Archivo de la categoría: Hipotecas

Lo que pasa al pagar una hipoteca

¿Qué sucede cuando terminas de pagar una hipoteca? ¿Qué sigue después?

Si alguna vez te has preguntado, ¿qué sucede cuando terminas de pagar una hipoteca? En este artículo te diremos los trámites que debes realizar, una vez que pagas la última cuota de tu préstamo hipotecario.

Muchos quizás piensen que al terminar de pagar una hipoteca, el titular del préstamo queda libre de toda responsabilidad. No obstante, hay un par de trámites que se deben realizar para que la vivienda en realidad quede totalmente libre de deudas.

Esto es lo que pasa cuando terminas de pagar una hipoteca

No hay duda que cuando terminas de pagar una hipoteca literalmente te quitas un gran peso de encima. Esto es particularmente cierto considerando que has pasado muchos años pagando cuotas mensuales y realizando un gran esfuerzo económico.

La realidad sin embargo, es que cuando terminas de pagar una hipoteca, eso no significa que la vivienda haya quedado libre de cargas por completo. Algo que muchos quizás no saben, es que el préstamo hipotecario continuará apareciendo en el Registro de la Propiedad, incluso si lo has terminado de pagar.

La pregunta que surge entonces es: ¿Qué debo hacer para que una vivienda quede libre de deudas? Básicamente, cancelar la hipoteca registralmente, lo cual te explicamos a continuación.

Debes cancelar la hipoteca en el Registro de Propiedad

Cancelar la hipoteca registralmente implica llevar a cabo un trámite administrativo, a través del cual se le notifica al Registro de la Propiedad, que el préstamo hipotecario ha quedado saldado por completo. Esto se hace mediante la aportación de una serie de documentos.

Sin embargo, es importante aclarar que dicho trámite no es obligatorio, aunque se recomienda realizarlo. De hecho, si tienes pensado vender esa vivienda, cancelar la hipoteca registralmente es un trámite obligatorio. Es decir, la vivienda solo puede ser vendida una vez que quede libre de cargas.

Los trámites a realizar para la cancelación

Puedes cancelar la hipoteca en el Registro de la Propiedad de diferentes maneras. La primera de ellas, y la menos recomendable, es hacer la cancelación de la hipoteca a través del banco. La razón por la que no se recomienda hacerlo a través del banco, es porque es la forma más costosa de cancelar una hipoteca.

La opción más recomendable es cancelar la hipoteca a través de un gestor completamente independiente. El costo en este caso es mucho más bajo que hacerlo a través del banco. De hecho, mientras que con el banco la cancelación puede costarte alrededor de 1,000€, con un gestor independiente podrías pagar 500€ aproximadamente.

Además, si tu intención es vender la vivienda, una vez que terminas de pagar una hipoteca, lo ideal es realizar el trámite de cancelación registral antes de alcanzar un acuerdo con el comprador.

Si lo haces después, es muy probable que el banco del comprador exija que dicho trámite sea realizado mediante su gestoría. Pero como hemos dicho antes, esto implicaría asumir costos mucho más elevados.

Por lo anterior, siempre es mejor realizar este trámite usando un gestor independiente, o incluso hacerlo por cuenta propia. De esta manera conseguirás ahorrar dinero al cancelar la hipoteca registralmente.

Así que ya lo sabes, si terminas de pagar una hipoteca, todavía hace falta que canceles el préstamo en el Registro de la Propiedad para dejar la vivienda libre de cargas.

Hipotecas tipo variable

Hipotecas tipo variable: Cosas que debes saber antes de contratar

Es verdad que las entidades han reducido los préstamos hipotecarios a tipo fijo, sin embargo, las hipotecas tipo variable continúan siendo baratas. No debemos olvidar que el índice de referencia con el que se calcula el interés de estas hipotecas, se mantienen en mínimos históricos. De hecho, el Euríbor cerró abril en -0,484%.

A pesar de ello conviene preguntarse si dicho índice de referencia seguirá estando a la baja durante los próximos años. En todo caso es fundamental valorar la conveniencia de contratar una hipoteca a tipo variable, o en su lugar optar por una hipoteca a tipo fijo.

Lo que debes saber antes de contratar hipotecas tipo variable

Lo primero a tener en mente es que contratar un préstamo hipotecario a tipo de interés variable, es algo conveniente siempre que la economía se mantenga estancada. Bajo dicho escenario, el Banco Central Europeo mantendrá las tasas de interés bajas.

Esto lo hace con el objetivo de estimular la economía europea. Como resultado, el Euríbor se mantendrá a la baja, y con ello el tipo de interés en las hipotecas variables será más atractivo.

De acuerdo con varios especialistas, el Euríbor terminará el 2021 en -0,50%, cotizando en alrededor del -0,49% durante el próximo año. Hay quienes van más allá y predicen que el Euríbor se mantendrá a la baja hasta el año 2030.

Por otro lado, si la economía europea se recupera y experimenta un crecimiento significativo, las hipotecas tipo variable referenciadas al Euríbor dejan de ser atractivas. Es un aspecto a considerar ya que muchos expertos consideran que la economía de la zona euro crecerá una vez que la pandemia termine.

Si algo así sucede, se incrementará la inflamación, y como resultado, el Banco Central Europeo podría subir las tasas de interés para combatirla. Un efecto de ello sería que el Euríbor comience a subir.

En consecuencia, tener una hipoteca variable referenciada al Euríbor no sería algo muy conveniente. Esto se debe a que el tipo de interés se incrementaría, y con ello también subirán las cuotas de pago.

Por el contrario, quienes contrataron una hipoteca a tipo fijo, se mantendrían pagando la misma mensualidad. Incluso, estas cuotas podrían ser más bajas en función del aumento del Euríbor.

¿Qué es lo más conveniente? Hipoteca fija o Variable

Debido a que no conocemos lo que sucederá realmente en los próximos años, lo más conveniente es contratar una hipoteca considerando nuestra tolerancia al riesgo y el plazo para devolver el préstamo.

Por ejemplo, si nuestra intención es cancelar la hipoteca en un plazo corto, las hipotecas tipo variable tienden a ser una mejor alternativa. Debido a que gran parte de los intereses se pagan durante los primeros años, una posible subida del Euríbor no afectaría demasiado.

En caso de que consideres amortizar un préstamo hipotecario en el largo plazo, debes considerar tu tolerancia al riesgo. Si optas por pagar lo mismo, una hipoteca a tipo fijo puede ser la mejor opción.

Si por el contrario lo que quieres es pagar cuotas baratas en el corto plazo, las hipotecas variables se convierten en una alternativa interesante. En cualquier caso, lo más importante es asegurarse de obtener una hipoteca con las mejores condiciones.

Las Hipotecas Triodos Bank

Hipotecas Triodos Bank: ¿Variable o Mixta? ¿Cuál elegir?

A continuación te hablamos sobre las hipotecas Triodos Bank, sus principales características y sus condiciones. Los préstamos hipotecarios que ofrece esta entidad son conocidos como hipotecas verdes, y en los últimos años han ganado mucha popularidad.

Lo que ha hecho Triodos Bank es incorporar el concepto de sostenibilidad al momento de ofrecer un préstamo hipotecario. Para este banco es muy importante que los clientes compren una vivienda que disminuya considerablemente las emisiones de dióxido de carbono, y a la vez promueva el ahorro energético.

¿En qué consisten las Hipotecas Triodos Bank?

En la actualidad hay dos tipos de préstamos hipotecarios en Triodos Bank. La primera de ellas es la Hipoteca Triodos Variable, y la segunda es la Hipoteca Triodos Mixta. Veamos en qué consiste cada una.

Hipoteca Triodos Variable

Este es un préstamo hipotecario en el que el Tipo fijo en los primeros 18 meses es de 2,25% TIN, con una TAE variable de 2,70%. Después, el banco ofrece un tipo variable por el resto de vida de la hipoteca, referenciado a Euríbor diario a 12 meses + diferencial vinculado a la certificación energética de la vivienda.

En cuanto al tipo de interés de referencia, se revisará cada año, una vez que hayan transcurrido 18 meses de la hipoteca. Sin embargo, en caso de que hayan pasado los 18 meses de tipo fijo, el titular de la hipoteca mejora la eficiencia energética de la vivienda, podrá solicitar la revisión del diferencial que se aplica al préstamo.

Respecto al plazo e importe, es posible solicitar una hipoteca de hasta 30 años, siempre que al final del préstamo el cliente no supere los 70 años de edad. Actualmente se concede hasta el 80% del valor de tasación o del valor de compraventa.

Hipoteca Triodos Mixta

En este caso es un préstamo hipotecario que puede ser a tipo fijo 10 años, o a tipo fijo 15 años. Al igual que con la hipoteca a tipo variable, aquí también puedes solicitar una hipoteca de hasta 30 años, siempre que al final del préstamo no hayas superado la edad límite de 70 años.

También se concede hasta el 80% del valor de tasación, o en su lugar, el valor de compraventa, en caso de que dicho valor estuviera por debajo del valor de tasación. Cabe mencionar que para obtener esta hipoteca debes contratar otros productos.

Es decir, si quieres formalizar este préstamo hipotecario es necesario que contrates una cuenta corriente con Triodos Bank para la amortización del préstamo. También debes contratar un seguro de daños, además de un seguro de vida.

Gastos inherentes al préstamo hipotecario

En las hipotecas Triodos Bank es necesario abonar los gastos que se derivan de la tasación de la vivienda. Es decir, la entidad asumirá los gastos de comprobación registral de la vivienda, los gastos notariales, a excepción de las copias que el titular solicite, además de los gastos de registro de la hipoteca, los gastos de la gestoría y el impuesto sobre los actos jurídicos documentados.

Si bien no hay una comisión de apertura, si existe una comisión por reclamación de obligaciones impagadas, que en este caso es de 30€.

Requisitos para las hipotecas para menores de 35 años de Santander

Hipotecas para menores de 35 años con Santander: ¿Qué necesitas?

Las hipotecas para menores de 35 años ahora son una realidad gracias a Santander. De hecho, la entidad se convierte en el primer banco en España en conceder préstamos hipotecarios a menores de 35 años.

La manera en que este segmento de la población podrá beneficiarse es a través de un proyecto piloto que consiste en 1,000 préstamos hipotecarios para jóvenes. En dicho proyecto será posible acceder a una financiación de hasta el 95% del valor de la vivienda.

Así serán las hipotecas para jóvenes menores de 35 años de Santander

Las nuevas hipotecas para jóvenes menores de 35 años, están diseñadas para beneficiar a aquellos clientes con solvencia económica, pero que no han podido ahorrar el suficiente dinero. Como resultado, tendrán la oportunidad de solicitar una hipoteca para comprar su primer vivienda.

De esta manera Santander ofrece una solución a uno de las situaciones más preocupantes que enfrenta España. Es decir, la tardía emancipación, y la imposibilidad de comprar una casa teniendo menos de 35 años.

Esto es preocupante ya que de acuerdo con la información proporcionada por el Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España, únicamente el 17,3% de los jóvenes entre 16 y 29 años, se encuentran emancipados.

¿Cómo funcionan las hipotecas para menores de 35 años?

Los préstamos hipotecarios Santander para menores de 35 años serán gestionados a través de Santander SmartBank. Se le permitirá a los jóvenes menores de 35 años, comprar su primer casa, solo con aportar un ahorro inicial inferior al que usualmente se requiere para conseguir una hipoteca.

Es decir, se requerirá de un ahorro inferior al 20%. El proyecto de hecho contempla financiar hasta el 95% del menor valor entre la compraventa y la tasación de la vivienda. Lo anterior en caso de los préstamos hipotecarios estándar a tipo de interés fijo o variable, y con un plazo de devolución, de máximo 30 años.

¿Cuál es la diferencia con otras hipotecas?

Se sabe que los bancos ofrecen una financiación superior al 80% del valor de la vivienda. Sin embargo, esto aplica siempre y cuando la vivienda forme parte de la cartera del banco. Con las nuevas hipotecas para menores de 35 años de Santander, no sucede de esta manera.

Es decir, banco Santander se encargará de financiera también el producto externo, por lo que concederá no solo préstamos hipotecarios para viviendas de obra nueva, sino también hipotecas para viviendas de segunda mano. Lo anterior siempre y cuando esta vaya a ser la vivienda habitual del comprador.

Requisitos hipotecas para menores de 35 años

Si deseas solicitar una hipoteca para jóvenes menores de 35 años, debes cumplir los siguientes requisitos:

  • En primer lugar debes presentar un aval personal. Su valor estará en función del importe del préstamo, el cual se extinguirá al cabo de 5 años a partir de la formalización del préstamo.
  • También deberás superar con éxito el análisis de riesgos, así como el scoring financiero.
  • En la web de Banco Santander puedes encontrar más detalles sobre los requisitos, además de toda la información, e incluso un simulador de préstamos hipotecarios para calcular tus cuotas.

¿Qué es un comparador de hipotecas online?

¿Por qué usar un comparador de hipotecas online? ¿Qué ventajas supone?

En esta ocasión queremos hablarte sobre las herramientas online para comparar hipotecas. Básicamente te diremos las razones por las que debes usar un comparador de hipotecas online.

Una de las principales razones por las que es una buena idea usar un comparador de préstamos hipotecarios, es que la mayoría de estos servicios trabajan con los mejores bancos de España. Esto hace que sea más fácil encontrar no solo la mejor hipoteca, sino la hipoteca más adecuada para tus necesidades.

Ventajas de un comparador de hipotecas online

Algo importante a mencionar es que desde que inicias con la búsqueda de tu vivienda ideal, hasta que eliges la cada más adecuada para ti, pueden pasar muchos meses. Además, todavía debes realizar la búsqueda de financiación.

Debido a esta necesidad no solo de agilizar, sino también de simplificar el trámite, el comparador de hipotecas online se ha vuelto una herramienta muy indispensable. A través de un comparador de préstamos hipotecarios online, es posible encontrar una hipoteca que se adapte a tus necesidades y las de tu familia.

No solo eso, gracias a los comparadores online de hipotecas, también puedes obtener la ayuda de un intermediario que se encargará de llevar a cabo todos los trámites y gestiones necesarias, de manera gratuita.

Aunque en la actualidad cuentas con el simulador de hipotecas online, que te ayuda a calcular tu cuota mensual, todavía hace falta estudiar todas las alternativas disponibles. Para evitar el tener que ir de un banco a otro, el comparador de hipotecas online se encarga de analizar toda la amplia gama de ofertas de préstamos hipotecarios.

Otra ventaja del comparador de hipotecas en línea, es que resulta muy sencillo de utilizar. Todo lo que debes hacer es ingresar una serie de datos y en pocos segundos la herramienta te muestra todos los préstamos hipotecarios que mejor se adaptan a tu situación actual, tanto personal como financiera.

¿Cuánto puedes ahorrar al usar un comparador de hipotecas?

Al usar un simulador de préstamos hipotecarios online, puedes calcular las cuotas mensuales de tu hipoteca. Es decir, en cuestión de unos segundos puedes conocer cuánto dinero puedes solicitar al banco para comprar tu casa. Esto claro dependiendo de tu perfil.

También debes tener en cuenta que con un comparador de hipotecas puedes ahorrar una buena cantidad de dinero. En la actualidad, si utilizas correctamente el comparador de préstamos hipotecarios, puedes ahorrar poco más de 300€ como media.

Sin embargo, un aspecto que no debes olvidar al realizar el cálculo de hipotecas, también tienes que incluir una estimación de los gastos adicionales. Esto se debe a que, además de tener ahorrado el 20% de lo que cuesta la casa que deseas comprar, también necesitarás aproximadamente un 10% para solventar todos los costos relacionados con la formalización del préstamo hipotecario.

En consecuencia, al importe total de la hipoteca, también debes agregar una partida extra del 30% del valor de la propiedad. En cualquier caso, no olvides que antes de calcular el préstamo hipotecario, debes hacerte varias preguntas para determinar si puedes realizar la solicitud o no.

Lo anterior se debe a que los bancos no suelen prestar dinero a personas que tienen un perfil financiero de alto riesgo.

préstamo hipotecario en Estados Unidos

¿Cómo funciona un préstamo hipotecario en Estados Unidos?

Muchos se preguntan, ¿cómo funciona un préstamo hipotecario en Estados Unidos? La realidad es que en ese país, el mercado hipotecario opera de manera un poco diferente a como lo hace en muchos otros países.

Es decir, los préstamos hipotecarios se consideran papel comercial, lo que permite a los prestamistas transferirlos y asignarlos libremente. Como resultado, las instituciones financieras agrupan las hipotecas en valores que los inversores pueden comprar.

El objetivo de este plan es liberar fondos para que las instituciones financieras presten en forma de nuevas hipotecas lo antes posible. Además, la mayoría de los préstamos hipotecarios tienen tipos fijos, a diferencia de los tipos variables como el Euríbor, que son típicos en Europa y en otros lugares.

¿Cómo solicitar un préstamo hipotecario en Estados Unidos?

En los Estados Unidos, normalmente puede reunirse con un asegurador mientras solicita un préstamo hipotecario. La mayoría de los suscriptores trabajan para bancos, pero también pueden trabajar para una correduría o bróker hipotecario.

Los corredores hipotecarios no ofrecen préstamos en sí mismos, pero sí tienen conexiones con una variedad de prestamistas. Independientemente del tipo de asegurador con el que se trabaje, se realiza lo siguiente:

  • Una verificación crediticia del solicitante.
  • También se verifican tanto el empleo, como los ingresos actuales.
  • Se requiere una lista con los sitios donde se ha vivido durante los últimos 2 años.
  • También se pide un registro de las cuentas de ahorros, corrientes.

Es posible que no se solicite toda la información en ciertos casos. Dado que no tienes que justificar ninguna declaración que se hace al asegurador, ciertos préstamos se denominan doc bajo o sin nulo.

Sin embargo, estos préstamos suelen ser más costosos, pero se pueden obtener más fácilmente. También puedes recibir una autorización previa antes de presentar una oferta por una vivienda que deseas comprar. Esto acelerará el proceso y, al mismo tiempo, le demostrará al vendedor que la compra va en serio.

La mayoría de las hipotecas requieren un pago inicial. Las hipotecas tradicionales generalmente requieren un pago inicial del 20%, pero los préstamos con documentos bajos y sin documentos, usualmente requieren sumas más altas. Si presentas la solicitud, es posible que también pueda obtener un financiamiento del 100%.

¿Conviene una hipoteca en Estados Unidos?

Lo más importante a considerar si está pensando en comprar una casa en los Estados Unidos es que el mercado hipotecario es muy competitivo. Si bien las tasas de interés son comparables a las de muchos países europeos, existe una feroz competencia entre bancos y brokérs. Por eso es importante buscar un prestamista antes de decidirse por uno.

Trabajar con tu banco actual es una de las formas más sencillas de obtener una hipoteca. El proceso de solicitud de una hipoteca es relativamente sencillo, si ya tienes una relación con un banco en los Estados Unidos.

Sin embargo, puede que tu banco no te ofrezca el mejor trato posible. Los corredores hipotecarios trabajan para una variedad de prestamistas y siempre pueden encontrar las mejores ofertas.

Tratar directamente con un banco, por otro lado, a veces es menos costoso. Al negociar con un bróker hipotecario, es particularmente indispensable investigar sobre las tarifas adicionales que cobran.

¿Por qué Bankia y Caixabank se fusionan

Bankia y Caixabank se fusionan: ¿Qué significa para las hipotecas?

La noticia de que Bankia y Caixabank se fusionan se ha robado todos los reflectores, y ahora que la fusión se ha concretado, hay varios aspectos a destacar. Con la fusión, estas entidades se convierten en el primer banco español en operar un volumen de activos por encima de los 650,000 millones de euros.

No solo eso, Bankia y Caixabank ahora cuentan con más de 6,700 oficinas, y gestionan alrededor de 20 millones de clientes. Evidentemente mucho se ha dicho respecto a las implicaciones, en relación con las comisiones.

Bankia y Caixabank se fusionan y mantienen las mismas condiciones

Se ha revelado que la nueva política de cargos por servicios en cuentas, será notificada a los clientes con dos meses de anticipación. Sin embargo, parece ser que el segmento de las hipotecas experimentará la mayor afectación.

Es decir, inicialmente, Caixabank no puede cambiar las condiciones del préstamo hipotecario, con interés en un préstamo hipotecario a tipo fijo, o con tipo variable sobre el Euríbor.

Los efectos de esta fusión pueden alcanzar los productos de duración indefinida, como es el caso de las tarjetas de crédito, o incluso las cuentas corrientes. No sucede lo mismo en aquellos productos de duración determinada, como es el caso de las hipotecas.

Esto se debe a que las condiciones de las hipotecas quedan establecidas en un escrito público realizado por un notario.

Las hipotecas se volverán más caras

Cabe mencionar que tanto las cláusulas hipotecarias escrituradas, como las comisiones bancarias, los plazos de reembolso, y el tipo de interés, no pueden ser modificados de forma unilateral.

A pesar de ello, es posible que los productos contratados para conseguir mejores condiciones, si pueden experimentar alteraciones. Algo a destacar es que Caixabank sí puede modificar los costes de los productos asociados al préstamo hipotecario.

Se trataría de productos vinculados que a cambio de una mejor relación con el banco, el hipotecado puede obtener mejores condiciones en los préstamos hipotecarios. Estos serían productos como los seguros de hogar, o las tarjetas de crédito.

Es decir, productos cuyas condiciones usualmente no están incluidas en el contrato del préstamo hipotecario, y que al cancelarlos, se incrementará notablemente su coste. Además, la entidad puede aumentar los precios de renovación de las tarjetas de crédito.

Incluso puede incrementar los costes de los productos de protección, así como las comisiones de custodia, o de los fondos. En pocas palabras lo que sucede es que al final se incrementa el préstamo hipotecario.

La subrogación esta de moda

Para los clientes la subrogación es una posibilidad, sobre todo considerando que el año pasado, se ha visto cómo los bancos intentan captar préstamos hipotecarios de otras entidades.

De hecho, y de acuerdo con el INE, la cantidad de préstamos hipotecarios con modificaciones en sus condiciones que se registraron en marzo de 2020, fue de 21,462. Esto representa un 378,2% más, en comparación con el mes de enero de ese mismo año.

La buena noticia es que ante este escenario, los bancos, ante el temor de perder clientes, estén dispuestos a negociar comisiones más atractivas. Sin embargo, con la subrogación es posible ahorrar hasta 100€ mensuales.

¿Qué son las comisiones bancarias?

¿Qué son las comisiones bancarias en los préstamos?

Si quieres saber qué son las comisiones bancarias, aquí te diremos en qué consisten cuando solicitas un préstamo. En primer lugar debes saber que las comisiones que aplica un banco, son cantidades, diferentes de los intereses, que se cobran por la prestación de determinados servicios.

Estos servicios pueden ser desde la apertura de un préstamo, el estudio de una solicitud de préstamo, hasta modificar el contenido de un contrato, o incluso cancelar de manera anticipada un préstamo.

Lo que debes saber sobre las comisiones bancarias

Cabe mencionar que los bancos también pueden repercutir al cliente, todos los gastos justificados que deban pagar a terceros para poder realizar esos servicios. Por lo que respecta al importe de las comisiones, es necesario considerar lo que establece la Orden EHA/2899/2011 de 28 de octubre, respecto a la transparencia y protección del cliente de los servicios bancarios.

Dicha orden indica que las comisiones que se perciben por la prestación de estos servicios, serán las que se establezcan libremente entre el cliente y el banco. Además, los bancos están obligados a informar con antelación a los clientes, el importe de las comisiones, además del importe derivado de los gastos que igualmente vayan a repercutir.

A continuación te hablamos sobre las principales comisiones bancarias que son habituales en un préstamo hipotecario.

Comisión por apertura

Esta es una comisión bancaria que se cobra una sola vez, y por lo general, cubre cualquier coste de estudio, o concesión de la financiación, aunque no siempre es de este modo. La comisión por apertura a menudo incluyen los trámites y gestiones que son necesarios para formalizar la operación y el envío de la cantidad prestada al cliente.

La comisión por apertura frecuentemente es un porcentaje sobre el importe que se presta, mismo que se acostumbra liquidar al momento de la firma del contrato. También es importante considerar que en caso de que no se incluyan los gastos de estudio del préstamo, el banco debe hacer un desglose de estos gastos por separado.

La comisión por cambio de moneda

Cuando se trata de préstamos hipotecarios en divisas, debido a que el banco pone a disposición del cliente, el importe en euros de la financiación, el banco tiene la libertad de cobrar una comisión por el cambio a la divisa euro.

Comisión por emisión de cheque bancario

El banco también tiene la libertad de cobrar una comisión cuando el prestatario solicite que dicha entidad emita un cheque bancario a nombre de un tercero. Es decir, cuando el cliente solicita que el capital del préstamo, en el momento de la concesión del mismo, se ponga a nombre de una tercera persona.

Comisión por subrogación por cambio de deudor

Los bancos también pueden cobrarte una comisión por la subrogación por cambio de deudor. En estos casos el comprador se subroga en el préstamo que había sido concedido por el vendedor de la vivienda.

La mayoría de las veces esto tiene que ver con la compra de inmuebles nuevos, sobre todo cuando los compradores se subrogan en la parte de la financiación que se concede al promotor y que corresponde al inmueble que se ha comprado.

La moneda del préstamo qué es

La moneda del préstamo: ¿Qué es un préstamo hipotecario?

Cuando una persona contrata una hipoteca, lo normal es que realice dicha operación en la misma moneda, en la cual recibe sus ingresos, es decir, en euros. A pesar de ello, hay ocasiones en las que los bancos le ofrecen al cliente, contratar un préstamo en una divisa diferente del euro. A esto se le conoce como la moneda del préstamo.

Cabe destacar que la moneda del préstamo, supone un producto de mucha complejidad para el cliente habitual, principalmente por los riesgos asociados que en el largo plazo pueden aparecer.

¿En qué consiste la moneda del préstamo?

Algo muy importante a mencionar es que cuando el banco le ofrece al cliente, contratar un préstamo en una divisa diferente del euro, es porque en ese preciso momento, los tipos de interés en dicha moneda, son menores a los tipos de interés de las correspondientes operaciones en euros.

En consecuencia, antes de contratar una hipoteca con la moneda del préstamo, es fundamental tener en cuenta principalmente dos aspectos. Por un lado, si se trata de una hipoteca a tipo de interés variable, significa que los tipos de interés variarán a lo largo de todo el tiempo que dura el préstamo, tal como sucede en una financiación con euros.

Como resultado, la cuota se verá afectada. Y no solo eso, los tipos de interés de una divisa pueden subir, mientras que los de otra moneda bajan. El otro aspecto a tener en cuenta es que con la moneda del préstamo, las cuotas mensuales que se deben pagar, son calculadas en la moneda en la que se haya contratado el préstamo.

Por lo tanto, cada vez que deban liquidarse, se deberá comparar la divisa que corresponda, lo que significa que los pagos oscilarán en base al tipo de cambio actual de esa moneda con respecto al euro. La desventaja es que este tipo de cambio puede experimentar fluctuaciones muy marcadas a lo largo del tiempo.

¿Conviene la moneda del préstamo en una hipoteca?

Lo anterior significa que si la moneda del préstamo sube en relación al euro, las cuotas en euros subirán en la misma proporción. No obstante, para tener una cobertura con respecto a la incertidumbre que genera el tipo de cambio, los clientes pueden optar por contratar un aseguramiento del tipo de cambio.

De esta manera, el cliente conoce por adelantado, a qué tipo de cambio debe pagar las monedas que deba comprar para realizar los pagos de las cuotas. En consecuencia, al momento de considerar qué tan conveniente es la moneda del préstamo, es indispensable que se valore la operación en todo su conjunto.

Además, también es necesario tener en cuenta si un tipo de interés inicial inferior, compensa todos los riesgos que se asumirán. En el caso del banco, éste deberá informar a detalle acerca de todos los riesgos de la moneda del préstamo.

Por su parte, el prestatario también deberá constatar en el contrato que ha sido advertido por el banco acerca de todos estos riesgos. Finalmente, el banco, al momento de valorar la moneda del préstamo, además deberá considerar dichos riesgos. Debido a esto, el importe a conceder muy probablemente sea menor en comparación con el préstamo en euros.

Cuáles son los elementos de un préstamo hipotecario

Elementos de un préstamo hipotecario más importantes a considerar

A continuación te hablaremos acerca de los elementos de un préstamo hipotecario más importantes a tener en cuenta. Siempre que se trata de un préstamo por un importe considerablemente alto, hay dos aspectos fundamentales a considerar. El primero de ellos es el tipo de interés o el precio del dinero que se presta, y el otro es el plazo de devolución.

Es importante entender que los créditos hipotecarios a menudo se consideran una financiación a largo plazo. Este tipo de préstamos tienen una garantía especial para el banco o la entidad financiera que los otorga. Por lo tanto, se caracterizan por gozar de un tipo de interés más alto, en comparación a otros tipos de créditos que no tienen esta clase de garantía.

¿Cuáles son los elementos de un préstamo hipotecario?

Como se ha mencionado, un préstamo hipotecario representa para los bancos que lo conceden, una garantía extra a la garantía personal de cualquier otro tipo de financiación. Dicha garantía es precisamente la vivienda que se hipoteca, por supuesto, a favor del banco. De ahí que su nombre sea préstamo hipotecario.

En consecuencia, si se presenta un incumplimiento en el compromiso de pago del cliente, el bando esta en su derecho de solicitar la ejecución de la garantía, es decir, la subasta. Lo anterior con el objetivo de recuperar el dinero prestado y que se encuentra pendiente de liquidar.

Esto sin mencionar los intereses no pagados, así como los gastos del impago, y los intereses de demora. Todo lo anterior conduce a que el cliente pierda definitivamente su vivienda. Sin embargo, a menudo esto no es suficiente para que la deuda quede cubierta.

La finalidad del préstamo hipotecario

El propósito principal de un crédito hipotecario con frecuencia es la compra de una vivienda. Sin embargo, en muchos casos, la financiación también puede destinarse a la construcción, ampliación, o rehabilitación de una propiedad.

Además, la propiedad también puede ser utilizada como vivienda habitual, o incluso como segunda residencia. Igualmente es posible que el titular de la hipoteca le de un uso comercial, como el caso de un local u oficina.

El préstamo hipotecario también puede tener como propósito, la compra de un terreno, o las promociones inmobiliarias. Cabe mencionar que muchas veces. El crédito hipotecario se utiliza con otros propósitos, incluyendo el incrementar la disponibilidad de efectivo de quien lo solicita, o incluso para reestructurar deudas en un único préstamo.

Para realizar esto, el propietario de un inmueble, ofrece dicha vivienda en garantía al banco, de tal manera que con ello puede acceder a un préstamo hipotecario. Con frecuencia se accede a mejores condiciones en cuanto al precio en comparación con otros préstamos donde no se exige la vivienda como garantía.

Aunque esto pueda parecer atractivo, es importante no perder de vista los mayores gastos de formalización de un crédito hipotecario con relación a los de un préstamo personal. También los mayores plazos de devolución de los créditos hipotecarios, que cuando se destinan a la compra de bienes de consumo, en muchos casos superan la vida útil del bien.

En definitiva siempre es importante tener en cuenta los elementos de un préstamo hipotecario, ya que tanto el tipo de interés, como los plazos de devolución pueden marcar la diferencia.

¿Cuál es la diferencia entre préstamo y crédito?

Diferencia entre préstamo y crédito: Garantías del prestamista

Cuando hablamos de financiación, dos términos a menudo se utilizan como sinónimo el uno del otro. Nos referimos por supuesto a los préstamos y a los créditos hipotecarios. Sin embargo, es importante conocer la diferencia entre préstamo y crédito, así como las garantías del prestamista.

Tanto el préstamo, como el crédito, son operaciones financieras diferentes. Sin embargo, los préstamos hipotecarios son más habituales en comparación con los créditos hipotecarios. Veamos a continuación, cuál es la diferencia entre préstamo y crédito hipotecario.

¿Cuál es la diferencia entre préstamo y crédito hipotecario?

En primero lugar hablemos sobre lo qué es un préstamo, el cual se define como un producto bancario que posibilita al solicitante, es decir, al prestatario, accede a cierta cantidad de dinero o capital, a través de un banco, al que se conoce como prestamista. El prestatario se compromete a devolver la cantidad prestada, además de los intereses que correspondan. Esto se hace generalmente en cuotas mensuales.

Por su parte, el crédito es también un producto financiero, solo que en este caso le permite al acreditado, disponer de una determinada cantidad de dinero concedido por el banco, conforme lo va necesitando. Puede disponer de cualquier cantidad hasta el determinado límite del crédito concedido, así como en cualquier momento a lo largo del plazo acordado.

En este caso, el acreditado esta obligado a devolver la cantidad dispuesta, además de los intereses y las comisiones bancarias. Hará esto en los plazos acordados, además de que puede devolver la cantidad de crédito concedido parcial o totalmente.

Las garantías del prestamista

Si hay algo que distingue a los préstamos hipotecarios de cualquier otro tipo de financiación es la garantía específica, que es adicional a la garantía personal. Esta garantía es que la que se pone a disposición del banco, y habitualmente es la propia vivienda.

Cabe destacar que la existencia de la garantía hipotecaria posibilita que la entidad crediticia brinde un plazo de devolución, además de un tipo de interés, por debajo del que ofrecen otros tipos de financiaciones.

A pesar de ello, como contraparte, tiene la posibilidad de que el banco, en caso de que se presente una situación de impago, cobre toda o parte de la deuda, a través de la venta del inmueble, o lleve a cabo lo que se conoce como ejecución de garantía hipotecaria.

Sin embargo, cabe aclarar que durante todo el tiempo que dura el préstamo del inmueble hipotecado, la vivienda es propiedad del prestatario. Por lo tanto, el prestatario puede vender esta vivienda, alquilarla, o incluso también puede hipotecar dicho inmueble.

Lo anterior siempre que el prestamista no se vea perjudicado por cualquiera de las operaciones antes mencionadas. En cualquier caso, en la escritura tiene que especificarse el carácter habitual o no de la propiedad. Esto puede ser muy importante, no solamente en términos fiscales, sino también en caso de que se presente una situación de impago, al momento de la ejecución de garantía hipotecaria.

También es fundamental saber que en gran parte de los préstamos hipotecarios, la garantía hipotecaria en realidad no limita la responsabilidad del prestatario con respecto al valor del inmueble.

¿Se puede alquilar una vivienda hipotecada?

Alquilar una vivienda hipotecada: ¿Se puede o existen problemas?

Ante la situación actual de crisis sanitaria y económica, muchos se han planteado la idea de alquilar una vivienda hipotecada. Es decir, alquilar un piso hipotecado como una manera de continuar pagando dicho préstamo hipotecario.

Sin embargo, antes de decidir alquilar tu vivienda hipotecada, es importante saber si al hacerlo no estarás enfrentando problemas legales. Lo cierto es que como sucede en la mayoría de los asuntos legales, nunca hay un sí o un no definitivo.

¿Se puede alquilar una vivienda hipotecada?

Para responder a esta pregunta es necesario considerar varios aspectos fundamentales que se relacionan principalmente con la escritura del préstamo. La realidad es que prácticamente todo el mundo firma sin saber lo que dice el contrato.

Esto es importante ya que en el contrato puede existir una cláusula que prohíba alquilar una vivienda hipotecada. En muchos casos dicha cláusula aparece como una restricción al arrendamiento del piso hipotecado de acuerdo al Artículo 219.2° del Reglamento hipotecario.

A pesar de ello, también se debe considerar el hecho de que el Tribunal Supremo ha declarado como cláusula abusiva dicha prohibición. La sentencia además, garantiza al arrendatario del piso, el derecho a permanecer en el inmueble arrendado durante los cinco primeros años del contrato, en el caso de existir enajenación forzosa como resultado de una ejecución hipotecaria.

Lo anterior significa que al no ser viable el principio de purga en la enajenación forzosa, el eventual rematante debe soportar alquilar una vivienda hipotecada durante un plazo. Esto, sin embargo, supone un inconveniente para el acreedor de la hipoteca.

Es decir, se reducen los licitadores, así como las posturas. Esto puede generar que se produzca un precio inferior del remate, cuando no están libre la vivienda, los licitadores saben del arrendamiento no purgable de la vivienda.

Todo depende de si existe una cláusula o no

Si tras comprobar que no existe una cláusula en el contrato hipotecario que prohíba alquilar una vivienda hipotecada, esto se puede hacer sin problemas. En caso de que exista una cláusula relacionada con dicho tema, hay que considerar otros aspectos.

Es necesario comprobar que las cláusulas que exigen las entidades, se ajusten a lo que expresa el Artículo 13 de Ley de Arrendamientos Urbanos. Además de esto, se debe tener en cuenta que el pacto de vencimiento anticipado únicamente es válido cuando se trata de arriendos dañosos.

En otras palabras, que se trate de arriendos gravosos que supongan una minoración del valor de la propiedad, en cuanto a la realización forzosa, ya sea por renta baja, o por un anticipo de rentas.

También es importante considerar que en realidad no existe un reglamento exclusivo para evaluar el valor de la renta, por lo que la posible desproporción estará en función de las condiciones de cada caso.

De hecho, en la cláusula se debe especificar el coeficiente que ajuste la reducción del valor del piso, en caso de que finalmente se alquila. En todo caso es importante saber que las cláusulas se declaran abusivas cuando limitan su aplicación al alquiler de una vivienda hipotecada.

En todo caso es fundamental investigar a fondo el contrato hipotecario para evitar cualquier problema legal.