien o una institución puede acercarse a ti diciendo que representa a una empresa financiera o al gobierno, pero en realidad quieren extorsionarte. Los estafadores pueden comunicarse por teléfono, correo electrónico o mensajes de texto.

No confíes en el identificador de llamadas de tu teléfono, ya que los estafadores pueden utilizar la tecnología para hacer que sus llamadas parezcan ser de empresas u organizaciones reales.

Comprueba que sean quienes dicen ser, especialmente si te piden información personal o dinero. Puedes verificar su legitimidad poniéndote en contacto con la institución correspondiente.

No te dejes impresionar por los altos rendimientos

Un alto rendimiento de tu inversión suele ser demasiado bueno para ser verdad. Los estafadores confían en la avaricia de los inversores que se sienten atraídos por ganancias rápidas y agresivas, en la mayoría de los casos de fraude financiero.

Los esquemas piramidales y Ponzi, las inversiones no registradas, los pagarés, los productos básicos y otros fraudes financieros, con frecuencia explotan las “altas ganancias” para inducirte a invertir en negocios fraudulentos.

Por ello es importante saber con quién estás trabajando, e invertir solo con intermediarios financieros regulados, como bancos, casas de bolsa y asesores financieros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *