Archivo del Autor: Susa

Qué es subrogar una hipoteca

Subrogar una hipoteca: ¿Qué significa y qué tipos de subrogación existen?

Subrogar una hipoteca es un término relacionado con la novación hipotecaria. En otras palabras, es un tipo de modificación que se realiza respecto a alguno de los factores o condiciones del préstamo hipotecario.

La gente a menudo piensa que cuando firman una hipoteca, o incluso un préstamo, nada de lo que refleja el contrato se puede modificar. Sin embargo, la realidad es que no es así, de hecho, se pueden realizar cambios, y por lo general para bien.

¿Qué es subrogar una hipoteca?

Como se ha mencionado, la subrogación de una hipoteca es un tipo de novación que permite modificar algún factor o condición del préstamo hipotecario. Específicamente, la subrogación de un préstamo hipotecario puede ser de deudor o acreedor.

Tipos de subrogación hipotecaria

A continuación detallamos cada uno de los tipos de subrogación de hipoteca:

Subrogación de deudor

Es un tipo de subrogación que se presenta cuando se modifica el titular del préstamo, es decir, el deudor. La mayoría de las veces sucede en operaciones de compraventa. Por ejemplo, al comprar una vivienda que esta hipotecada a una promotora, el comprador es ahora quien debe ese dinero al banco.

Una vez que se lleva a cabo esta solicitud de subrogar una hipoteca, la entidad bancaria es la encargada de aprobar la modificación. Antes de que esto suceda, el banco realiza un estudio de riesgo al nuevo deudor, con el objetivo de comprobar que puede pagar la deuda hipotecaria.

Subrogación de acreedor

En este caso, es una subrogación de hipoteca que sucede cuando se cambia la hipoteca de un banco a otro. En otra palabras, lo que se cambia es el banco al que se le debe pagar la hipoteca.

A diferencia de la subrogación de deudor, con la subrogación de acreedor no es necesario solicitar permiso al banco para cambiar la hipoteca. Lo único que se requiere es que el banco al que deseas trasladar el préstamo hipotecario lo acepte.

Beneficios de cambiar la hipoteca de banco

Al subrogar una hipoteca al acreedor se obtienen algunas ventajas que vale la pena considerar. Básicamente son dos los principales beneficios de la subrogación hipotecaria:

Mejorar las condiciones

Al subrogar una hipoteca para cambiar de banco se pueden mejorar las condiciones del préstamo hipotecario. Es decir, cuando se cambia la hipoteca de una entidad a otra, por lo general se hace debido a que el otro banco ofrece mejores condiciones, o una rebaja en los intereses.

Negociar con el banco actual

La subrogación de un préstamo hipotecario también puede ocasionar que tu banco actual realice una contraoferta para que mantengas la hipoteca. Por lo tanto, la ventaja es que se tiene poder de negociación ante el banco, lo que al final se traduce en un reajuste de las condiciones de la hipoteca.

Cabe mencionar que el cambio de hipoteca de un banco a otro surgió como una iniciativa del gobierno con la finalidad de fomentar la competencia entre los bancos. Además, con este tipo de subrogación hipotecaria, los titulares se benefician de conseguir mejores condiciones en su hipoteca, sin tener que cancelarlo y formalizar una nueva hipoteca.

refinanciación-de -deuda

Refinanciación de deuda: ¿Qué es, cuáles son los requisitos y los gastos?

Es un hecho que no siempre existen las condiciones óptimas para liquidar nuestras deudas en los plazos establecidos. Cuando algo así sucede, es fundamental considerar las opciones disponibles. Una de las más recomendables es la refinanciación de deuda.

Más allá de que una novación hipotecaria te puede ayudar con mejores condiciones, son varios los beneficios de refinanciar una deuda. A continuación te hablamos sobre en qué consiste dicho procedimiento, los requisitos que se deben cumplir, así como los gastos que hay que cubrir.

¿Qué es la refinanciación de deuda?

La refinanciación o reunificación de deuda, como también se le conoce, es un trámite mediante el cual el banco agrupa nuestras deudas. Es decir, consiste en solicitar a la entidad bancaria, o quien sea que nos haya prestado, unificar todas nuestras deudas, de forma que obtengamos condiciones más favorables para pagarlas.

Con frecuencia, es más conveniente agrupar las deudas, y pagar una sola cuota. En otros casos, es posible que se tengan nuevos requerimientos, como un mayor capital, un plazo más amplio, o un tipo de interés diferente.

¿En qué casos conviene hacer una refinanciación de deuda?

Básicamente existen dos situaciones en las que es conveniente solicitar la refinanciación de deuda. La primera de ella es cuando necesitamos agrupar las deudas que tenemos actualmente.

Significa que con este procedimiento se cancelan todas las deudas que teníamos, y se agrupan en una única deuda. Por lo tanto, solo pagaremos una cuota al mes. Por lo general, al negociar con el banco la refinanciación se acuerda una ampliación del plazo de pago para la deuda.

Por otro lado, la reunificación de deudas también se realiza con el objetivo de conseguir mejores condiciones con el banco. Lo que se busca es obtener un mejor tipo de interés, ampliar el plazo para pagar la deuda, o también solicitar un incremento de capital.

Requisitos para la refinanciación de deuda

  • Para solicitar la refinanciación de deuda, el requisito principal es no figurar en ningún fichero de morosos o lista de impago. Esto significa que deberás estar al corriente con todos tus pagos.
  • También es necesario que demuestres tener ingresos regulares, y que sean suficientes como para cubrir las cuotas. La mayoría de las veces se requiere que aportes un aval o algún tipo de garantía.
  • Finalmente, al solicitar la reunificación de deudas, debes justificar el motivo por el que solicitas este procedimiento.

¿Cuáles son los gastos de la refinanciación de deuda?

Si deseas agrupar tus deudas en una sola, es importante que consideres los gastos asociados con la refinanciación de deuda.

  • La refinanciación de deuda significa que estas cancelando anticipadamente un préstamo, y al mismo tiempo estas creando uno nuevo con condiciones distintas.
  • Por lo tanto, por la cancelación anticipada, es muy probable que debas pagar una comisión.
  • Además, al refinanciar deudas, es necesario formalizar la apertura de un nuevo préstamo hipotecario.
  • Lo anterior significa que deberás asumir gastos asociados como lo son la comisión por la apertura de la nueva hipoteca.
  • No solo eso, también debes cubrir todos los costes de tasación de la vivienda que estás hipotecando nuevamente.

Qué es la novación hipotecaria

Novación hipotecaria: ¿Qué es y cuáles son sus gastos?

En ocasiones los titulares de una hipoteca pueden pensar que una vez firmado el contrato, ya no es posible cambiar las condiciones. Sin embargo, esto no es del todo cierto, ya que existe una forma de conseguirlo, y es a través de la novación hipotecaria.

Por supuesto hay varios aspectos a considerar, siendo uno de los más importantes las condiciones que se pueden modificar. No solo eso, también es necesario considerar los gastos que supone el trámite de la novación de una hipoteca.

¿Qué es la novación hipotecaria?

Una novación hipotecaria es un trámite que permite al titular de un préstamo hipotecario, modificar sus condiciones. Lo anterior después de haber firmado el contrato de la hipoteca. Evidentemente, dicho procedimiento se lleva a cabo con el objetivo de lograr condiciones más convenientes para el titular del préstamo.

Por lo tanto, si actualmente no te encuentras conforme con las condiciones de hipoteca que en su momento firmaste, puedes recurrir a la novación hipotecaria. Esta es la única manera en la que puedes modificar las condiciones del préstamo hipotecario.

¿Cuáles condiciones se pueden modificar con la novación hipotecaria?

Este es un aspecto importante a tener en cuenta, ya que nos permitirá tener una idea más precisa si conviene o no este procedimiento. El punto clave en todo esto es que la novación hipotecaria te permitirá modificar cualquier condición del préstamo hipotecario, siempre y cuando el banco lo apruebe.

Las modificaciones más comunes incluyen:

  • Cambiar los titulares del contrato hipotecario, eliminando o agregando nuevos titulares.
  • También es posible modificar el tipo de interés de la hipoteca. Es decir, si tienes un tipo de interés variable, podrás cambiar a un tipo de interés fijo y viceversa.
  • Adicionalmente, la novación del préstamo hipotecario te permite ampliar el plazo de amortización. En otras palabras, el plazo para devolver el dinero.
  • No solo eso, también es posible ampliar la cantidad de dinero que has solicitado. Por lo tanto, si tienes más gastos de los que esperabas, puedes solicitar a la entidad que incremente la cantidad que inicialmente te ha prestado.

Los gastos de la novación hipotecaria

En caso de que la entidad haya aprobado tu solicitud de novación hipotecaria, y que ambas partes estén de acuerdo en las modificaciones, tienes que considerar los gastos. En consecuencia, es fundamental que calcules cuánto te va a costar modificar las condiciones de tu hipoteca. De esta manera podrás determinar sí es una buena idea llevarla a cabo.

Los gastos de una novación hipotecaria más comunes son:

  • La comisión por novación, normalmente entre el 0% y el 1% del capital que resta por pagar.
  • Además, si has decidido hacer una ampliación del capital, entonces la comisión por novación se limita al 0.1%.

Finalmente, un aspecto importante a destacar es que cuando la entidad no acepta las condiciones que deseas, siempre tienes la opción de cambiar a otro banco. Por supuesto, una entidad en el que las condiciones del préstamo hipotecario sean más convenientes.

Además, si no deseas cambiar de entidad, pero quieres que acepte alguna condición específica, es recomendable contratar otro producto financiero. Incluso domiciliar algún recibo podría ser suficiente.

Qué es el interés demora en la hipoteca

Interés demora: ¿Qué es y cuáles son sus condiciones de interés?

Desde la solicitud de un préstamo hipotecario, hasta la devolución del mismo. Existen muchos aspectos que se deben tener en cuenta para evitar posibles inconvenientes. Uno de ellos es precisamente el interés demora.

Tal como lo hicimos anteriormente con la ejecución hipotecaria. En esta ocasión queremos explicarte en qué consiste el interés de mora en el préstamo hipotecario. Te hablaremos también sobre las condiciones del interés demora.

Incluso te enseñaremos cómo calcular el interés demora. Por lo tanto, sigue leyendo y averigua todo lo más relevante sobre este tema.

¿Qué es el interés demora?

Se conoce como interés demora a la cantidad de dinero que se debe abonar para compensar el retraso en el pago de una cuota. Cabe mencionar que dicha cantidad incluye tanto el importe del préstamo, como los intereses habituales.

En otras palabras, cuando te retrasas en el pago de tus cuotas. Dicho retraso genera intereses demora. Además, no debes olvidar que al momento de firmar el contrato del préstamo hipotecario. Te comprometes a cumplir con todas las obligaciones de la hipoteca.

Por lo tanto, si no cumples con el pago de tus cuotas. Se pueden generar este tipo de compensaciones por concepto de incumplimiento. Básicamente se trata de intereses que se producen para indemnizar al banco por el retraso en los pagos.

De esta manera se le compensa a la entidad, por todos los inconvenientes que hayas generado al no pagar tus cuotas a tiempo.

¿Cuáles son las condiciones del interés demora?

Es importante tener presente que para que el banco pueda reclamar el pago del interés demora al deudor. Tienen que cumplir determinados requisitos. Entre ellos destacamos los siguientes:

  • Por un lado, que haya pasado la fecha establecida en el contrato, y que además el deudor no haya realizado el pago del dinero que debía.
  • Otra de las condiciones es que debe tratarse de una deuda monetaria. En otras palabras, que el adeudo sea dinero.
  • Finalmente también es una condición que se haya establecido en el contrato, que se deben pagar intereses en caso de que no se cumpla con el plazo.

¿Cómo calcular el interés demora?

Para calcular el interés demora veamos a continuación el siguiente ejemplo:

Supongamos que tienes una hipoteca con saldo actual de 6.000€, al 8.95% de interés ordinario, y un 2% de aumento de interés demora. La cuota a pagar, por ejemplo, 100€ de capital y 24.31€ de intereses ordinarios, el día 1 de cada mes, no fue realizada hasta después de 10 días.

Entonces, al finalizar el cuarto día del mes corriente. Una comisión de reclamación de posiciones deudoras se devenga por importe de 35€. Luego, el pago de la cuota se realiza hasta el día 11, por lo que se cobrará de la siguiente manera: primero los intereses ordinarios, luego el capital y las comisiones.

El interés demora por los 10 días de retraso ya ha sido devengado, y se liquidan en el vencimiento del día 1 del mes siguiente con la cuota habitual.

En consecuencia, el interés demora se calcula multiplicando 10.95% x 10 días x 100€, y luego dividiendo entre 360 días. Esto da como resultado 0.30 céntimos de euro.

Qué son los documentos FEIN y FiAE

¿Qué son los documentos FEIN y FiAE? ¿Cómo afectan a las hipotecas?

En esta ocasión te hablaremos sobre qué son los documentos FEIN y FiAE. También te diremos qué relación tienen con el préstamo hipotecario, y por que es muy importante que conozcas las información que contienen.

De hecho, si estas pensando en contratar una hipoteca, estos documentos deben ser de tu conocimiento. Por lo tanto, es conveniente que entiendas en qué consisten y por qué son necesarios en los préstamos hipotecarios.

¿Qué con los documentos FEIN y FiAE?

Documento FEIN

Cuando el cliente proporciona toda la información necesaria respecto a sus necesidades de financiación. También su situación actual financiera, así como sus preferencias. El banco le proporciona al cliente la información personalizada que sea requerida como una forma de dar respuesta a su solicitud de crédito.

De esta manera, el cliente puede realizar una comparativa de préstamos hipotecarios disponibles en el mercado. A dicho documento se le conoce como FEIN, y significa Ficha Europea de Información Personalizada.

Este documento, de carácter vinculante, debe entregarse sin costo alguno, junto con otros documentos a los clientes que deseen contratar una hipoteca. La entrega debe realizarse con un mínimo de 10 días de antelación.

La información que incluye este documento es la siguiente

  • El nombre del prestamista o intermediario financiero que brinda la información.
  • También las características principales del préstamo. Esto es, el capital, el importe máximo, el tipo de interés aplicable, entre otros.
  • Además especifica los costes que deben abonarse de una sola vez, así como los costes que deben abonarse de forma periódica.
  • El documento también refleja la periodicidad y la cantidad de pagos.
  • Incluye una tabla ilustrativa de reembolso.
  • También las comisiones por reembolso anticipado.
  • El servicio de reclamaciones y la entidad supervisora.

Documento FiAE

FiAE significa Ficha de Información de Advertencias Estandarizadas. Se trata de un documento de advertencias respecto a las cláusulas más importantes dentro del préstamo hipotecario.

En consecuencia, es uno de los documentos más importantes que se deben obtener si se quiere contratar una hipoteca. No debemos olvidar que muchas personas todavía hoy se enfrentan al problema de la cláusula suelo.

Respecto a la información que aparece en el documento FiAE, lo más relevante es lo siguiente:

  • El documento refleja los tipos de interés que se aplican al préstamo hipotecario.
  • Además, en caso de que el préstamo se encuentre denominado en una divisa extranjera, significa que el prestatario será quien asuma los riesgos que se derivan precisamente del tipo de cambio de la divisa.
  • Por otra parte, el documento también incluye a detalle todos los gastos que debe asumir el prestatario.
  • También incluye una clara advertencia en cuanto a si el préstamo hipotecario no tiene techo.
  • El documento también recoge todos los requisitos para que se lleve a cabo el vencimiento anticipado.
  • Asimismo, se detalla que el vencimiento puede significar que el deudor deba asumir todos los gastos que se deriven de la ejecución de la hipoteca.
  • Finalmente, el documento FiAE también indica que el prestatario esta contratando un instrumento de cobertura de riesgo de tipo de interés.

Diferencia entre hipoteca y préstamo personal

¿Hipoteca y préstamo personal es lo mismo? ¿Cuál es la diferencia?

Mucha gente se pregunta si hipoteca y préstamo personal es lo mismo. Después de todo, en ambos casos se hace una solicitud para una financiación a un banco. Luego de analizar dicha solicitud, la entidad puede o no conceder ese préstamo.

Por lo tanto, ¿qué diferencia existe entre una hipoteca y un préstamo personal? A continuación resolveremos esta duda y te diremos en qué consiste cada uno de estos préstamos, y lo que sucede cuando se incumple con las cuotas.

¿Es lo mismo hipoteca y préstamo personal?

Para comenzar es importante definir lo que es un préstamo hipotecario. Se trata básicamente de un contrato que firma una persona con el banco, cuando este último le presta dinero, que dicha persona se compromete a devolver en un determinado plazo, y en cuotas que se definen con anterioridad.

¿Cuál es la diferencia entre una hipoteca y un préstamo personal?

Si bien lo expuesto anteriormente puede indicarnos que una hipoteca es lo mismo que un préstamo personal. En realidad hay una diferencia muy importante que se debe tener en cuenta.

Sucede que la diferencia entre hipoteca y préstamo personal se encuentra en las garantías que el cliente debe aportar para que la financiación le sea concedida. Es decir, al contratar una hipoteca, siempre se debe poner como garantía de devolución un bien inmueble.

Habitualmente esto es una vivienda o un local comercial. Sin embargo, en un préstamo personal, este tipo de garantía no se requiere. Habiendo dicho lo anterior, un préstamo hipotecario esta formado por el contrato y la garantía.

  • El contrato. Es el documento mediante el cual el banco se compromete a prestar dinero al cliente. El cliente por su parte, se compromete a devolver ese préstamo bajo las condiciones reflejadas en dicho contrato. Estas son el plazo de devolución, las comisiones, intereses y las cuotas.
  • La garantía. Como se ha mencionado, la garantía es el inmueble, que de presentarse el impago, se convertirá en propiedad del banco.

¿Qué sucede cuando no se pagan las cuotas?

Cuando se trata de un préstamo hipotecario, el dinero que presta la entidad se utiliza para la compra de la vivienda o inmueble que se pone como garantía. Esto significa que la cantidad de dinero que se presta tiende a ser considerablemente más alta de la que se concede en un préstamo personal.

Además, la devolución de dicho préstamo se establece a muy largo plazo. En caso de que se presente una situación de impago. Es decir, que la persona incumpla con su parte del contrato y no pague la cantidad que debe devolver en los plazos acordados.

La vivienda o el inmueble que se ha puesto como garantía, se utilizará para que la persona responda por la cantidad que se le debe al banco.

También hay que tener presente que cuando algo así sucede, el banco se encuentra en todo su derecho de llevar a cabo lo que se conoce como ejecución hipotecaria. Este es un procedimiento judicial mediante el cual se lleva a subasta la propiedad o vivienda.

Por lo tanto, aunque puedan parecer lo mismo. Es claro que hay una diferencia importante entre hipoteca y préstamo personal.

¿Qué es una ejecución hipotecaria?

¿En qué consiste la ejecución hipotecaria y cuándo se produce?

Cuando se contrata una hipoteca la intención es devolver el préstamo en el plazo acordado. Ese es el escenario ideal para todos los titulares de una hipoteca. Sin embargo, cuando esto no es posible, existe el riesgo de que se presente lo que se conoce como ejecución hipotecaria.

Pero, ¿qué es y en qué consiste la ejecución hipotecaria? ¿cuándo se produce dicha situación? A continuación resolvemos todas tus dudas con respecto a este tema para que lo tengas en cuenta al momento de contratar una hipoteca.

¿Qué es una ejecución hipotecaria?

Una ejecución hipotecaria es un procedimiento judicial que puede llevar a cabo una entidad bancaria. Se ejecuta cuando se produce una situación de impago de una deuda garantizada con el préstamo hipotecario inmobiliario.

Sin embargo, para que el banco pueda realizar dicho procedimiento, deben constar en la escritura de la hipoteca dos requisitos fundamentales.

  1. Por un lado, que se haya determinado un valor en que se tasa el bien hipotecado.
  2. También, que conste un domicilio a efectos de notificaciones.

Cabe mencionar que se considera como el procedimiento más ágil y con mayores garantías de recobro para la entidad bancaria. Sobre todo que la ejecución hipotecaria esta dirigida directamente contra el bien hipotecado.

Por lo tanto, se procede con la subasta pública de la vivienda para satisfacer el pago del préstamo hipotecario. A dicha subasta puede acudir cualquier persona, y realizar su puja, con el objetivo de comprar esa propiedad.

¿Cuándo se produce la ejecución hipotecaria?

Se produce en el momento en el que el titular de la hipoteca, incumple en sus obligaciones de pago. Cuando esto sucede, se deben de pagar tanto el capital, como los intereses ordinarios.

Dicho impago genera que además se devenguen intereses por concepto de demora, así como otros gastos, incluyendo las comisiones por reclamación de impago. Además, cuando el incumplimiento en las obligaciones de pago, se prolonga en el tiempo, se convierte en una situación de impago grave.

Es en este momento cuando la legislación española le da el derecho al banco para instar el vencimiento anticipado del contrato hipotecario. Al presentarse este hecho, al titular de la hipoteca se le reclama jurídicamente, no únicamente por el impago de los importes vencidos en cuanto al capital e intereses.

También el capital del préstamo que haya quedado pendiente de vencimiento. Lo anterior sin perjuicio de todos esos gastos en los que incurra la entidad bancaria por verse en la necesidad de interponer el procedimiento judicial.

¿Qué sucede con el deudor hipotecario?

El titular de la hipoteca, convertido en deudor hipotecario, deberá responder con sus bienes presentes y futuros, en caso de que se presente el impago. Sin embargo, en caso de que el bien hipotecado sea titularidad de un tercero, el cual no se constituya como deudor, solo se responderá de la deuda con la vivienda.

Lo anterior no obstante que lo que se adeude por capital, así como intereses. Sea superior a la responsabilidad hipotecaria establecida en el contrato del préstamo. Si se presenta el impacto, el titular de la hipoteca puede hacer lo siguiente:

  • Pagar la deuda para liberar el bien.
  • Permitir que se lleve a cabo la ejecución.

Después de la ejecución hipotecaria, si existiera un sobrante de la venta de la vivienda, este sería para terceros.

Hipotecas Mari Carmen de ABANCA

Conoce las hipotecas Mari Carmen de ABANCA a tipo fijo y variable

En esta ocasión toca el turno de hablar de las hipotecas de ABANCA denominadas Mari Carmen. Se trata de préstamos hipotecarios que se ofrecen con atractivas condiciones, y que están disponibles tanto a tipo fijo como variable. Conoce más detalles acerca de as hipotecas Mari Carmen de ABANCA.

Si lo deseas, también puedes echar un vistazo a la oferta de hipotecas Ibercaja. Igualmente puedes conocer los detalles de las hipotecas Openbank.

¿En qué consisten las hipotecas Mari Carmen de ABANCA?

Las hipotecas Mari Carmen de ABANCA te permiten acceder a una financiación que puede ser de hasta 80% el menor valor de la tasación o la compraventa de una vivienda. Dependiendo del tipo de préstamo hipotecario que elijas, gozarás de condiciones específicas en función del tipo de interés.

Hipoteca Mari Carmen a tipo fijo

La hipoteca a tipo fijo Mari Carmen de ABANCA, se distingue por ser un préstamo hipotecario sin comisiones. No solo eso, todos los gastos de gestoría, registro y notaría, corren por cuenta del banco.

Con esta hipoteca tienes la tranquilidad de que siempre pagas la misma cuota cada mes. Sus principales características incluyen las siguientes:

  • Hipoteca a 15 años
  • TIN de 2.45%, TAE del 3.09%
  • Si se cumplen las condiciones para la tarifa bonificada, se ofrece TIN de 1.45%, TAE de 3.16%, también a 15 años.
  • Además, si contratas determinados productos vinculados, obtienes una rebaja en el préstamo de hasta 1%.
  • Esta hipoteca se puede solicitar a 15, 20 y hasta 30 años, teniendo en cuenta que se dispone de un TIN y una cuota fija todo el tiempo que dure el préstamo.

Hipoteca Mari Carmen a tipo variable

En este caso se trata de una hipoteca a tipo de interés variable. También se ofrece sin comisiones, y todos los gastos de registro, notaría y gestoría, los cubre el banco. Sus características más destacadas incluyen:

  • TIN DE 1.65% durante el primer año del préstamo.
  • Euribor +1.99% el resto de los períodos.
  • TAE variable de 2.5%.
  • Además, si se cumple con las condiciones para la tarifa de bonificación, se ofrece TAE variable de 3.09%
  • Al igual que con la hipoteca a tipo fijo, aquí también se puede mejorar el tipo de interés mediante la contratación de determinados productos vinculados.
  • Esta hipoteca se puede contratar por el plazo que mejor se adapte a tus necesidades, siendo el plazo máximo 30 años.
  • También te permite solicitar hasta el 80% del menor valor de la tasación, o el precio de compraventa de la vivienda.

¿Cómo solicitar una hipoteca Mari Carmen de ABANCA?

Si te interesa contratar una hipoteca Mari Carmen de ABANCA. Solo tienes que acceder a la página web del banco. En la sección Hipotecas, encontrarás las hipotecas Mari Carmen a tipo fijo y a tipo variable.

Cualquiera que sea la hipoteca que deseas, debes hacer clic en el botón Pide cita en tu oficina. En la siguiente página deberás ingresar tus datos personales y seleccionar la oficina del banco más cercana.

Debes proporcionar tu nombre y apellidos, NIF o tarjeta de residente, tu número móvil, además de tu fecha de nacimiento y tu código postal. Una vez hecho esto, el banco te dará una cita para que puedas contratar tu hipoteca.

Hipoteca casa eficiente de BBVA

Hipoteca Casa Eficiente, la nueva Hipoteca de BBVA

En un artículo anterior les hablamos sobre las hipotecas BBVA. Ahora, esta entidad ha lanzado un nuevo préstamo hipotecario que lleva por nombre Hipoteca Casa Eficiente. Evidentemente, es un préstamo destinado a las personas interesadas en proteger el medio ambiente.

De hecho, la nueva hipoteca de BBVA, bonifica a los clientes con más conciencia sobre la protección de nuestro entorno ambiental. Dicho préstamo ahora forma parte de los otros productos financieros sostenibles de la entidad.

¿En qué consiste la Hipoteca Casa Eficiente de BBVA?

Cabe mencionar que hasta el mes de septiembre de 2020. BBVA ha invertido alrededor de 1.400 millones de euros, únicamente en productos sostenibles. No solo eso, la entidad también ha invertido poco más de 2.800 millones de euros en productos de activo en el mercado español.

En cuanto a la hipoteca casa eficiente, la entidad esta ofreciendo un tipo de interés fijo. Además, los interesados en obtener este préstamo, se verán beneficiados con condiciones especiales.

Evidentemente, tienen que ser personas comprometidas con la sostenibilidad. Principalmente, que quieran comprar una vivienda que les proporcione la máxima eficiencia energética. Es decir, la clasificación A.

De momento no se han revelado más detalles en cuanto al porcentaje de la financiación al que se puede acceder. Tampoco se ha dicho nada respecto a los plazos, o el tipo de bonificación que recibirán las personas que contraten este préstamo hipotecario.

El objetivo de esta hipoteca casa eficiente

BBVA esta buscando que los clientes puedan adaptarse a un entorno de sostenibilidad de una forma fácil. El préstamo hipotecario casa eficiente, permitirá proteger al medioambiente, y al mismo tiempo estar preparados ante futuras crisis.

La entidad desea seguir siendo uno de los bancos líderes en cuanto a productos sostenibles que verdaderamente provoquen un cambio positivo en el medio ambiente.

El banco también hace eco de la información revelada por la Comisión Europea, respecto a que los edificios consumen el 40% de la energía en Europa. También son los responsables del 36% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Por lo anterior, BBVA ofrece este préstamo hipotecario para la compra de una vivienda que tenga la certificación A. De esta manera se estará contribuyendo a luchar contra el cambio climático.

BBVA apuesta por la sostenibilidad

También hay que destacar que BBVA considera que la sostenibilidad se ha vuelto fundamental en la recuperación de la economía, luego de lo sucedido con la pandemia de coronavirus.

En 2018, BBVA movilizó 100.000 millones de euros para financiar la sostenibilidad entre 2018 y 2025. En este mes de junio de 2020, la entidad ya había movilizado poco más de 40.000 millones de euros.

No solo eso, el banco también se ha comprometido a ser una entidad neutra en cuanto a las emisiones de CO2 durante el 2020. BBVA también se ha dado cuenta del rol importante que tiene la industria financiera en el camino hacia una neutralidad climática.

Como resultado, BBVA se ha unido a la Alianza Europea Verde, donde los gobiernos, bancos, empresas y ONGs. Buscan una solución sostenible para la crisis que esta ocasionando la pandemia de covid-19.

Claves para ahorrar en una hipoteca

¿Se puede ahorrar en una hipoteca? Te decimos cómo

El préstamo hipotecario es el mayor de los gastos fijos que puede tener una familia en España. Por ello, a menudo las personas se preguntan si se puede realmente ahorrar en una hipoteca.

Hay que tener en cuenta que al tratarse de una deuda significativa. Cualquier ahorro que se consiga, sería de gran ayuda al pagar las facturas de fin de mes. Más allá de que podemos calcular la cuota según el Euribor actual. También es importante determinar cómo ahorrar en el préstamo hipotecario.

Las claves para ahorrar en una hipoteca

Si deseas ahorrar en tu préstamo hipotecario. Es importante que tengas en cuenta todos los elementos involucrados en la hipoteca y que afectan directamente su valor. Al hacerlo podrás determinar cuáles de todos estos elementos se pueden modificar.

  • Por un lado tenemos el importe de la hipoteca, donde evidentemente, cuanto menor sea el importe del préstamo, menor será la cuota mensual a pagar.
  • También se debe considerar el plazo del préstamo. Es decir, si tienes un plazo mayor, tu cuota mensual será menor, pero terminarás pagando más importe al final.
  • En cuanto al tipo de interés. El que más se utiliza es el diferencial referenciado al Euribor, que actualmente se mantiene a la baja.
  • Tampoco hay que perder de vista las comisiones. Por ejemplo, la comisión por apertura, amortización anticipada, o la novación.
  • Otro elemento a considerar son los gastos y las vinculaciones. Aquí se incluyen la tasación, además de los productos vinculados de la hipoteca.

¿Qué hacer para ahorrar en una hipoteca?

Los elementos que describimos anteriormente se pueden modificar a través de lo que se conoce como novación. Básicamente se trata de modificar las condiciones del préstamo hipotecario.

También es posible hacerlo mediante una subrogación. En este caso se trata del cambio de la hipoteca a otra entidad bancaria. En ambos casos el titular de la hipoteca debe cubrir varios gastos que quizás no compensen las condiciones del préstamo actual.

Sin embargo, puede ser una buena opción para quienes tienen una hipoteca referenciada al IRPH o con una variable a tipo de interés alto.

En cualquier caso es fundamental investigar las opciones disponibles en la entidad. Se deben tener en cuenta todos los costes, particularmente las comisiones por novación y cancelación.

De esta manera es posible llevar a cabo una comparativa, y se podrá calcular el potencial ahorro al que se puede acceder con dichas modificaciones.

Ahora bien, con relación a la amortización anticipada para reducir la cuota mensual. La mayoría de las veces no es la opción más recomendable. Sobre todo, cuando en la actualidad se están presentando tipos de interés muy bajos.

Por supuesto, para aquellos titulares de préstamos hipotecarios anteriores al 1 de enero de 2013. La amortización anticipada si es una buena decisión. Esto es porque actualmente los titulares de estas hipotecas pueden desgravar un 15% de lo que han pagado al año.

Sin embargo, esto solo es posible siempre que el límite sea de 9.040€. En última instancia, es conveniente analizar todas las opciones para determinar si es posible ahorrar en la hipoteca, independientemente de si es a tipo fijo o variable.

Conoce las hipotecas Ibercaja y sus condiciones

Hipotecas Ibercaja, a 20 años y con financiación desde 150.000€

A continuación queremos hablarte sobre las hipotecas Ibercaja. Estos préstamos hipotecarios están disponibles a un plazo de 20 años, con un importe desde 150.000€, y con nóminas a partir de los 2.500€ al mes.

Sin duda suena bastante interesante, sobre todo porque se ofrece un interés fijo, TAE del 1.91%, TIN del 1.70% y no se cobra comisión por apertura. Además, si la vivienda que deseas es para vivienda habitual, se te ofrece una financiación de hasta el 80%.

¿Cuáles son las hipotecas Ibercaja?

Hipoteca Fácil Fija Bonificable Ibercaja

Este es un préstamo hipotecario que te permite conocer con antelación, cuál será la cuota de tu hipoteca. Se trata de una hipoteca a tipo de interés fijo, no referenciada al Euribor, la cual además es bonificable.

Esto significa que puedes disminuir el tipo de interés a pagar en base al importe de tu nómina. Sus características principales incluyen:

  • Financiación de hasta el 80%, en caso de que la vivienda sea de uso habitual.
  • También se puede solicitar un período de carencia de amortización inicial, en este caso de hasta 2 años.
  • De esta manera se tiene una cuota mensual inicial más baja, ya que se pagan solamente los intereses del préstamo hipotecario.
  • Incluso si no se cumplen los requisitos de bonificación, durante el primer año del préstamo se aplica la bonificación máxima.

Hipoteca Fácil Variable Ibercaja

Se trata de un préstamo hipotecario cuyo interés se encuentra referenciado al Euribor. En este caso, la hipoteca consta de un período de 2 años, durante los cuales se paga la misma cuota cada mes.

Una vez que concluya ese período de tiempo, las cuotas mensuales varían en función del Euribor. Adicionalmente, esta hipoteca de Ibercaja también es bonificable, por lo que puedes reducir el tipo de interés en tus cuotas en base al importe de tu nómina.

Las características principales de este préstamo hipotecario son:

  • Esta es una hipoteca que no cuenta con comisión de apertura, ni tampoco comisión de reembolso anticipado.
  • Además, los interesados pueden solicitar una financiación de hasta el 80% del valor de la vivienda. Esto siempre y cuando la vivienda sea de uso habitual.
  • También se ofrece la opción de un período de carencia de amortización inicial. Dicho período es de 2 años.
  • Lo anterior significa que durante ese período, inicialmente se tiene una cuota mensual más baja. Esto es porque únicamente se estarán pagando los intereses del préstamo.
  • En base a la nómina que se tenga, se puede reducir el tipo de interés en el préstamo hipotecario.

Aspectos a considerar

Es importante mencionar que en el caso de la nómina, su domiciliación en Ibercaja debe ser por un importe conjunto de al menos 2.500€ mensuales. Además, esta oferta es temporal, por lo que solo estará disponible hasta el 30 de noviembre de 2020.

Otro aspecto a considerar es que se requiere contratar un seguro de daños de inmueble hipotecado. Además, todos los préstamos hipotecarios aquí mencionados, están sujetos a los requisitos de concesión de riesgos que establece Ibercaja.

Por otra parte, la garantía no esta limitada al inmueble hipotecado. Esto significa que los prestatarios y los fiadores, deberán responder con todos sus bienes presentes y futuros.

Además, el plazo será a 20 años, siempre y cuando al vencimiento del préstamo uno de los prestatarios no tenga más de 75 años de edad.

hipotecas openbank

Hipotecas Openbank: Conoce las opciones disponibles

Si te interesa comprar una casa, hay varias opciones disponibles en el mercado. Por ejemplo, las hipotecas Openbank te brindan acceso a una financiación hipotecaria que puede ser a tipo variable, fija, o incluso mixta.

Cada una de estas hipotecas tiene sus propias ventajas y condiciones. Conviene analizar con cuidado estas opciones para decidir cuál es la más adecuada en función de tu situación económica actual.

Hipotecas Openbank

Adicionalmente, Openbank cuenta con un simulador de hipotecas online. Con el que puedes hacer el cálculo de hipoteca fácilmente. En cualquier caso, a continuación te compartimos las características de las hipotecas Openbank.

Hipoteca variable Openbank

  • Se ofrece un tipo de interés nominal a partir de Euribor +0.79%.
  • Por su parte, la TIN para el primer año es de 1.99%.
  • En cuanto a la TAE Variable, es de 2.19%.
  • Además, al domiciliar la nómina y contratando el seguro de hogar y sin cumplir las condiciones de bonificación. Se ofrece un tipo de interés nominal desde Euribor +1.19%.
  • El TIN durante el primer año es de 2.39%, mientras que la TAE Variable es de 2.14%.

También es importante mencionar que el tipo de interés que se aplica, varía en función del porcentaje de la financiación que se solicite.

Hipoteca Fija Openbank

  • Si se cumplen las condiciones de bonificación, se ofrece TIN de 1.30% y TAE de 1.50%.
  • Lo anterior al domiciliar la nómina y contratar el seguro de hogar.
  • Si no se cumplen las condiciones de bonificación, entonces se aplica una TIN del 1.70%, mientras que la TAE es de 1.70%.

Hipoteca Mixta Openbank

  • Si se cumplen las condiciones de bonificación, se obtiene una TIN desde 1.45% en los primeros 10 años.
  • Y desde Euribor +0% el resto de los años del préstamo.
  • Por su parte, la TAE Variable es de 1.65%, todo ello al domiciliar la nómina y contratando el seguro de hogar con Openbank.
  • En caso de que no se cumplan las condiciones de bonificación, se ofrece TIN desde 1.85% en los primeros 10 años.
  • Y desde Euribor +0.40% el resto de los años de la hipoteca.
  • La TAE Variable en este caso es de 1.85%.

Aspectos a considerar

Para hacer que todo el proceso sea más sencillo. Openbank pone a tu disposición un gestor personal que te guiará hasta que firmes la compra de tu vivienda. Además, puedes llevar a cabo tu solicitud de préstamo hipotecario, y hacer un seguimiento online.

Otro aspecto a considerar tiene que ver con la comisión por amortización total. Es decir, en los contratos de hipoteca a tipo variable, o en cualquier otro préstamo, 0.25% del capital reembolsado de forma anticipada.

Lo anterior cuando sea un reembolso total, y se lleve a cabo durante los 3 primeros años del préstamo. Por su parte, en los contratos de préstamo o tipo de interés fijo, el 2% del capital que se reembolse anticipadamente si se trata de un reembolso total.

Además, cuando este se lleve a cabo durante los primeros 10 años del préstamo hipotecario.

Por otro lado, para calcular la cuota solo se tiene que especificar el uso de la vivienda. También el tipo de vivienda, así como el lugar donde se encuentra ubicada. Igualmente se debe saber cuánto cuesta la vivienda sin impuestos e indicar cuánto dinero se necesita.